La Mar de Músicas, una de las grandes citas europeas de sonidos globales, prepara el mayor desembarco cultural de Dinamarca en España en su edición número 24. Las actuaciones de Rubén Blades y Gragory Porter y el premio especial a Totó La Momposina entre los highligts de un programa que inundará Cartagena del 20 al 28 de julio.

La décimo cuarta edición de La Mar de Músicas presenta un cartel con una considerable cuota de mujeres (el 40% de la programación) y, como siempre, un amplio paquete de actividades para disfrutar con la serenidad mediterránea del casco histórico de la ciudad portuaria durante ocho días. Del 20 al 28 de julio, Dinamarca será el país invitado de esta edición, que mira ya de reojo a las bodas de plata. La presencia del país escandinavo será visible en nueve bandas representativas de la primera línea nórdica en diferentes estilos –del trance nocturno de WhoMadeWho a los alquimistas de sonidos urbanos a través de mash-ups Den Sorte Skole–, además de un grupo nutrido de artistas, cineastas y escritoras. Anuncian que será “el mayor desembarco cultural que se haya hecho en España de Dinamarca”.

El año pasado, las entradas para gozar la experiencia de Franco Battiato entre ruinas romanas se agotaron con meses de antelación. Esta vez, la gran figura clásica que pisará el escenario principal será Rubén Blades –será el cuarto de sus ocho recitales en España en julio–. El mito de la música latina concienciada y moderna llegará Cartagena escasos días después de cumplir 70 años. Nada que temer: sigue ofreciendo conciertos de más de tres horas y permanece entretenido entre política, libros y televisión.

Otro plato fuerte: Gregory Porter. Con el estadounidense, salvador y estrella del soul jazz vocal, se prevé un verdadero sopapo. Su trayectoria ha sido meteórica durante esta década. Lo tiene todo: la historia trágica del deportista incapacitado, el éxito tardío, la credibilidad de quien usó el canto como medicina, el fichaje por el imperio Blue Note. Este negro de casi dos metros traerá a la Región murciana su reciente interpretación del repertorio de Nat King Cole, su ídolo de juventud –que incluye ancianidades en perfecto castellano–, y desgranará álbumes como Take to the Alley o Liquid spirit.

También habrá hueco para nostálgicos de los ochenta y los noventa. Por Cartagena desfilarán The Human League, Texas y Morcheeba. Es decir, referencias omnipresentes en algún momento de todas las biografías. Y otro que viene con el corazón del público ganado es el portugués Salvador Sobral, sorpresivo ganador de Eurovisión 2017 por la tangente de una sensibilísima propuesta jazzística. Recuperado tras meses de hospitalización y un trasplante, hace poco reapareció en el circo televisivo, de nuevo de manera contracultural, en dueto con Caetano Veloso.

Y aterrizará en el festival cartagenero La M.O.D.A. El personal y arrollador colectivo burgalés es carne de La Mar de Músicas. Con sus tirantes tabernarios, su gusto por la instrumentación añeja y la fraseología inflapechos de sus estribillos, no cabe duda de que se sentirán como en casa en un evento que recorre los puntos cardinales de la canción popular. En esta línea, la reina colombiana de la cumbia, Totó La Momposina, recibirá el premio La Mar de Músicas, un galardón en los últimos años han recogido Pablo Milanés, Omara Portuondo o Gino Paoli.

“La filosofía de La Mar de Músicas sigue siendo la de apostar por bandas poco conocidas en España y realizar un programa ecléctico, con toques de exclusividad”, razona el festival. “De las 44 bandas programadas esta edición, 17 actuarán sólo en Cartagena, y otras cuatro inician su gira española aquí”, detallan. “Los sonidos globales seguirán siendo la etiqueta de un evento que el año pasado atrajo a 46.000 personas, y que se ha hecho con los premios de Mejor Festival de España de Pequeño Formato tanto en los Premios Fest, como en los Iberian Festival Awards en sus últimas ediciones”, apunta la organización.

En la parcela flamenca comparecerá Alba Molina con su madre, Lole Montoya, recreando el legado de Lole y Manuel. A su vez, Soleá Morente actuará con los psicodélicos granadinos Napoleón Solo. Los malienses Songhoy Blues, los jamaicanos Inner Circle, el neozelandés Marlon Williams, la norteamericana Cécile McLorin Salvant o la argentina Nathy Peluso son algunos de los nombres que conviene subrayar en rojo, con locales como Poolshake o Jamones con Tacones. Pero ya saben, de La Mar de Músicas se vuelve con un buen puñado de hallazgos.