El rapero norteamericano A$AP Rocky se vio envuelto en una pelea el pasado domingo en la ciudad sueca de Estocolmo y fue detenido poco después. De ser encontrado culpable, la condena podría llegar a los seis años de cárcel.

Fue el pasado miércoles cuando la detención tuvo lugar: el artista, junto con otras tres personas, fue arrestado bajo cargos de “asalto bruto” (es decir, de gravedad), según la cadena norteamericana CBS. Desde entonces, la acusación ha sido ya rebajada a menor grado. El rapero, sin embargo, parece estar en condición de confinamiento solitario, según afirma A$AP Ferg (perteneciente, también, al colectivo A$AP Mob), y el juez ha decretado dos semanas de prisión preventiva mientras se lleva a cabo la investigación pertinente. Tanto fans como celebrities afines (como Jaden Smith) están comenzando a usar el hashtag #FreeFlacko en solidaridad con el artista estadounidense, que hace unos días publicaba un vídeo en su propia cuenta de Instagram con el que contextualizaba la pelea y con el que quería probar su inocencia, ya que -tal y como parece confirmar el vídeo- habría sido una agresión en defensa propia. Lo puedes ver bajo estas líneas.

Las noticias no son buenas para él ni en lo personal ni en lo profesional. Su cita -como uno de los principales músicos- en el London’s Wireless Festival ya se ha visto cancelada. Las autoridades suecas, a pesar de las peticiones del abogado de la defensa (que alega su condición de artista internacional en cuanto el escaso riesgo de huida), pueden llegar incluso a alargar el arresto otras dos semanas más si las investigaciones no se ven concluidas. A$AP Rocky, por otra parte, es uno de los principales cabezas de cartel del festival barcelonés Sónar. ¿Llegará a tiempo para realizar su actuación? De momento, no lo sabemos: todo queda en el aire.