Los mejores discos de hardcore y punk internacional de 2016
Especiales / The Dillinger Escape Plan

Los mejores discos de hardcore y punk internacional de 2016

Dario García Coto — 29-11-2016
Fotógrafo — Derek Sampson

Año duro

Todos sabemos que la lista de hardcore y punk suele ser una de las más controvertidas de nuestra revista. Y este año los palos vendrán del lado del punk. Si otros años se echaba en falta algo de tralla, la cosecha 2016 viene liderada por el metalcore, el screamo y el post-hardcore. Y bien repleta de viejos conocidos: The Dillinger Escape Plan, que ponen el broche de oro a veinte años de carrera con un “Dissociation” que recupera el nivel de sus tres primeras referencias; Touché Amoré, que directamente firman su mejor trabajo con un disco que late y sangra como pocos. La presencia de Every Time I Die y Norma Jean tampoco sorprende, teniendo como tienen dos de las discografías más sólidas del metalcore actual, mientras que la sangre joven llega de la mano de los mexicanos Joliette.

Cambiando de tercio, este año también se recordará por la vuelta de varias viejas glorias del punk rock: Green Day, Blink-182, NOFX, Descendents… Pero que quede claro: si incluimos a los dos últimos no es, en absoluto, por nostalgia. Tampoco lo es lo de Against Me!, firmantes de un disco redondo al que el viejo lema “lo personal es político” sienta como un guante. El emo llega de la mano de The Hotelier y los himnos hooliganeros de la de PUP, per

Año duro

Todos sabemos que la lista de hardcore y punk suele ser una de las más controvertidas de nuestra revista. Y este año los palos vendrán del lado del punk. Si otros años se echaba en falta algo de tralla, la cosecha 2016 viene liderada por el metalcore, el screamo y el post-hardcore. Y bien repleta de viejos conocidos: The Dillinger Escape Plan, que ponen el broche de oro a veinte años de carrera con un “Dissociation” que recupera el nivel de sus tres primeras referencias; Touché Amoré, que directamente firman su mejor trabajo con un disco que late y sangra como pocos. La presencia de Every Time I Die y Norma Jean tampoco sorprende, teniendo como tienen dos de las discografías más sólidas del metalcore actual, mientras que la sangre joven llega de la mano de los mexicanos Joliette.

Cambiando de tercio, este año también se recordará por la vuelta de varias viejas glorias del punk rock: Green Day, Blink-182, NOFX, Descendents… Pero que quede claro: si incluimos a los dos últimos no es, en absoluto, por nostalgia. Tampoco lo es lo de Against Me!, firmantes de un disco redondo al que el viejo lema “lo personal es político” sienta como un guante. El emo llega de la mano de The Hotelier y los himnos hooliganeros de la de PUP, pero no podemos dejar de apuntar algunas bandas más que interesantes que se han quedado fuera por los pelos como Cult Values, Letlive, Basement, Pure Disgust, Pears o The Rumjacks. Dario García Coto

Lo siento, debes estar para publicar un comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.