Zinebi, el viejo amigo siempre vuelve en otoño
Noticias / Zinebi

Zinebi, el viejo amigo siempre vuelve en otoño

Unai Alonso — 15-11-2016
Fotógrafo — Philip Seymour Hoffman (Archivo)

El festival internacional de cine documental y cortometraje de Bilbao, a celebrar entre el 18 y 25 de noviembre, llega a su 58ª edición rompiendo la barrera de las cuatro mil copias recibidas.

Si bien nace en 1959 como hermano menor del Zinemaldi donostiarra, no es hasta 1972 cuando el Certamen Internacional de Cine Documental Iberoamericano y Filipino de Bilbao (así es bautizado en un principio) vive su era más intensa. Sólo dos años más tarde recibe el reconocimiento como festival de máxima categoría competitiva en las secciones de ficción, documental y animación. Es a principios de los ochenta cuando Zinebi es asumido institucionalmente por el Ayuntamiento de Bilbao, quien se convierte en su principal benefactor hasta el presente.

Hay muchas cosas positivas y destacables en Zinebi; entre otras, tiene la habilidad de programar una semana entera llena de cine internacional a módico precio, cosa que el bolsillo agradece si lo comparamos con las tarifas de otros certámenes cercanos. Y como en todo, las hay también negativas; precisamente se echa de menos un cauce donde público, cineastas y organización puedan debatir y crecer juntos en un evento de naturaleza municipal. Mientras tanto, disfrutemos del cine que ofrece Zinebi, que es mucho y variado.

Esta edición incorpora una nueva sección en la que competirán nueve óperas pri-mas de nuevos realizadores de todo el mundo. Bajo el nombre de Zinebi First Film (ZIFF), el nuevo premio concede el máximo estímulo metálico que dispensa el Festival, la nada nimia cifra de siete mil euros. Sin duda una sección que insufla sangre fresca y que, al convertirse en el premio más destacado, de alguna forma otorga al festival un nuevo rasgo en su personalidad; el tipo de cambio que se venía reclamando. Otra de las noticias destacadas de este año es el destinatario del tradicional Mikeldi de Honor, que recaerá el 18 de noviembre en manos del director Jaime Chávarri (Madrid, 1943). El regidor madrileño es el responsable, entre otras producciones, del documental “El desencanto” (1976), uno de esos títulos poco conocidos pero que resulta extraordinariamente indispensable en la hemeroteca de cualquier cinéfilo. Una edición más, Zinebi mantiene su apoyo a realizadores vascos con la producción de un documental sobre la lucha de las mujeres en el conflicto del Astillero Euskalduna. Todo esto y mucho más en una semana llena de títulos, formatos, temáticas, duraciones y procedencias dentro de un sector, el del cine, al que cada vez le cuesta más resumirse en una definición. Y éso es lo mejor que le puede pasar.

Puedes consultar el programa de mano aquí.

Lo siento, debes estar para publicar un comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.