The Gift, rendidos ante la evidencia
Conciertos / The Gift

The Gift, rendidos ante la evidencia

8 / 10
Charly Hernández — 18-01-2012
Empresa — PSF / EsmerArte
Sala — Teatro Nuevo Lara, Madrid
Fotógrafo — Alfredo Arias


“Se salen los portugueses”
. Utilizando esta frase propiamente dicha por Nuno Gonçalves, líder y compositor de The Gift, se podría resumir todo el concierto en unas pocas palabras. Las entradas se agotaron en la primera fecha anunciada para Madrid, pero es que al poco tiempo también se agotaron para la segunda cita. Y es que no es para menos, los chicos saben hacerlo muy bien, demasiado bien. El telón enmarcaba una bonita noche mientras de fondo sonaba “Black” y se dejaban ver los músicos tras el terciopelo. Sónia Tavares aparecía bajo un halo de sobriedad (y con un elegante vestido oscuro) siguiendo la melodía vocal de la canción que abría la primera parte de un concierto muy especial, pues a parte de presentar el nuevo material de “Primavera” también iban a recrear el mismo espíritu recogido en el mismo. Ritmo sosegado al principio bajo el repertorio más reciente y ágil contoneo eléctrico y electrónico para la siguiente ronda, dedicada a “Explode”. Había que rendirse ante la evidencia; la voz profunda de Sónia se hacía cómplice del piano de Nuno en canciones como “Open Window”, realizando una absoluta afinidad conjunta que no flaqueó en ningún momento.

Y sí, el grupo sonaba a la perfección gracias a las bases principales (que no en su totalidad) sobre las que asentaba: piano, percusión y guitarra eléctrica, la cual tuvo momentos de verdadero clímax en la apabullante “Meaning Of Life”. ¿Sería “Primavera” un viaje por los sótanos del ser y de la locura? Pues muy probablemente así sea puesto que las letras y su forma de ser interpretadas seguían una suerte de hilo argumental de principio a fin. Para muestra un botón; ahí queda como ejemplo “Blindness” haciendo las veces de espina dorsal.

Bromas varias sobre resfriados y el patrocinador, así como por el estado de buena esperanza de la vocalista que, ante los extensos monólogos de Nuno, aventó con gracia: “también, si quieres, puedes presentar la canción”. De ese modo continuaba una composición muy ovacionada de título francés (“Les Tulipas De Mon Jardin”) pero de letra en inglés, dedicada para la ocasión a Madrid dispuesta a copar uno de los momentos cumbre de la noche.

Para delimitar el final de la primera mitad se desarrollaron dos interludios (“Variações Sobre Primavera I y II”) antes de que la tela rojiza y de ribetes dorados volviera a ocultar las figuras del conjunto luso cuando retumbaban ya los últimos acordes de la pieza que da título a este ultimísimo LP.

Más coloridas desfilaron las canciones del segundo bloque, pero no por ello superiores a las anteriores. Sí eran más esperadas por su familiaridad, pues “Suft Full Of Colours” y “RGB” resaltaron ese aspecto, amén de la coincidencia de los títulos con esta metáfora. Pero sin duda alguna se construyó otro camino distinto al inicial. Donde antes había una dedicación más melódica prevalecieron después las guitarras (tres), una contundente percusión y un bajo mucho más notable. “Race Is Long”, preferida por Sónia, “Made For You” y “Driving You Slow” convirtieron el grueso del tiempo en un festival antes de que “Facil De Entender” y “The Singles” levantaran las posaderas del público (incluidas las de Nuno) para finiquitar una gala de lleno absoluto a pesar del fútbol.

Un comentario
  1. I believe they were close frndies. In the pilot episode it shows them talking about there personal lives which means they had to be somewhat close. While Rick was in the hospital Shane is ultimately what saved him from getting eaten by walkers by placing the hospital bed in front of the door. Not sure why they kept him alive, he should have had his face bitten off like his friend. haha

Lo siento, debes estar para publicar un comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.