The Gift, como agua de mayo
Conciertos / The Gift

The Gift, como agua de mayo

8 / 10
Rafa Angulo — 26-03-2011
Empresa — La Folie
Sala — Teatro Tivoli
Fotógrafo — Joao Costa

Hasta el 11 de abril no estará en las tiendas españolas “Explode” (La Folie Records, 11), el nuevo trabajo de los portugueses. Sin embargo, el sábado pasado asistía a la quinta fecha que The Gift ofrecían en el teatro lisboeta, todas con lleno absoluto, para presentar un disco que los lusos esperaban como agua de mayo en medio de un convulso devenir social, económico y político.
Que The Gift son la banda más grande de Portugal a día de hoy no ha de ponerse en duda, que cuidan a sus fans como pocos es un hecho contrastado y avalado por acciones tales como que sus seguidores invidentes tengan acceso a palpar sus rostros para poder saber como son aquellos que les hacen vibrar y a los que no pueden ver, una acción de la que quien firma se enteró de casualidad, porque el alarde no es algo que The Gift lleve por bandera.
Comenzaban el concierto en medio de impresionantes juegos de luces e imágenes, y ojo, anunciando que era un concierto sostenible y respetuoso con el medio ambiente. Fácil si usan leds y energías alternativas para poner en marcha su espectáculo. La evolución de la banda ha quedado latente en este nuevo trabajo, más directo, más orgánico, más guitarrero (tres guitarras sobre el escenario) y abrazando sonidos cercanos a Arcade Fire, The Go! Team, The Flaming Lips o Muse, si bien en algunos momentos hay partes que no llegan a definirse y se quedan entre dos aguas, entre un extraño AOR y un pop épico que no acaba de convencer. Pero el resto convence de sobra, y a quien firma le hacen claudicar cuando Sonia, una de las voces más personales que he podido disfrutar, usa el portugués para expresarse en canciones como “Primavera” o “Fácil de Entender”. La locura se desata cuando comienza a sonar “Music”, hit que firmase la banda en “AM-FM”, y explota con “RGB”, el mejor tema de su último trabajo. “La extraña “Mermaid Song” deja claro que lo raro, si bello, nos deja a más de uno a sus pies. “The Singles”, también en “Explode”, se hace corta, incluso cuando son doce minutos de cambios constantes. El Tivoli parecía venirse abajo cuando se despedían del público, un auditorio que a base de patear sin mesura el suelo del teatro conseguía que la banda saliese de nuevo al escenario para, como se estilaba hace años, repitiesen el single, la adictiva “RGB”, ya con mil personas levantadas de sus asientos y dando rienda suelta a todo el baile que unas butacas habían contenido hasta ese momento.

Un comentario
  1. Holy coscine data batman. Lol!

Lo siento, debes estar para publicar un comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.