Otro nuevo directo para enmarcar
Conciertos / Morgan

Otro nuevo directo para enmarcar

8 / 10
Víctor M Bustamante — 22-12-2019
Empresa — Morgan / Palacio de Festivales
Fecha — 21 diciembre, 2019
Sala — Palacio de Festivales de Cantabria
Fotógrafo — Víctor M Bustamante

Siempre es una delicia volver a compartir tiempo y espacio con la exquisita voz de Carolina “Nina” de Juan y su más que portentosa banda y este año hemos podido disfrutarlos en tres ambientes bien distintos: danzando bajo un sol castigador en el Santander Music, abrigados con sus cálidos sonidos en medio de una fuerte y fría ventisca en el Bime Festival y, de nuevo, en el regio espacio del Palacio de Festivales de Santander. Ninguna cita es igual a la anterior y en cada una apreciamos matices que se nos habían escapado en las anteriores, a pesar de compartir setlist y escenografía. Morgan pueden parecer a priori una banda de momentos reflexivos, como la bahía de la capital cántabra en un día de calma chicha, pero, cuando Nina ataca las primeras notas en su piano, la ciclogénesis explosiva se desata, desbordando sentimientos y sensibilidad, envolviendo cada recinto que les acoja ese día y consiguiendo un silencio atento que abarca hasta las últimas filas. Como preadolescentes exploradores de nuevas sensaciones abrimos nuestras mentes a sus films sonoros y el tiempo queda detenido. Con tan sólo dos trabajos publicados, el rotundo “North” (2016) y su consagración sónica con “Air” (2019), han germinado una masa madre de buenos temas que, en directo, ganan enteros a cada escucha. Con una base muy americana que bebe del country, el soul, el blues o el rhythm and blues, no hacen ascos a versiones tan, a priori, inesperadas como el “Lose Yourself to Dance” de los Daft Punk, que bien podría ser un tema más de su puño y letra, o atacan, con el castellano como arma, en himnos como “Sargento de Hierro” o “Volver”.

Arrancaron la velada con una recogida versión a tres del tema “Honey Come Home” de la banda The Head And The Heart (con Nina, Paco López – guitarra y voces – y Alejandro Ovejero – el bajo más guapo del mundo, según confesaría más tarde la vocalista -) y que era la canción que utilizaban en camerinos para calentar las voces antes de cada directo en su primera gira, y querían mostrárnosla “como una especia de mantra común y para que todos estuviésemos en el mismo punto al comenzar el concierto”, según la propia Nina . Tras un atronador comienzo con las baquetas de Ekain Elorza como truenos y los teclados de un bendecido David Schulthess, la noche seguiría entonces por dos senderos distintos, con una primera parte del show dedicada a su primer trabajo “North” y una segunda parte dedicada en este caso al disco “Air” y precedida por el clásico “Unknown Legend” de Neil Young, usada recurrentemente como sintonía para abrir sus shows pero que, en Santander, decidieron interpretar sobresalientemente en directo. En esta segunda parte, su gran amigo, y catalizador de su lanzamiento a gran escala, Quique González, cántabro por derecho propio desde hace más de una década, apareció en escena ante el delirio de los presentes y firmó un dúo de lujo en el tema “Sargento de Hierro”. No faltaría su esperado bis con un “Marry You” que comenzó como un susurro, en el que no se oía más sonido en la sala que el que surgía de la portentosa garganta de Nina, y que acabó desgarrándose la piel con el resto de la banda en una apoteosis de dimensiones bíblicas de soul, blues and funk con la sala Argenta del Palacio de Festivales de Santander completamente de pie.

La gira termina y pocas citas quedan ya de este “Air Tour”. La más inolvidable para ellos, según nos confesaba su bajista Alejandro, será sin duda la que tendrán en el marco del Teatro Real en Madrid estas navidades y que esperemos llegue a situarles por fin como lo que son, probablemente la mejor banda en directo que hay en activo en este país.

Lo siento, debes estar para publicar un comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.