The Baboon Show arrasaron en el pasado Gasteiz-Calling. Su directo dejó boquiabiertos a los que asistieron a su actuación. Y es que los suecos no son unos advenedizos. Llevan ya unos cuantos años grabando discos (ocho discos en quince años). Radio Rebelde (Kidnap Music, 17) es su nuevo álbum y vienen a nuestro país una vez más para presentarlo en sociedad. Hoy están en Madrid (Wurlitzer Ballroom) para luego pasar por Zarautz (9 marzo, Putzuzulo Gaztetxea), Bilbao (10 marzo, Kafe Antzokia), Mallorca (11 marzo) y Barakaldo (17 marzo BEC! junto a Berri Txarrak).

Antes que nada, quiero preguntarte sobre el proceso de la grabación del álbum. ¿Cuánto tiempo? ¿Condiciones?
Grabamos lo básico en una semana en el bello Studio Ingrid en Estocolmo con el productor Pelle Gunnerfeldt a los mandos. Después de eso hicimos más guitarras en Studio Ingrid y voces en nuestro propio estudio Årstaberg. Al igual que en nuestros últimos álbumes, grabamos todas las canciones en vivo. Tienes una mejor sensación al hacerlo así. Llevamos los temas más preparados esta vez. A veces cambias cosas durante la grabación, pero las canciones se mantuvieron igual que en las demos previas que hicimos.
Cuando grabamos el álbum de Punk Rock Harbor creo que de alguna manera cambiamos un poco de dirección. Los primeros álbumes eran más rápidos, pero ese fue el comienzo de una nueva era para The Baboon Show. Un sonido más pesado y más seriedad en la composición de canciones. Creo que hemos mantenido el mismo estilo desde ese álbum, pero con diferencias, por supuesto.

¿Cómo ves la evolución de tu carrera profesional desde el principio hasta ahora?
Tuvimos un plan desde el principio: tocar en vivo lo máximo posible y convertirnos en uno de los mejores sobre la faz de la tierra. Hemos tenido un gran recorrido a través de los años, desde pequeñas salas y youth hostels, hasta grandes estadios, y aún estamos creciendo. Hemos cambiado un poco nuestro estilo musical, pero aún puedes escuchar a The Baboon Show, ya sea porque estás escuchando los viejos discos o bien lo nuevo. En este momento estamos muy entusiasmados con el nuevo álbum y las giras que le van a seguir.

¿Para ti lo más importante de ser músico es divertirte?
Todos necesitamos la parte de diversión, yo también. Tocar música frente a un público loco es lo mejor que sabemos hacer. Como artista también eres privilegiado por el poder de enviar un mensaje. Entonces es una situación de ganar y ganar.

En unos meses nos vuelves a visitar, ¿qué podemos esperar de tus shows? Creo que en Gasteiz Calling quedó todo el mundo muy sorprendido al respecto.
Puedes esperar el mismo rendimiento de alta energía que en Gasteiz, pero con un espectáculo nuevo y diferente. Habrá nuevas canciones en el set y algunos efectos que también son nuevos para nosotros (risas). Por cierto, Gasteiz Calling fue genial. ¡Me encantó!

¿Por qué el primer single es Same Old Story? ¿Tiene un significado especial?
Es una vieja canción de protesta sueca de la banda Knutna Nävar. Se escribió en los años setenta y la hemos estado escuchando durante años. La tradujimos al inglés y la aceleramos un poco. Resultó genial porque no es una canción típica de The Baboon Show. Es un poco diferente y pensamos que sería perfecta como primer sencillo del álbum.

Algunos de vuestros álbumes han sido producidos por Pelle Gunnerfeldt, quien ha trabajado con grupos como The Hives o Last Days Of April. ¿Cómo fue la experiencia para ti?
Ha sido genial. Pelle tiene un gran gusto cuando se trata de diferentes sonidos y esas cosas, y se le ocurren grandes ideas sobre la estructura de las canciones. Además también es muy divertido

En Lost You In A Second aparece Björn Dixgard de Mando Diao. ¿Qué puedes explicarnos sobre esa colaboración?
Con los chicos de Mando Diao solíamos pasar mucho tiempo en nuestro estudio hace algunos años. Tomamos algunas cervezas, nos reímos y jugamos a videojuegos juntos. Hemos estado hablando durante años sobre grabar algo juntos y, finalmente sucedió. Björn nos envió una canción cuando casi habíamos terminado con nuestro último álbum The World Is Bigger Than You. Nos encantó, la grabamos y terminó en este álbum. Es realmente una gran canción y Björn es uno de los mejores cantantes. Escucha el solo de guitarra de Håkan al final de la canción. ¡Magia pura!

Han pasado muchos años desde el auge del rock escandinavo con The Hellacopters, Gluecifer, Turbonegro o Backyard Babies. ¿Cómo recuerdas esos días? ¿Estuviste involucrado como fan en esa escena?
Especialmente The Hellacopters siempre han sido una banda importante para mí, desde el momento en que comenzaron. Todavía amo todos los álbumes, son todos geniales. Cuando lanzaron su primer álbum comenzaron algo grandioso. También fue genial que atrajeran a fanáticos de diferentes escenas, tanto punks como fanáticos del death metal, por ejemplo. Eso no había sucedido en mucho tiempo. También creo que Imperial State Electric están al nivel de The Hellacopters, y merecen la misma atención.

¿Cómo es esa escena en este momento en Suecia? ¿Hay algunas bandas nuevas e interesantes? ¿Por qué crees que hay una tradición musical tan increíble en tu país?
La escena es potente y hay muchas bandas. Lamentablemente no quedan muchos buenos lugares para tocar. Tal vez esa es la razón por la cual todas las bandas suecas están de gira tanto en el extranjero. Nosotros, los suecos, escribimos buena música porque estamos aburridos (risas).

¿Qué tipo de música estás disfrutando en este momento? ¿Prefieres escuchar música antigua o te gusta también descubrir nuevos artistas?
Escucho música vieja y nueva. Rara vez tengo tiempo para ver bandas nuevas, pero hago todo lo posible para mantenerme en contacto con la escena. No me importan los géneros. La buena música es buena música. Mis artistas favoritos son Iron Maiden, Kiss, Bathory, Bolt Thrower, Misfits, Bad Religion, Oasis y muchos más. Esta noche voy a ver a Myrkur aquí en Estocolmo. ¡Será buenísimo!

¿Qué me puedes explicar sobre tu conexión con Cuba? ¿Cómo viviste esa experiencia?
Hemos tocado allí cuatro veces. Fue un festival sueco que comenzó a hacer pequeños festivales en el extranjero y La Habana fue una de las ciudades que eligieron. A los cubanos les encantó The Baboon Show, así que volvimos allí tres veces más después de la primera. Fantástico país y gente fantástica. ¡Viva Cuba! ¡Viva la revolución!