ALICE COOPER + The Dogs D´Amour
Conciertos / Alice Cooper

ALICE COOPER + The Dogs D´Amour

6 / 10
Don Disturbios — 16-12-2002
Empresa — Robert Mills
Sala — Palau Sant Jordi, Barcelona
Fotógrafo — Xavi Llop

La noche en que Alice Cooper desplegaba su nostálgica pesadilla en la Ciudad Condal, tras su descafeinado paso por el Doctor Music Festival del año 97, prometía más artificio que el finalmente desplegado. Cuestión de presupuesto imagino, pero también cuestión de no adaptar y endurecer una escenografía a unos tiempos en los que la inocencia brilla por su ausencia. Por eso este superviviente de los setenta despierta más sonrisas y simpatía que pasiones. Y es también por ese motivo que los viejos y resabidos trucos de feria, más propios de una audiencia adolescente que de los maduritos roqueros congregados, ni sorprenden, ni noquean. Como mucho rememoran ese final de los ochenta que alcanzaba su cenit en “Poison”. Un tema tan celebrado por el escaso público congregado, como clásicos de los setenta de su repertorio de la talla de “Under My Wheels”, “School´s Out”, “Billion Dollar Babies”, “Elected” o “No More Mr. Nice Guy”. Un respetable que disfrutó de lo lindo con la profesionalidad de una banda capitaneada por su batería, un Eric Singer (Kiss) muy en forma. Una hora y cuarenta y cinco minutos de espectáculo más propio de un parque temático que culminó con la decapitación de una sponsorizada Britney Spears y una despedida en castellano que nos felicitaba por haber sobrevivido. ¿Iría con segundas?. Por su parte Tyla y sus renovados Dogs d´Amour, demostraron estar en buena forma, pese a tener que luchar con una deficiente sonorización y cierta apatía de un público que tan solo despertó con clásicos como: “Trail of Tears”, “Drunk like me” o “How come it never rains”, así que lo mejor será volver a verlo en una sala más acorde a su propuesta y sin ejercer de segundones.

Lo siento, debes estar para publicar un comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.