“La gente necesita escuchar buenos discos ahora más que nunca”
Entrevistas / Travis

“La gente necesita escuchar buenos discos ahora más que nunca”

Pablo Tocino — 23-11-2020
Fotógrafo — Archivo

Travis están de vuelta, y lo están con “10 Songs (BMG, 20),  el que probablemente sea su mejor disco en más de una década. Fran Healy (voz, guitarra y compositor de la banda) sabe que las circunstancias actuales no son muy favorecedoras, pero precisamente por eso se ha implicado al máximo en esta etapa, hasta el punto de dirigir cada videoclip que ha salido, dándole al coco para encontrar una manera segura -y llamativa- de poder hacerlos. Hablamos con él mientras pasa la cuarentena con su hijo (acaban de volver de Estados Unidos).

Han pasado cuatro años desde ‘Everything at once‘. ¿Cómo ves en retrospectiva ese último disco?
Siendo sincero, creo que el último álbum tiene muchos defectos… los últimos, en general. Pero sé por qué: lo que tienen en común es que yo no estaba realmente presente, estaba ocupado siendo padre, tenía que cuidar de mi hijo estos últimos 14 años. Quizás el último que escribí al 100% fue ‘The Boy With No Name‘. Hay muchas canciones que me gustan en estos álbumes, ojo, pero sé que yo no estaba del todo ahí. Ha tenido que venir Clay, mi hijo, a decirme “papá, que yo estoy bien, haz lo que tienes que hacer en la banda”, para poder focalizar mi energía en el grupo de nuevo. Y la verdad es que estoy muy, muy contento con este disco por eso mismo, porque si que he estado al 100% como compositor, escribiendo las canciones. Es que… ahora mismo, escribir una canción es un acto radical. Porque todo ha cambiado mucho, los verdaderos compositores no son ahora tan importantes, está todo mucho más industrializado. La industria musical está capitaneada por productores y por cantantes, pero la composición se ha dejado a un lado. También influye la democratización que ha supuesto la tecnología, lo cual está bien, pero es como con esto de que ahora todo el mundo sea fotógrafo: que tengas una cámara no te hace fotógrafo. Al igual que no porque lo hagas sonar como una canción, significa que eso sea una canción. Es como con la comida sintética: parece la comida de verdad, huele como la comida de verdad, incluso puede saber como la comida de verdad, pero hay algo que… hay algo que no.

“Al final el ser humano se rinde, es demasiada información, no sabes cuál es cierta y cuál no, te cabreas igualmente… y eres más fácil de controlar”.

“10 Songs” se grabó las Navidades pasadas, y sale el 9 de octubre. ¿Pensasteis retrasar el disco por la pandemia?
Pues a ver, el tema salió. Tenía que salir. Pero habían pasado cuatro años del último disco, y lo teníamos grabado desde navidades, así que pensamos que no podíamos seguir retrasándolo más. Mira… podíamos pensar que es un tiempo loco para sacar discos, sí, pero también que éste es un buen disco, y que la gente necesita escuchar buenos discos ahora más que nunca. Necesitamos escuchar canciones que vengan desde un lugar de verdad, que tengan buenas melodías y que te hagan sentir bien.

Acabas de volver de Estados Unidos, y estás ahora en plena cuarentena de 14 días. ¿Cómo lo estás llevando, y qué tal el tiempo por EEUU?
Sí, estoy atrapado en este airbnb. Mi hijo y yo estamos pasando la cuarentena juntos, pensé que podía venirse conmigo, y tener esta “aventura padre-hijo” tan particular, porque él tiene las clases online. Es un tiempo muy complicado en Estados Unidos ahora mismo: los incendios, el racismo, por supuesto el virus… la gente se está volviendo loca, y es comprensible. Además tienen un gobierno que es parte del caos, Trump lo lleva todo como si fuese un reality show, como si fuese otra temporada de ‘The Apprentice’, “a ver qué decimos hoy para cabrear y distraer”… pero claro, no es un reality, es la vida real, estás afectando a las vidas de millones y millones de personas. La gente se está muriendo por tu culpa. Trump es un genio en cuanto a manipular a la prensa.

Lo cual es bastante frustrante.
¡Es que los medios, en lugar de pararlo, le están ayudando! ¡No paran de darle oxígeno! Los medios son adictos a Trump, y cada vez que dicen “no es nuestro líder”… ¡claro que es vuestro líder! ¡Le seguís a todas partes! Dejad de hacerlo, y no lo será. Le estáis dando poder, porque se alimenta de vosotros. No lo entiendo… y a la vez lo entiendo, claro. Estados Unidos es un país que está muy jodido, seamos sinceros.

En España tenemos un debate parecido sobre el papel de los medios con un partido que tiene una estrategia parecida. Detrás de ellos, y detrás de otros partidos de otros países que usan técnicas similares (y con ideologías similares), está Steve Bannon, antigua mano derecha de Trump. Aquí desde luego les está funcionando, no paran de crecer, y los medios no paran de dar altavoz a cualquier burrada que dicen, luego la gente lo amplifica en redes favoreciendo el algoritmo, etc.
La prensa no puede parar de darles altavoz porque se trata de dinero. Al final, todas esas burradas, todos esos clicks, suponen dinero. Y eso lo aprovecha este tipo de gente. Mira, hay un documental de la BBC que se emitió justo antes de la victoria de Trump, ‘Hyper normalisation’. El término da nombre a una técnica que comienza a hacer el régimen de Putin, una técnica que Trump conoce muy bien, y por supuesto Bannon y todos esos partidos que él apoya. Es casi una forma de gobierno, fabricar noticias falsas continuamente, y alimentar a la prensa con ellas. Noticias falsas pero súper llamativas y con mucha capacidad para cabrear a la gente, eso sí. Y dentro de todas estas noticias, colaban la verdad. Al final el ser humano se rinde, es demasiada información, no sabes cuál es cierta y cuál no, te cabreas igualmente… y eres más fácil de controlar.

El álbum está coproducido con Robin Baynton. ¿Por qué lo elegisteis a él, y qué valoración haces de su trabajo con vosotros?
Robin llegó a mí a través de Isaac Gracie, me recomendó conocerle, y así hice. Nos conocimos, nos emborrachamos… y ninguno de los dos solemos beber, que conste, pero bebimos un montón, y nos conocimos mutuamente un montón tambien. Es un tipo encantador, y creo que ha conseguido que tengamos uno de los mejores discos de nuestra carrera.

“Los escoceses somos muy leales y tenemos los pies en la tierra, no se nos va tanto la olla. Los escoceses nos vemos a todos como iguales, está en nuestro ADN”.

En estas circunstancias tan raras, has dirigido tú todos los videoclips que han salido del álbum. Entre ellos está el de ‘All Fall Down’, que sé que está insprado en el trabajo de Tony Hart, que te gustaba mucho de crío, ¿no?
Siiii, era un programa llamado ‘Heartbeat’, mi programa favorito cuando era niño, estuve a punto de ir a la Escuela de Artes por él, quería ser pintor… y aún quiero serlo, realmente. No es tarde, ¿no? Todavía tengo tiempo. Había una idea de otro chico para el videoclip, pero no me convencía, la situación era la que era… así que pedí que le dijesen al chico que gracias, pero que no. Que lo haría yo. Y me gasté el presupuesto en una tienda de arte. A medida que paseaba por la tienda se me iban ocurriendo cosas que podía hacer con todo lo que encontraba.

Susanna Hoffs de The Bangles canta contigo en ‘The Only Thing’. Imagino que fue casi un sueño, ¿no? ¿Cómo contactase con ella?
¡La conocí por Twitter! Hace tres años la seguí, como miles de personas, ella publico un vídeo cantando ‘Eternal Flame’ al que yo respondí diciendo “qué bien cantas”, ¡como miles de personas! ¡Y ella me respondió! Encima lo vi al tiempo, porque no suelo entrar a Twitter con frecuencia, y cuando lo vi, me quedé como… “¡Dios mío!”. Le pasé pantallazos a todos mis amigos, “¡Susanna Hoffs me ha hablado!” (ríe) Así que más adelante, cuando estaba pensando en hacer un dueto, le escribí. “Con quien puedo… ¡oh, Susanna Hoffs! No, no, ni de coña no lo haría, ni de coña… ¿o quizás sí?” (ríe) Recuerdo que no supe de ella en dos semanas, así que pensé que no quería… ¡pero finalmente me respondió diciendo que sí! Y el resultado… la verdad es que me suena como a clásico.

Es mi favorita del álbum.
Mira, la melodía la tengo desde hace seis años. Y normalmente te quemas mucho de las melodías, yo me quemo rápidamente si no les doy salida… pero ésta se quedó conmigo todos estos años. Por algo será.

También me gusta mucho ‘Valentine’, que es un poco lo contrario: riffs muy cañeros, el bajo súper presente también…
Es que si lo piensas, empezamos todo esto con ‘All I want to do is rock’, Travis siempre ha sido muy de rock. Siempre hemos tenido un pie en el folk de cantautores como Joni Mitchell y otro pie en el rock clásico setetentero de ACDC.

Desde luego es de las que más te imaginas a lo grande en uno de esos conciertos que ahora no tenemos. Lo cual me lleva a preguntaros si tenéis pensado hacer gira y de qué manera.
Sí, sí, haremos. Y el cómo… mira, alguien sugirió que todos deberían venir al concierto con una sábana blanca por encima, como fantasmas (ríe) No sé, la verdad. Ahora mismo todo es incierto, pero esperemos que la gente quiera ver música en directo, que creo que sí.

Es común que en las bandas surjan tensiones y acaben separándose, pero Dougie, Andy, Neil y tú seguís juntos tras 25 años. ¿Cuál es el secreto de vuestro matrimonio?
Ser escoceses (ríe) En serio, creo que sí. Los escoceses somos muy leales y tenemos los pies en la tierra, no se nos va tanto la olla. Los escoceses nos vemos a todos como iguales, está en nuestro ADN.

Me hablaste antes de tu hijo, Clay, y del papel tan importante que ha jugado en que este disco sea tan bueno. Es inevitable preguntarte: ¿le ves también interesado en la música, tiene algún proyecto con sus colegas? ¿O va por otro camino?
Me da a mí que no (ríe) No lo sé, igual cambia, yo mismo tardé en meterme en la música y Clay se adapta mucho a todo, pero creo que va por otro camino distinto a la música. Es muy buen jefe, tiene grandes habilidades para liderar a la gente y creo que se le puede dar muy bien ser jefe en el futuro, estar más en producción que en la música en sí.

Lo siento, debes estar para publicar un comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.