Los Zigarros, saltan chispas
Conciertos / Los Zigarros

Los Zigarros, saltan chispas

8 / 10
Agapito Méndez — 10-01-2014
Empresa — Last Tour
Sala — Casino Cirsa
Fotógrafo — Liberto Peiró

Con la sala del casino de Valencia prácticamente llena, y un público ganado antes de empezar que sabía a lo que venía, es difícil salir defraudado. Y eso que el concierto empezó bastante tarde  por la inclusión de dos bandas más en el lote, El Desván y Los Igor, aunque cuando salieron los hermanos Tormo, Álvaro y Ovidi con sus guitarras, junto a Nacho Tamarit al bajo y Adrián Ribes a la batería nos hicieron olvidar rápido la espera. Desde el principio del show, que tienen más que aprendido, sin set list, sin casi mirarse ni hablarse,  se meten en el bolsillo a sus seguidores y a los que no lo son todavía, pero acuden con curiosidad y una mente abierta a verlos.

Vale que no han inventado nada, ni lo pretenden, hacen lo que saben, lo que les gusta y lo hacen bien. Disfrutan, son unos animales de directo y eso no solo se nota, sino que también se agradece. Con actitud, y unas posturas estándar que les salen naturales por los años que llevan de escenario en escenario, queda claro que lo suyo es el rock and roll con denominación de origen, basado en clásicos, pero llevado a su terreno, con sus Gibsons, Fender, batería Ludwig y amplificadores Marshall, desgranando los temas de ese su primer LP, que dentro de unos años habrá deparado unos cuantos  clásicos del rock patrio como: “Desde que ya no eres mía”, “Tras el cristal” y “Voy a bailar encima de ti”, seguidos, uno detrás de otro, en el mismo orden que en el álbum, de carrerilla, sin concesiones ni respiro, enlazándolos con la versión de Tom Petty, “You wreck me”, siguiendo con los demás cortes de su álbum, para luego tocar el “Hoochie coochie man” de Willie Dixon, que popularizó Muddy Waters, antes de afrontar la recta final con “Dispárame”, con una locura generalizada en las primeras filas.

Un bis rápido con otra versión, “Somethin' Else” de Eddie Cochran y la repetición de su hit, “Bailar”, entre apagones de luz y sonido, olor a chamusquina eléctrica y sonando solo el batería a instancias de Ovidi con un público coreando  la canción al unísono… Al final todos contentos. 

Un comentario
  1. "en el lote" ... Gracias por apoyar a los grupos locales, ni siquiera nombrarles en la crónica es todo un detallazo. ... ahhh es verdad que tenían la culpa de que tu supergrupofavorito del momento empiece tarde.

Lo siento, debes estar para publicar un comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.