BEN HARPER
Conciertos / Ben Harper & The Innocent Criminals

BEN HARPER

1 / 10
Redacción — 01-11-1997
Fotógrafo — Archivo

Lo de éste chico con madera de rapsoda empieza a ser de estudio,con toda la taquilla agotadísima y los reventas jugando a ser elTío Gilito. El éxito estaba asegurado antes de que aparecieseen escena, y lo extraño es que, en un mundo cargado de modernidad,sorprende que una propuesta tan añeja como la que ofrece Harper tengatan buena respuesta. La ejecuta con suma pulcritud y sentimiento, pero cadauna de sus canciones tiene una línea clara que la lleva desde Hendrixa Marley, pasando por esa tradición del Delta que acabó pareciéndosea algo parecido a la música de cantautor. Sea como fuere, el triunfo de Harper fue absoluto, como bien demostróuna euforia similar a la de su histórico concierto anterior. Transportóal público desde la quietud y la sensibilidad propia de su voz yuna única guitarra, hasta la electricidad que propiciaban la presenciaen escena de los The Innocent Criminals, tres músicos gigantes quellenaban todo el escenario, añadiendo los matices necesarios paraadornar la música de Harper. Poco importó que el último disco sea un tanto irregularo que continúe con una postura similar a la de sus anteriores visitas.La fórmula Ben Harper triunfa por encima de modas, aunque sin dudael problema puede venir cuando afronte el futuro. Debe procurar innovaro simplemente será flor de un día.

Lo siento, debes estar para publicar un comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.