Paco Martín Peñas (en la foto a la izquierda, durante la presentación de La Mar de Musicas 2018) fallecía esta madrugada, a los 61 años, a causa de un cáncer de pulmón que le había sido detectado hace semanas.

La Concejalía de Cultura del Ayuntamiento de Cartagena, con la cual trabajó Paco Martín durante décadas, confirmaba la noticia esta misma mañana. El suyo es uno de los nombres propios a los que hay que agradecer buena parte del latir cultural de Cartagena: dedicó toda su vida a la gestión cultural y la difusión de música, danza y teatro, sitúandose en distintas épocas al frente de proyectos como el Cartagena Jazz Festival -que creó y dirigió desde sus inicios, hace 38 años-, la programación del Nuevo Teatro Circo, la sección “Otras Músicas” del Auditorio Regional de Murcia, el Festival de Teatro de San Javier o el festival MuDanzas.

Aún con todo ello el proyecto por el que más se le conocía era el festival La Mar de Músicas, que creó junto a José Luis Cegarra hace 24 años y del que aún hoy era responsable. Un festival ejemplar en muchos aspectos, que no solo consiguió dar a la ciudad proyección nacional e internacional sino que lo hizo con programaciones valientes, con amplitud de miras, paritarias y fuera del circuito habitual; en las que cabían músicas de todo el mundo y de todos los palos. En la edición de este año uno podía pasar de ver a WhoMadeWho a ver a Lole Montoya y Alba Molina; de ver a Rubén Blades a Nathy Peluso, de Gregory Porter a Morcheeba o de Fatoumata Diawara a Inner Circle. 

Es un día triste para el sector cultural de este país, pero también un día para echar la vista atrás y poner en valor las inciativas que consiguió hacer crecer Paco Martín, que siempre se caracterizaron por algo: entender la cultura de forma amplia y abierta.