La familia Cinco Estrellas de Mahou nos lleva a uno de los espacios más privados de cualquier artista o grupo: su local de ensayo.

Junto al estudio de grabación, el local de ensayo es el lugar más íntimo para una banda. Un punto de encuentro, de trabajo, de creación y el origen de historias, canciones, nuevos proyectos, desencuentros, reconciliaciones, etc. Un espacio muy especial para los músicos que han querido reivindicar desde Mahou con la nueva Familia Cinco Estrellas como aliada y Delaporte como protagonistas, abriendo por primera vez al público uno de los locales de ensayo más emblemáticos de la capital: Pandora’s Vox.

Convertido en uno de los Locales Cinco Estrellas por los que apuesta Mahou, Pandora’s Vox fue este miércoles un hervidero de músicos, periodistas, productores, mánagers y fans que quisieron conocer de cerca quizás la cara más oculta de la música: las horas de ensayo que esconde un directo.

Delaporte factura electrónica y esto les permite ensayar con cascos y en cualquier espacio. Incluso cuando apenas lo hay. Los primeros pasos de Delaporte se dieron en el salón de Sergio. “Nos sentábamos en el suelo, porque no entrábamos. Y las voces las grabamos en un armario, que nos sirvió de cabina”, recordaba Sandra de aquellas horas en compañía de los gatos de su compañero. “Hay un montón de pistas grabadas donde se ha colado algún ‘miau’ y ahí se han quedado”. Pero para preparar su actual gira, se fueron una semana a la montaña, “El objetivo era inspirarnos. Hay que cuidar mucho el espacio donde estás ensayando”, explicó Sergio.

Otro proyecto que empezó en casa fue el de Drunkyard, que junto a White Bats, Hickeys y Rayo también vivieron unos ensayos con público. Cuatro jóvenes bandas emergentes madrileñas con mucho que contar. Y muchas anécdotas. “En el antiguo local nos daba calambre al abrir la puerta, enchufar algo… cambiamos a Pandora’s Vox y estamos como en casa, con Yawners y Pantano”, contaban Drunkyard, que destacaron la hermandad que se crea en los locales. Para White Bats, recientemente realineados, el local fue el lugar de descubrimiento de su actual cantante, Álvaro. “No tenía ni idea de que podía cantar así”, aseguraba el vocalista mientras el trío montaba todo su set.

Subieron los grados y los decibelios, y las guitarras sonaban de fondo mientras la barra de Pandora’s Vox era y un ir y venir de cervezas y perritos calientes, mientras más de un valiente se aventuró a dar con la cantidad perfecta de espuma en el taller de tiraje. Cambio de instrumentos y cables y tomaron el local Rayo, que cuenta con componentes de Las Odio, Fuckaine o Ruiseñor, y comparte el espacio de donde han salido buena parte de sus canciones con seis bandas más. “El local te salva la vida, después de ocho horas de curro, te relajas, ves a tus amigas, tocas… Es un refugio”, aseguró su batería, María. Para Hickeys, el trasiego de gente del miércoles les resultaba familiar; en el bajo de Lavapiés de Marta (guitarra), donde se plantó la semilla del grupo, uno de los primeros ensayos derivó en una jam session con medio vecindario. “La gente picaba en la puerta, el vecino de enfrente nos dejó unos amplis, otro se fue a por su bajo…”, recordó Maite (batería). “Todo se encauzó sin querer. Ninguna somos creyentes, pero aquello pareció una señal divina”, aseguró Marta.

Se iba acercando el final de la velada, cuando Marisa Moya (Emerge Producciones), David González (Glez Studio) y Andrés Badler (Dj y productor) se sentaron a compartir sus experiencias e impresiones sobre la creación musical y la industria, dirigidos por el productor Wolfrank Zannou. El broche final corrió a cargo de Delaporte, con un breve pero intenso y divertido showcase, un pequeño aperitivo de lo que podremos ver en el escenario Mondosonoro del Mad Cool Festival. “Ese día habrá sorpresas, alguna versión… Será un concierto muy especial, porque no es un festival más y tocamos en casa”.

Locales Cinco Estrellas de Mahou abrirá de nuevo sus puertas el martes 16 de julio en el local de ensayo madrileño Sonic Boom (C/ Albasanz 79) a partir de las 18h, con acceso gratuito hasta completar aforo. Ese día podrás colarte en el ensayo de Rufus T. Firefly y asistir a un exclusivo showcase. Además Wolfrank Zannou repite como maestro de ceremonias en una charla en la que estarán como invitados Marcos Ayuken (Ayuken MP), Juan Pérez-Fajardo (The Fly Factory) y Brian Hunt (productor).

Con esta iniciativa, Mahou Cinco Estrellas apoya el talento emergente y reafirma su compromiso con la música compartiendo la pasión, el alma y la cercanía entre los artistas y el público con un sabor muy grande.

#FamiliaCincoEstrellas