Los discos de mi vida por Amaia e Iñaki (Kokoshca)
Especiales / Kokoshca

Los discos de mi vida por Amaia e Iñaki (Kokoshca)

Zarata — 27-05-2021
Fotógrafo — Archivo

Los músicos navarros Amaia Tirapu e Iñaki López, fundadores de Kokoshca allá por el 2007, están de enhorabuena ya que acaban de publicar su álbum homónimo, el sexto, grabado en los estudios La Mina bajo la batuta de Raúl Pérez (leer entrevista). Nos obsequian con su selección de discos que han sido imprescindibles en su vida.

Beastie Boys “Check your head” (1992)
Disco que tiene una mezcla de todo. Punk, rap, rock. Es el disco de los Beastie Boys que contiene más incursiones por paisajes sonoros de los 70, con congas, hammonds, wah wahs y sin embargo es una banda sonora clara de los 90. Con este disco, descubrimos en la adolescencia que el rap puede ser vacilón y cañero y que se pude tocar con instrumentos clásicos, como batería, bajo y guitarras.

 

La Otra Gloria “La Otra Gloria” (2010)
Otro de los proyectos de Germán Carrascosa. Aquí dúo junto a Rocío (Sybil Vane) a la batería. Canciones que emulan paisajes visuales, guitarras blues y mucho ritmo. Una sensación pesimista en las letras que si ser un disco conceptual, marcan un estado de ánimo constante. Fotofóbico, apático, narcotizado, extraño. Es un disco urbano con una desesperada necesidad de evasión.

 

Leonard Cohen “New Skin for the Old Ceremony” (1974) 
Uno de nuestros discos favoritos de Leonard Cohen. primer disco donde introduce claramente más instrumentos como percusiones, cuerdas Su producción, el sonido de sus bajos, producido por John Lissauer y el Propio Cohen.

 

Tarantula “Esperando A Ramón” (2006)
Disco que contiene el amor por el rockabilly y el pop y donde constantemente planea la voz de Vincent Leone (una suerte entre Julio Iglesias y Toño Martín de Burning) y los coros de Joe Crepusculo. Sintetizadores y guitarras afiladas con reverb, cajas de ritmo y libertad.

 

Nosoträsh “Popemas” (2002)
Siempre nos han gustado mucho los discos donde se nota mucho la mano del productor y, en este disco de canciones de pop preciosas de corta duración, la de Ibon Errazkin se nota y mucho. Supo entender a Nosoträsh y así se unieron los dos universos pop (el de las artistas asturianas y el suyo propio) haciendo un disco dulce, juguetón y emotivo por su cotidianidad y su verdad.

 

Curtis Mayfield “Curtis” (1970)
Sexy sosegado, funk y soul. Curtis mayfield canta de maravilla con esa voz de falsete y vibrato. Las secciones ritmicas y los arreglos de vientos y cuerdas, son excelentes.

 

Nirvana “In Utero” (1993)
Nuestro disco favorito de Nirvana, producido por Steve Albini. Nos volvemos locos con canciones como Radio friendly unit shifter. Disco que son un punto de inflexión y que mostró un camino una vez que lo recorres ya es irreversible. Como diría José Agustín Goytisolo, nos picó el alacrán que ha todos pica.

 

Serge Gainsbourg “Histoire de Melody Nelson” (1971) 
Introducimos este disco en la lista porque hay que hacer justicia a Jean Claude Vannier, el verdadero artífice del álbum. Disco que demuestra que trabajar con orquesta y rock de una manera libre sin recurrir a efectismos épicos. Los bajos doblados con guitarras , los coros vocales, cuerdas, ritmos funk.,todo es genial. 25 minutos con mucho de improvisación y un concepto en las letras detrás. Probablemente hoy ese tipo de letras no tuvieran cabida en el arte por no ser políticamente correctas. Una pena.

 

Lee Hazlewood “Requiem for an Almost Lady” (1971)
Otro disco de 1971, y otro disco de menos de 25 minutos. Sabemos que las grandes canciones de Lee probablemente no estén en este álbum. Pero es un disco conceptual sobre la pérdida. Mucho country y las producciones impecables del propio hazlewood.

 

Nina Simone “Wild is the Wind” (1966) 
Nos encanta el sonido, el silencio y el aire que se respira. Lo sutil de las baterías y el contrabajo y, por supuesto, el piano entre clásico y experimental de Nina y su voz, potente y dulce. Nos encanta el sonido del disco, la mezcla y la producción y las canciones de Nina. La canción que da nombre al disco, grabada en directo en NYC, es de esas interpretaciones aue te eleva que agita y ya no te deja regresar.

Lo siento, debes estar para publicar un comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.