Curtocircuito 2020
Conciertos /

Curtocircuito 2020

8 / 10
Javier Ramos — 14-10-2020
Fecha — 08 octubre, 2020
Sala — Capitol
Fotógrafo — Aigi Boga

El festival internacional de cine Curtocircuíto afrontaba en este 2020 la que sin duda ha sido la edición más complicada de sacar delante de las diecisiete ya celebradas, en medio de una pandemia que ha obligado a reformular la organización de un evento ya consolidado en Compostela y que ha apostado por mantener sus señas de identidad en este difícil contexto. En una capital gallega necesitada de eventos culturales, esta cita ha vuelto a ser un lugar de unión de las artes audiovisuales y en la que la música en vivo ha tenido de nuevo un papel protagonista pese a las circunstancias adversas.

El pasado día 3 de octubre, Curtocircuíto arrancaba con un pequeño acto institucional en la Sala Capitol, engalanada de nuevo para la ocasión tras meses de espera. Al término del mismo, para amenizar a los presentes que consiguieron llenar el reducido aforo del recinto, el creador Elías Merino subía al escenario para presentar su singular propuesta Synspecies, ya rodada en escenarios como el del L.E.V. el pasado 2019.

La suya fue una actuación breve, condensada, de apenas media hora, en la que bailaron sobre la gran pantalla instalada en la platea las retorcidas creaciones del artista visual esloveno Tadej Droljc, la otra mitad del proyecto. Ambos son los artífices de este espectáculo de distorsiones, ruidos industriales, electrónica contemporánea, y abstracción. Un mundo, inspirado según sus creadores en las ecologías virtuales, de líneas y objetos en blanco y negro que se agitan y deforman en el vacío al son de la música dirigida por Merino. Tan solo se rompe el predominio de estos tonos con las explosiones azules y rojas que, de forma violenta, acompañan las ráfagas sonoras lanzadas desde la mesa de mezclas por el artista en un patrón de acción y reacción que se repitió durante todo el show.

La introspección y análisis sugeridos por esta propuesta musical contrastan con la accesibilidad inmediata del siguiente concierto programado por Curtocircuíto: el del artista colombiano afincado en Madrid Julián Mayorga, también en la Sala Capitol. No por más accesible carece la música de Mayorga de aristas y lecturas, ya que sus sonidos tropicales bailables ofrecen también una mirada renovadora a la tradición latina. El joven creador de Ibagué bebe de estas fuentes para luego expandirse entre ramalazos psicodélicos, pasajes electrónicos y juegos experimentales.

El músico subió al escenario el pasado jueves 8 de octubre como un único hombre orquesta, equipado con sintetizadores, instrumentos tradicionales de percusión, micrófono y guitarra. Desde allí, fue desgranando las particularidades de su cancionero, todavía breve, y extendido con la llegada en este mes de octubre de su nuevo trabajo, del que adelantó temas como “Inmigratas”, en el que aborda sus vivencias como migrante en primera persona. En sus letras surrealistas y absurdas, plasmadas en EP como La fiesta de la transmigración caben divertidas alusiones a conflictos sociales en Colombia, elementos del folclore latinoamericano y delirios místicos; las cuales viste con su original propuesta musical.

Para el cierre definitivo de la programación musical de Curtocircuíto 2020 quedaron las interpretaciones del sábado día 11 de Amorante y Javier Díaz Ena.

Lo siento, debes estar para publicar un comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.