Una vez más de la mano de IndaGlory pudimos asistir a otro evento, en este caso Hip Hop, organizado con intención de acercar y promover la música “underground” lease reggae, hip hop, dancehall, .. a un público joven en general pero también con muchas caras conocidas de la old school rap y reggae en la zona y que acudió con ganas de ver al poeta del barrio de la Magdalena Zaragozana.

La cita fué en el Kursaal donostiarra, en la sala pequeña, unas 300 personas iban accediendo al recinto a las 19:00h de la tarde. En el hall de entrada varios stands interesantes sobre el reggae, skate, cannabis, amenizados con el sound system de Revolutionary Brothers que también estuvieron vendiendo y firmando discos y camisetas.

Sobre las 19:30 tuvimos acceso a la sala en sí, despues de unos minutos Hibrido salen a escena, desde Irun, ciudad fronteriza donde siempre ha habido movimiento musical. Comienzan con fuerza y decisión los dos gemelos, Hibrido y su hermano O. Garcia, que con un estilo diferente a lo típico-clásico sorprenden. A los platos y scratches DJ Rask también desde Irún. Buenas letras y aunque les queda trabajo y rodaje ofrecieron un buen concierto.

rapsusklei-oscar_alonso_1

Tras ellos y despues de unos minutos de cambio en escena que el público aprovechó para fumar en la entrada, la banda de barcelona Flow Fanatics formada por Arecio Smith (teclados), Juan Pablo Balcázar (bajo), Toni Mena (guitarra) y Antonio Torres Vega (bateria), con buen sonido y puesta en escena arrancan con dos bases de reggae clásicas, calentando el ambiente. Desde camerinos y ya metidos en bases soul, funky, el Mc de Zaragoza arranca sus rimas y versos… Rapsusklei, alias “El niño de la selva” hizo honor a su nombre en un concierto dinámico y entretenido recorriendo su extenso repertorio de discos y maquetas. Como un torbellino de energía imparable, suelto y disfrutando de lo que hace, fue ofreciendo perlas de su primera época poeta, de su etapa con Hazhe, también muchos temas de su disco “Pandemia” así como del proyecto Tr3s Monos, también temas en los que ha colaborado con Swan Fyahbwoy y un largo etc… Una gran fluidez lírica y hecha con entusiasmo y desparpajo. Ofreció las dos caras, una divertida y fiestera y otra más introspectiva e intima. Animando al público en todo momento con botellines de agua que arrojaba en las primera filas, saltando, haciendo el pino, bajando y mezclandose entre el público y en otros momentos melancólico y reflexivo con letras elaboradas y nada fáciles que te hacen pensar. Mucho flow entre él y la banda con continuos juegos y bromas entre ellos. Un verdadero lujo poder disfrutar del show divertido y consciente, a la vez, de un habilidoso y motivado “Niño de la selva” que aunque ya no luce sus rastas hace honor a ellas.

En los bises sobre una base improvisada los músicos y Rapsus jugaron con soltura e invitaron a Hibrido a escena para el fin de fiesta. Tras casi dos horas de concierto se despiden dejando un buen sabor de boca a todos los que estabamos allí. Rapsusklei es un grande de la escena hip hop nacional e internacional y lo demostró con creces en Donosti.