MondoSonoro Discos

A buen seguro, a
Jay-Z le habrían caído la mitad de palos si hubiera elegido otro nombre para su
nuevo disco en vez de recurrir a su mejor franquicia. Pero hasta ahí la
autoindulgencia, o al menos la que se presenta en un nuevo grado, ya que su
mordacidad ha ido diluyéndose con los años y los ceros en el extracto bancario.
Sus rimas más punzantes caen siempre en territorio neutral, dispara contra un
objetivo lo suficientemente abstracto como para que nadie se ofenda, nada y
guarda la ropa hasta el punto que el latigazo más celebrado de esta nueva
entrega, “D.O.A. (Death Of Auto-Tune)”, no deja verdaderas víctimas a su paso.
De hecho, es Kanye West, que convirtió el dichoso cacharro en un instrumento
más en su anterior “808’s And Heartbreak”
, quien produce la mayor parte de cortes. En cualquier caso, Jay-Z
recupera el temple después del tibio “Kingdom Come”
, concentrando sus esfuerzos en esa especie de
hip hop crossover
que
domina a la perfección y de la que hasta cierto punto se puede considerar
padre, y lo hace con la generosidad para con sus acompañantes de un Rey Midas,
estupenda Alicia Keys, disfrazada de Shirley Bassey en “Empire State Of Mind”,
y estupendo Young Jeezy.

MÁS SOBRE JAY-Z

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies