MondoSonoro Discos

Nunca una etiqueta fue tan acertada ni menos exagerada. Los del Quebec se consagran con este enorme (en todos los sentidos) disco: doble vinilo o compacto que desafía cualquier categorización. Estructurado en cuatro largas partes, “Storm”, “Static”, “Sleep” y “Antennas To Heaven”, cada cara de vinilo corresponde a un track del CD; que incluyen a su vez varios temas fundidos (no te fíes del minutaje incluido en los créditos) de puro soundscaping.

Pese a que tal extensión puede indigestársele a cualquiera, los canadienses se las apañan para no sonar hippies ni arties pese a la profusión de guitarras, violines, xilófonos, megáfonos que suenan como chelos moribundos (“Cancer Towers On The Holy Road Hi-Way”), speeches (“Murray Ostril”) y piano agotado. Un auténtico maremagnum que bebe tanto de Mike Oldfield como de Michael Nyman (“Chart #3”), tanto de Sonic Youth como del “Chill Out” de KLF y que dignifica de nuevo el crescendo como estructura creativa alejándolo de las tópicas explosiones finales que son sustituidas por formidables bajones hacia el siguiente tema (es ejemplar el tránsito de la sónica “Monheim” al fantasmagórico “Broken Windows, Locks Of Love Part III”). En resumen, el disco que esperábamos de Mogwai, el que Mercury Rev ya nunca grabarán… No sé si es rock, pero me gusta.

MÁS SOBRE GODSPEED YOU BLACK EMPEROR!
  • Anónimo

    Ingtllieence and simplicity – easy to understand how you think.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies