El pasado viernes fallecía Guillermo Calero, el batería de la banda de metal técnico Wormed, a la temprana edad de 28 años.

La banda madrileña publicó un comunicado este lunes en Facebook anunciando la repentina muerte de su joven compañero de banda y el shock que esta noticia les ha creado (y nos ha creado a todos los que les seguíamos):

“Acabamos de recibir una devastadora noticia; sintiéndolo muchísimo tenemos que deciros que G-Calero (Guillermo Calero) falleció el pasado viernes.

Desde WORMED queremos dar nuestro más sincero pésame a su familia, a sus amigos y compañeros más cercanos. Todavía no podemos creernos lo que ha sucedido. Aún estamos en shock al enterarnos de que nuestro amigo y compañero de banda se haya ido de una manera tan repentina.

Guille, allá donde estés hermano siempre estarás con nosotros, has sido y serás siempre parte de nuestra pequeña familia. Te queremos amigo y nunca vamos a olvidar todos esos grandes momentos que hemos vivido juntos! Pronto nos reuniremos contigo en ese maldito vacío llamado cosmos.

(Guillermo Calero ‘G-CALERO’ 1990-2018)

Wormed, formado en 1998, recibió la entrada de Calero en 2014. Su virtuosismo en la batería acompañó a la banda y ayudó a componer en 2016 un disco del calibre de “Krigshsu“, lleno de death metal técnico y temáticas de sci-fi, con el que habían girado por Europa a lo largo del último año. Llegó a ser, de hecho, nuestro mejor disco de metal nacional del año. Ellos mismos nos comentaban cómo había encajado Calero desde el primer ensayo, y cómo decidieron quedarse con él desde ese mismo momento. Aquí os dejamos uno de los temas de ése último disco, con el nombre de “Computronium Pulsar Nanarchy”.