MondoSonoro Discos

Hay bandas con las que cuesta ser honesto. No sólo eligen títulos pretenciosamente infumables sino que ofrecen tonos de móvil en la misma contraportada del disco. Y querrán que les tomemos en serio.

OCS siguen moviéndose entre muchas aguas (la balada reggae que cierra el disco me ha descolocado del todo) obligando a cualquier cronista reflexivo a preguntarse si tanto disco bien producido y ejecutado pero sin sustancia va a acabar con nosotros y/o nuestros nervios. Porque la nueva entrega de los ahora trío tiene sus momentos de entusiasmo, su par de singles enérgicos y sus habituales medios tiempos para engañar a oídos poco exigentes. Si te despistas un poco, hasta te gusta y todo. Pero, aparte de que tres temas ajenos se antojen excesivos, nuestra pequeña y miserable vida sería exactamente igual sin un nuevo disco de OCS. Y me temo que la suya propia también. Me sabe mal por la insistencia y la ilusión que ponen pero siguen sin encontrar el “mojo” que les permita dejar de ser un grupo más. Por cierto, envía OCS al 40251 para tono polifónico de “Free My Name”.

MÁS SOBRE OCEAN COLOUR SCENE

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Utilizamos cookies para mejorar nuestro sitio web y su experiencia al usarlo. Las cookies utilizadas para el funcionamiento esencial de este sitio ya se han establecido. Para obtener más información sobre las cookies que utilizamos y cómo eliminarlas, ver nuestra Política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies