10 músicos eligen su “revuelta enemiga” favorita
Especiales / Los Enemigos

10 músicos eligen su “revuelta enemiga” favorita

Bruno Corrales — 18-11-2015
Fotógrafo — Óscar Carriquí

Previsto inicialmente para el mes abril, Los Enemigos se veían obligados a aplazar la presentación en Madrid de su disco de retorno  debido a problemas de salud de Fino Oyonarte, ya totalmente recuperado. El próximo 21 de noviembre llega finalmente el momento de saldar cuentas y mostrar como se merecen las canciones de “Vida inteligente”, primer álbum con repertorio original de la banda en 15 años.

Los Enemigos, referencia fundamental en la historia reciente del rock español, vuelven este sábado a La Riviera y antes hemos querido calentar motores preparando el siguiente experimento: pedimos a diez músicos afines que seleccionen y comenten una canción de cada disco de los madrileños, a modo de repaso de su extensa trayectoria. Os dejamos ya con la playlist elaborada por músicos como Xoel López, Julián Hernández y Óscar Avendaño (Siniestro Total (Siniestro Total), Adolfo Díaz (Airbag),  Jorge Martínez (Ilegales), David Krahe (Los Coronas), Íñigo Coppel, Álex Santos (Individuos), Kike Suárez y Miguel Ángel Ruiz (The Lazy Jeans).

“Tengo una casa (tengo)”

Por David Krahe (Los Coronas)

“A mediados de los ochenta pocos grupos tocaban instrumentales y ninguno tan bien como Los Enemigos, pero la ‘ferpecta’ mezcla de arte y desparpajo en ‘Tengo una Casa (tengo)’ y la adictiva ‘imferpección’ del resto de las canciones de este disco son la razón de que en mi casa hubiera antes una telecaster que una televisión”.

Tras una nueva gira australiana, Los Coronas se bajarán del escenario durante 2016 para descansar y prepara su nuevo álbum de estudio. David Krahe es uno de sus fundadores junto a Fernando Pardo, compañero de correrías en la Malasaña del Agapo y también habitual de la banda de Josele Santiago en solitario.

“Afición”

Por Julián Hernández (Siniestro Total)

“Un título perfecto, un ritmo imbatible que a mí siempre me recordó al de ‘Diggin’ My Potatoes’ (la canción de Washboard Sam que yo conocí en la versión de la banda de Muddy Waters) y una letra que apareció por primera vez en mi vida una noche de febrero de 1987, tras una dura procesión -en compañía de Josele y Samuel- por el Palentino y otros bares, al acabar la sesión del día durante la grabación del ‘De hoy no pasa’ de Siniestro Total, durante la cual decidí que las letras que teníamos que grabar al día siguiente eran una mierda y arrojé la carpeta con los originales (¡no había copia de seguridad!) a una alcantarilla, acto que sin duda horrorizó a Josele quien, ni corto ni perezoso pero sí generoso, tiró de bolígrafo y me la escribió sobre una servilleta de papel (o una hoja de libreta cuadriculada, no recuerdo bien, ¡y eso que la tengo guardada en algún sitio!) por si encajaba en alguna de las bases que ya teníamos grabadas, cosa que obviamente no ocurrió. Al año siguiente, en 1988, salió ‘Un tío cabal’, disco crucial en la historia de Los Enemigos y del rock español, incluyendo esta ‘Afición’ de recia factura y tamaña actitud como para competir de igual a igual con cualquier referencia afroamericana que se les ocurra a ustedes, y esto por no sacar a colación esa imagen de ‘despertar de rendición’ que yo creí el título de la canción cuando Josele me escribió caritativamente la letra, fuertísimo arranque para una crónica de bebedores veteranos peregrinando, con codos empapaos, por locales dispensadores de alivio para dipsómanos, cosa que ya éramos en un momento en que ambos, Josele y un servidor, estábamos en la veintena (él 22 y yo 27), y que engancha a la caída tanto como para desear volver a empezar a escuchar el disco (es la última de la cara B, recuerden, de un álbum que, por si fuera poco, está dedicado a Alberto Haro) y recordar el momento en el que Samuel, que es ciego, nos dejó boquiabiertos parando un taxi libre sin ayuda tras el tremendo desatino que supuso el lanzamiento de la carpeta con las letras a la alcantarilla que está justo delante del Palentino, pero que me propició todo un anticipo de lo que sería el despegue de Los Enemigos hacia la estratosfera”.

En su idea de lanzamientos exclusivos en formato digital, Siniestro Total publicaba este año el el corta duración “Paseando sobre el agua”. Por otro lado, Julián Hernández editaba recientemente nuevo libro, la novela “Sustancia negra”.

“Desde el jergón”

Por Íñigo Coppel

“Éramos tres amigos adolescentes que buscaban su banda de rock. Vivíamos en Algorta, el pueblo del Getxo Sound, y no entendíamos nada. Ninguno de esos grupos hablaba para nosotros… ¡Ni siquiera cantaban en nuestro idioma! Hasta que un día el tío de la tienda de discos nos enseñó la portada de ‘La vida mata’ y puso esta canción”.

Llegado a la capital como miembro de Zodiacs, Iñigo Coppel se lanzaba rápidamente en solitario para defender unas personales canciones mezcla de folk, rock & roll y poesía. En la actualidad prepara su cuarto disco, de nuevo con la producción de José Nortes.

“La otra orilla”

Por Oscar Avendaño (Siniestro Total, Oscar Avendaño & Reposado)

‘La cuenta atrás’ fue el primer disco que me compré de Los Enemigos allá por el año 91. Y creo que, a pesar de que el disco está sembrado de temazos, la canción por la cual me decidí a gastarme las perras en él fue ‘La otra orilla’, que continúa causándome el mismo efecto que la primera vez que la escuché. Ese principio, con los timbales seguidos por la guitarra y la voz de Josele, o ese solo de slide, me siguen resultando igual de evocadores que el primer día. Lo mismo me sucede con la producción de todo el disco, que si bien es ‘muy de la época’ considero que tiene un curioso atractivo. Pero yendo al meollo del asunto, lo más importante es que creo que me sigo identificando con la letra de un modo muy similar a como lo hacía entonces, a pesar de que sean otras orillas las que hoy me vienen a la cabeza. En cualquier caso, y como ellos mismos se encargaron de recalcar años después, siempre es preferible nadar a seguir contemplando la otra orilla desde la distancia…”.

Oscar Avendaño es bajista de Siniestro Total desde 2001. Paralelamente, el gallego acaba de publicar “Burro”, tercer disco en solitario firmado en esta ocasión como Oscar Avendaño & Reposado. Un disco que ha contado con la producción y colaboración de Hendrik Röver (Los Deltonos).

“Odio a los nº 1”

Por Jorge Martínez (Ilegales)

“Me quedo con ‘Odio a los nº 1’ por la violencia y energía punk de la música y, porque si no hay odio, no hay rock & roll”.

Jorge Martínez, o directamente Jorge Ilegal, tampoco necesita presentación. Tras su aventura como Jorge Ilegal y Los Magníficos, en este 2015 anunciaba el regreso de los Ilegales con nuevo disco bajo el brazo, el notable “La vida es fuego”.

Lo siento, debes estar para publicar un comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.