Black Lips, los bad kids del garage rock, vuelven a los escenarios para presentar sus octavo disco de estudio.

Donde hay pogo hay alegría, y donde haya pogos siempre estarán Black Lips. Los estadounidenses, actores fundamentales para entender el resurgimiento del género en la primera década de los 2000, vuelven a pisar un escenario de nuestro país. Lo harán el domingo 13 de mayo en La [2] de Apolo de Barcelona para presentar “Satan’s Graffiti or God’s Art?”, su octavo disco de estudio, publicado en 2017 por Vice Records.

Los de Atlanta presentan su trabajo más ambicioso y arriesgado, en el que su garage gamberro se combina con la experimentación y el blues clásico. “Por primera vez sonamos como si sepamos lo que estamos haciendo”, han dicho ellos mismos del disco. Y es en parte gracias a la producción del hijo de John Lennon,  Sean Lennon, y al regreso a la banda del guitarrista Jack Hines, que se ha unido al dúo de fundadores Cole Alexander y Jared Swilley junto a las últimas incorporaciones, Zumi Rosow (saxofonista) y Oakley Munson (batería).

Nada más y nada menos que dieciocho temas son los que Black Lips han escogido para este octavo trabajo de estudio. Un LP que demuestra una vez más que los de Atlanta siguen manteniendo su frescura, creando canciones muy diferentes entre ellas. Pese a tener una producción más limpia que a la que nos tiene acostumbrados, la esencia de esta banda más bien veterana (en número de discos, no en edad) sigue intacta. Es en gran medida de las pocas agrupaciones actuales que consiguen mantenerse regulares en la calidad de sus trabajos, y “Satan’s Graffiti or God’s Art?” lo demuestra.

En esta gira Black Lips también actuarán en Pamplona, Donostia y Madrid, aunque aún no tenemos más detalles al respecto.