Expresionismo sonoro
Conciertos / Toundra

Expresionismo sonoro

7 / 10
Bikendi Cadelo — 15-11-2021
Fecha — 14 noviembre, 2021
Sala — Teatro Arriaga Antzokia / Bilbao
Fotógrafo — Dena Flows

Toundra volvían a Bilbao, round two. La cita que estaba prevista para un enero todavía en estado de alarma y que la tormenta Filomena hizo imposible, se reubicó en una lluviosa tarde de domingo a mediados de noviembre. Fuera del Teatro Arriaga, un Bilbao oscuro y frio; dentro, un iluminado y casi lleno coliseo preparado para rodar una de las cintas más importantes de la cinematografía europea con unos invitados de lujo encargados de la parte sonora.

A primeros de 2020, la promotora madrileña “Café Kino” proponía a la exitosa banda de rock instrumental, encargarse de la reinterpretación de un clásico del expresionismo alemán, “El Gabinete del Dr. Caligari”, que celebraba los 100 años de su estreno. Lo que en un principio estaba planteado como un evento puntual, desembocó en la grabación de dicha sesión en estudio y su posterior presentación por varias ciudades del Estado a lo largo de los últimos meses. Para entender y disfrutar del espectáculo de los madrileños, merece la pena conocer el contexto del soporte sobre el que apoyan su propuesta. Año 1920, Alemania se encuentra totalmente devastada económica y moralmente tras la Primera Guerra Mundial. Un entorno perfecto para el desarrollo de lo que más adelante se ha conocido como “expresionismo alemán”. De esta época surgirán numerosos títulos que con los años pasarían a considerarse pilares fundamentales del cine, varios de los cuales fueron firmados por el director de la cinta que nos atañe, Robert Wiene. “El Gabinete del Dr. Caligari” es un filme de cine mudo de escasos 80 minutos, donde sus geométricos decorados y escenarios cumplen una función casi tan relevante como la de sus actores protagonistas. Incerteza, oscuridad y misterio dividido en 6 actos más los títulos de crédito a los que los propios Toundra añaden melodía de manera ininterrumpida.

Si la cinta alemana se caracterizaba por el nulo uso de diálogos, quién mejor que Toundra (una formación sin cantante) para añadirle una emotividad extra a la misma a través de 7 cortes donde predominan las atmosferas creadas por los guitarristas Esteban y Macón. Atrás quedaba la característica energía e intensidad que caracteriza al cuarteto en sus conciertos. En esta ocasión, los músicos forman un círculo, prácticamente a oscuras, en un extremo del escenario, dando protagonismo a los visuales que acompañan.

El casamiento entre Toundra y la creación de Robert Wiene se inicia durante los títulos de crédito con un escueto corte con melodía nostálgica, haciendo las funciones de introducción perfecta al oscuro misterio al que nos íbamos a enfrentar a partir del Primer Acto con la batuta rítmica de Alex a la batería. Con un siglo de diferencia, dudo que su director se pudiera imaginar estas melodías acompañando la obra que le trajo la fama, no obstante, a pesar del desfase temporal, por un momento llegamos a pensar que fuera la música original. Los de Madrid captan a la perfección las ideas de cada escena y así lo expresan con sus instrumentos en una métrica perfecta. A pesar de perder la menciona intensidad que les caracteriza, no dejan atrás sutiles crescendos donde, en ocasiones, el piano sustituye a la batería, marcando el ritmo sobre suaves riffs de guitarra, que, en muchas ocasiones, no dejan de traernos a la mente sus composiciones previas. Una combinación perfecta de imagen y sonido para interpretar, también mediante notas, el ritmo tenso y la continua incertidumbre que se palpa a lo largo de todo el filme.

Lo de Toundra el pasado domingo en el Teatro Arriaga no fue más que uno de esos pequeños altos en el camino que se toma la formación instrumental, como ya hiciera hace unos años con su “Exquirla” junto a Niño de Elche y que demuestra la profunda inquietud creativa del cuarteto. En 2022, y con nuevo disco bajo el brazo, volveremos a verles encima de un escenario, probablemente levantados de sus sillas y recuperando la potencia de sus riffs y la furia de sus ritmos.

Lo siento, debes estar para publicar un comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.