Biffy Clyro, tatuaje en las costillas
Conciertos / Biffy Clyro

Biffy Clyro, tatuaje en las costillas

8 / 10
Tomás Martínez — hace 6 años
Empresa — Last Tour
Sala — La Riviera, Madrid
Fotógrafo — Mariano Regidor

Siempre me fío de alguien con tatuaje en las costillas, eso no es pose, eso jode. Y mucho. Simon Neil es de esos, mucha tinta y poco postureo barato, mucho sudor y pocas camisetas, la tela le sobraba encima a él y a los hermanos Johnston desde el primer tema de su concierto en Madrid.

Empezaron a disparar con “Different People” y no dejaron de ametrallar hasta soltar veintidós balas muy bien escogidas, en su mayoría de su última arma “Opposites”, que en directo respondió como un puñetazo contra nuestras narices frías. Y es que helaba fuera, pero estos tres escoceses supieron dorarnos el lomo, devuelven cada euro de la entrada con creces. Por poner un pero diría que su violencia está demasiado controlada, ninguna canción se sale del tiesto en exceso a pesar de los aspavientos y en un directo esos errores por testosterona a veces son la salsa. Pero quizá sea yo el “bocachancla” y esa justa medida de corazón y cerebro sea una virtud.

Con “Bubbles” o “Many of Horror” como quizá mejores momentos, y una traca final de bises infalibles como “Stingin´Belle” o “Mountains” la fiesta con todas las entradas vendidas fue redonda. Y es que aparte de la herida en las costillas, me fío de un músico de guitarra sobaquera. Pensadlo… no son muchos los que tocan así, pero ese aire de “no te vayas lejos bonita, no te escapes” es de músico y no de cazador de fotos. Aunque ayer, a sus fans, Biffy Clyro les regalaron un álbum para instagram cojonudo.

Un comentario
  1. Hacia tiempo que no leia una critica tan mala.

Lo siento, debes estar para publicar un comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.