Travesía emocional
Conciertos / Rufus T. Firefly

Travesía emocional

8 / 10
Sergio Amor Herrero — 28-02-2022
Empresa — San Miguel On Air
Fecha — 26 febrero, 2022
Sala — Jimmy Jazz Gasteiz, Vitoria-Gasteiz
Fotógrafo — Dos por Dos

Primera visita a Vitoria-Gasteiz de los madrileños Rufus T. Firefly, con su disco más reciente bajo el brazo como sólida carta de presentación. "El largo mañana" se publicó el año pasado, y desde entonces ha coleccionado parabienes y elogios por parte de crítica y público. En esta ocasión no se dejaron en el tintero ni uno solo de los temas que lo componen, ofreciendo únicamente cuatro muestras de sus grabaciones anteriores.

”Planet Caravan”, de Black Sabbath, ejerció de intro sorprendente (quizás no tanto), y dio paso a la quietud y el sosiego de “Torre de marfil”, que inició el concierto con ese destacable in crescendo que sentó las bases de una actuación que mantuvo un nivel muy notable durante toda la noche. “Tempelhof” continuó caminando por la senda abierta en la maleza psicodélica y melodiosa que moldea el particular universo creado por el grupo de Aranjuez. Los sintetizadores se desataron en “El largo mañana” y provocaron los primeros bailes entre el numeroso público que se acercó a la sala Jimmy Jazz en pleno sábado de Carnaval. Según nos contó el cantante y multiinstrumentista Víctor Cabezuelo, la costumbre de disfrazarse en tal fecha no está instaurada en Madrid, pero prometió acudir con disfraz la próxima vez que aterrice en tierras vitorianas.

Destacaron también los ritmos cálidos y acogedores de “Polvo de diamantes”, épica e intensa canción de amor realzada por su bonita letra. “Lafayette” y “Selene” son dos de las mayores apuestas ganadoras de Rufus T. Firefly, diferentes en la forma pero almas gemelas en el fondo, las dos caras de la moneda que continúa forjando la banda coliderada por Julia Martín-Maestro, quien en la primera se transformó en una especie de Diosa Kali tras la batería. Sus brazos parecían multiplicarse a medida que daba rienda suelta a esa especial forma de tocar su instrumento, muy jazzera y repleta de groove soulero. En la segunda, Víctor cantó con desesperación contenida, invocando a esa Luna siempre presente en nuestras agridulces incursiones nocturnas.

El preciosismo de “Nebulosa Jade” abrió los bises, con sus referencias a artistas que, de una manera u otra, han influido en el sonido fireflyano. Beatles, Pink Floyd, Led Zeppelin o Radiohead asomaron sus cabezas durante unos instantes para asistir a su propio y merecido homenaje. Los poderosos riffs de guitarra dotaron de una dimensión muy rockera a “Sé donde van los patos cuando se congela el lago”, hecho que se repitió en “Río Wolf”, sentido homenaje al mítico Jeff Buckley, y que cerró la velada de hora y media de duración con un desparrame de caña guitarrera que enloqueció a la entregada audiencia.

Desiertos vitales rodeando un oasis de esperanza.

Un comentario
  1. Daniel Segura 1 marzo, 2022

    Realmente son de lo mejor en el panorama nacional. Solo que esta gira está siendo para mí más descafeinada de lo que vimos en la anterior que fue lo nunca visto.
    Para empezar te obligan a tragar con todos (TODOS) los temas de su disco nuevo cuando eso no suele hacerlo ningún grupo ya que para meter temas nuevos que quizá no gusten tanto, se quedan fuera los hits que nos hicieron enamorar y acercarnos a ellos. Quizá un tanto pretencioso esperar que a la gente les gusten todos los temas.
    Y después está el hecho de que “versionan” al “nuevo” sonido (nuevo un sonido que se va escuchando desde los 70), sus hits. Es como si Queen, en su época más popera reversionara bohemian raphsody a sonidos pop!! Vale que nos hacéis escuchar todo el disco nuevo, vale que solo escucharemos 4 temas antiguos, pero al menos, que los escuchemos tal y como nos enamoraron, no?
    Bueno, son buenisimos, y en conjunto su obra es magnifica. A disfrutarlos

Lo siento, debes estar para publicar un comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.