"Tremenda Jauría ha sido un regalo constante por la acogida que hemos tenido"
Entrevistas / Tremenda Jauría

"Tremenda Jauría ha sido un regalo constante por la acogida que hemos tenido"

Alfonso Gil Royo — 29-03-2022
Fotógrafo — Archivo

Pese a lo precario de la industria musical, Tremenda Jauría se están consiguiendo hacer un hueco importante en ella. Y además sin renunciar a sus principios y su sonido. Su fusión de músicas folclóricas y vanguardistas y sus letras reivindicativas e inteligentes alcanzan un nuevo nivel en este “Todxs Igual” (Mauka Musikagintza, 22), en el que además incluyen novedades importantes.

Vayamos al principio del todo, cuando se formó Tremenda Jauría. A día de hoy, ¿podéis decir que habéis cumplido las expectativas que teníais o se ha desvariado por el camino en algún momento?
La verdad es que nunca tuvimos expectativas muy definidas o marcadas. Tremenda Jauría surgió más que como una banda de música, como un grupo de colegas que se juntaron para hacer música. Y se nos fue de las manos porque de repente empezamos a girar por muchos rincones del estado español, de parte de Europa e incluso América Latina. Las expectativas están más que cumplidas y desbordadas, y el camino lo vamos haciendo según pasan los años.

Hasta ahora habíais ocultado vuestras caras tras máscaras y ahora por primera vez mostráis vuestros rostros al público. ¿A qué se ha debido este cambio, porqué dejar de ser anónimas ahora?
Con la pandemia llegaron las mascarillas a nuestras vidas para quedarse un buen rato, y pensamos que en este momento hacía más falta verse que taparse. Además, nos apeteció mostrarnos un poco más, y de eso va también el nuevo trabajo “Todxs Igual”.

"Nadie se escandaliza cuando escuchamos letras de bandas muy reconocidas que no tienen ningún mensaje o, si lo tienen, es profundamente machista"

El grupo coge su sonido del reggaetón y la cumbia, estilos vistos hace tiempo con connotaciones negativas ya que se consideraban muy sexualizados y sin mensaje. Algo que ya parece que va cambiando, ¿a qué creéis que se ha debido este cambio?
El imaginario asociado a lo que se piensa del reggaeton está completamente atravesado por una mirada racista y clasista. Nadie se escandaliza cuando escuchamos letras de bandas muy reconocidas que no tienen ningún mensaje o, si lo tienen, es profundamente machista. El cambio tiene que ver con el trabajo que hacen las voces críticas con esta forma de mirar el mundo y la cultura, que es eurocéntrica y heteropatriarcal. Gracias a ellas queda un poco más claro lo que hay detrás de analizar algunos géneros musicales.

Pero también bebéis mucho del rap y el punk. ¿Hay algún estilo con el que os sintáis más identificadas o lo que os atrae es la fusión y los cambios?
La verdad es que escuchamos muchísima música y muy distinta. Creemos que eso nos inspira muchísimo y nos hace crecer como banda. Y tenemos la suerte de que hay muy pocos estilos que no nos gusten. Cada música tiene su momento y en la vida hay momentos para todo.

Es una pregunta obligada en cada entrevista, pero recomendadnos grupos que suenen a vuestro rollo u os influencien
Proyectos que nos molen mazo así más de nuestra onda se nos ocurre Romea, que es el proyecto en solitario de Flor, la teclista de Kumbia Queer, que también nos iluminan el camino. También Las Bajas Pasiones, con quienes ya hemos colaborado en alguna ocasión y estamos deseando compartir escenario. Y Dellafuente nos flipa.

En caso contrario, decidnos grupos o artistas que nunca escucharías ni haríais una colaboración con ellos
La verdad es que se nos ocurren algunos, pero no somos muy de generar beefs, aunque sabemos que eso se lleva. Da seguidores y esas cosas.

Comencemos con el disco. El título no da a entender que nos vamos a encontrar con un álbum con mensaje de inclusividad e igualdad. ¿Parte de ahí (o de dónde sino) la idea de este disco?
El título del disco surge de una sensación que tenemos últimamente relacionada con esa frase y que escuchamos todo el rato hablando con nuestras amigas. Pensamos que es una frase muy del contexto que nos ha tocado vivir. Todas igual de quemadas con el trabajo y la precariedad vital, agobiadas por el ritmo de vida, agotadas por la pandemia y preocupadas porque el futuro no pinta muy bien. Pero a la vez no estamos todas igual ni tenemos los mismos privilegios. Somos conscientes de que hay situaciones vitales radicalmente distintas que nos colocan en puntos de partida muy diferentes. Estamos todxs igual, pero todxs diferentes y desiguales también.

"Seguimos haciendo todo bastante entre nosotras: el arte y la gráfica de la banda, el merchan, los videoclips, la producción musical, grabamos en casa, etcétera"

El feminismo siempre ha estado presente en vuestra propuesta. Y en los últimos tiempos parece que han crecido muchos grupos con este mensaje de empoderamiento e igualdad. ¿Crees que se está avanzando o es un espejismo creado por la propia industria musical?
Nosotras preferimos hablar de feminismos, porque entendemos que no hay solo uno, y siempre ha formado parte de nuestra propuesta como banda. Creemos que la cultura, y la música que es lo que hacemos nosotras, tiene que estar implicada con los procesos sociales y políticos que supongan avances en conquista de derechos sociales para todas las personas. En los últimos años, al calor de los procesos de las huelgas feministas en todo el mundo, los feminismos han conseguido poner sobre la mesa con muchísima fuerza que hace falta cambiarlo todo. Y eso ha llegado muy lejos y ha calado muy hondo, incluida la industria musical. Hay muchas compañeras que empezaron antes y que nos abrieron el camino. Queda mucho por hacer, no nos lo ponen fácil, pero cada vez hay más proyectos feministas formados por mujeres e identidades disidentes en la escena. Y hemos venido para quedarnos.

Lo cierto es que las letras de TJ solían contener mucho contenido político y este disco parece más personal, más íntimo. ¿A qué se ha debido? ¿Es un reflejo de vuestras vidas o hay intención de llegar a un público más amplio?
Pues como decíamos antes, en este disco nos ha salido mostrarnos más. Y nos ha salido una parte más íntima o hablar de temas de los que nunca habíamos hablado, como los duelos. Obviamente la pandemia nos ha marcado, como a todas, y este disco es una buena muestra de ello. La verdad es que también vamos cumpliendo años como banda y hemos aprovechado este parón para dedicarle tiempo y energía a qué queríamos hacer y qué queríamos contar. Empezamos con “Cayena”, que es un tema muy nuestro pero muy distinto también. Nos gustó muchísimo lo que nos salió y lo que nos generó, y nos pareció un buen camino a seguir. El disco es un poco más íntimo, más oscuro, pero a la vez con un trasfondo de amor a la vida, a las colegas y a que el mundo tiene que ser de otra manera. Y aunque las letras sean menos explícitas, ya sabemos que lo personal es político, y eso significa que seguimos siendo las mismas que gritamos “¡Viva el perreo y muerte al trabajo!”.

Uno de vuestros eslóganes al principio era “autotune para el pueblo”, pero en este disco parece que encontramos menos que en anteriores. ¿Ha sido algo premeditado o no os habíais dado cuenta de ello?
Pues la verdad es que hemos usado autotune en todos los temas, casi más que nunca. Es una herramienta musical más, que nos encanta y por eso la utilizamos.

El grupo siempre se ha basado en la fórmula de trabajo “Do It Yourself”, pero según crecéis tendréis que delegar y profesionalizaros. ¿Cómo lleváis estos cambios, este ser parte de una industria musical que no es precisamente justa e íntegra?
Nos gusta más el DIT, “Do It Together, y así funcionamos. Seguimos haciendo todo bastante entre nosotras: el arte y la gráfica de la banda, el merchan, los videoclips, la producción musical, grabamos en casa, etcétera. Pero es verdad que hemos necesitado delegar porque no dábamos a basto. Siempre tratamos de hacerlo con condiciones justas y dignas para todas las personas y proyectos con los que trabajamos. Intentamos compartir camino con amigas y con proyectos con los que compartamos formas de entender el mundo y hacerlo mejor y más justo. No siempre es fácil, y eso nos genera mucha frustración. Somos conscientes de que la industria musical es precaria y muy contradictoria.

Como grupo, ¿qué consideráis que ha sido lo mejor y lo peor que os ha pasado hasta ahora?
Lo peor quizá ha sido la pandemia, el parón y el impacto que ha tenido en nuestros planes y proyección como banda. Lo mejor, pues diríamos que casi todo. Tremenda Jauría ha sido un regalo constante por la acogida que hemos tenido en cada sitio al que hemos ido.

Lo siento, debes estar para publicar un comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.