“El personaje evoluciona según crezco y aprendo”
Entrevistas / Confeti De Odio

“El personaje evoluciona según crezco y aprendo”

Ángela Álvarez Marcos — 07-05-2020
Fotógrafo — Archivo

Hablamos con Lucas De Laiglesia (Confeti De Odio) con motivo del lanzamiento de su primer disco, “Tragedia española” (Snap! Clap! Club, 2020), un diálogo consigo mismo que por fin comparte con el público en forma de nueve canciones de pop melancólico y reflexivo en las que, entre guitarras acústicas y pianos digitales, también tiene cabida la distorsión.


En la primera canción de “Tragedia española”, ‘Todo muere’, hablas de “epidemia universal”, como buen visionario. ¿El aire de desastre se percibía en el ambiente cuando empezaste a componer el disco o es pura metáfora?
No tenía ni idea de que nada de esto iba a pasar, es una canción que terminé de escribir hace poco menos de un año. Me parece muy loco lo desafortunadamente bien que encaja con la situación actual, pero creo que está claro que la canción trata de otra cosa. Habla de la sensación que tenemos de que nada importa cuando te falta un ser querido y de que el mundo se desmorona.

El atractivo de la mayoría de tus canciones es que tratan de desamor, ese sentimiento universal en el que tanto nos gusta regodearnos. ¿Serías capaz de distanciarte y escribir lo mismo si tu amor fuera “correspondido”? ¿No crees que es más atractivo el drama?
Me parece una discusión muy interesante, la paradoja de que para hacer bien lo que te haga feliz tengas que estar en un momento infeliz de tu vida. Creo que, aunque estando triste siempre parezca que puedes escribir mejor, tengo inspiración suficiente y experiencias de las que tirar para ponerme en un estado mental determinado a la hora de escribir. Cabe decir que la mayoría de las canciones de  “Tragedia española” no aluden al amor romántico de pareja, sino al amor propio (o a la falta del mismo) y a otro tipo de relaciones.

Hay algo que te diferencia del resto de grupos de “pop de bajona”, y son precisamente los solos de guitarra que subyacen en varias de tus canciones. ¿Crees que más bandas de tu estilo deberían reivindicar este instrumento?
Los solos de guitarra son una cosa muy hortera, pero a veces el cuerpo me lo pide y no me puedo resistir, creo que añaden dramatismo y nunca los meto si no los veo necesarios. Puede ser porque soy guitarrista de corazón y uno tiende siempre a las raíces. Es también algo que no creo que pase nunca de moda y que cada vez veo más en canciones de urbano o electrónica. ¡Suenan muy bien! Hay algo primitivo y agresivo en ellos que me gusta mucho.

“Una tragedia española puede ser la vida y los problemas normales de cualquier persona”

En Muchísimo, Triste verdad y Mi funeral hay momentos corales. ¿De quién/es son las voces que intervienen? ¿O se trata de tu voz modificada?
Todas las voces son mías, lo demás son instrumentos tanto reales como digitales. En los coros de Muchísimo y Mi funeral están alteradas las voces para que suenen así y en Dale una oportunidad al amor el principio son muchas tomas de mi voz pasadas por un vocoder. Son tonterías como esas lo que más me gusta hacer en el estudio la verdad.https://www.mondosonoro.com/artistas-musica/axolotes-mexicanos/

Imagino que el hecho de trabajar solo tiene sus ventajas y sus inconvenientes. ¿Cómo sales de ti mismo a la hora de aportarle objetividad al proyecto y cómo fue trabajar con Juan Pedrayes, colega y compañero de banda en Axolotes Mexicanos?
Lo mejor y lo peor de ser una persona es la libertad total que te da, en mi caso creo que hacerlo todo yo da rienda suelta a mis ideas más ambiciosas y sobre todo a mis letras más personales. Yo escribo las canciones solo en casa y luego es con Juan con quien vamos añadiendo el resto de instrumentos y pensamos en los arreglos. Es una suerte haber encontrado a alguien con quien tenga una química tan potente. Entiende perfectamente todo lo que quiero hacer y hasta las cosas que me cuesta poner en palabras ya que no tengo mucha idea del mundo más técnico. Además, Juan tiene ideas que creo que aportan mucho a las canciones, por no decir que también grabó las baterías y es una bestia.

En la nota de prensa, se hace referencia a Tragedia española como una “tragedia moderna”. ¿Qué es lo tiene de trágico la modernidad, más allá del narcisismo que ha despertado en nosotros la dependencia de las redes sociales? De algo parecido habla Biznaga en Gran pantalla.
Para mí, el concepto principal del disco es que una “tragedia española” puede ser la vida y los problemas normales de cualquier persona. Son canciones muy personales que hablan de mí, pero creo que hay gente que se verá reflejada en lo que digo. Cada uno tiene su tragedia personal, ya sean problemas de dinero, de amor, de ansiedad… Cada uno lo adaptará a su historia única.



Supongo que, al tratarse de un proyecto tan personal, no tienes muy en cuenta al público. O ¿sí que te gusta “gustar” y conectar con la gente a través de las canciones con las que muchos pueden sentirse identificados?

A todo el mundo le gusta gustar, quien lo niegue está mintiendo. Lo que me parece importante es no emplear demasiadas energías en pensar si va a gustar o no, sobre todo a la hora de crear. Puede ser un factor contaminante que te limite o corte las alas al hacer algo. Por mucho que me pueda gustar que a la gente le mole lo que hago, lo primero en lo que pienso es en no defraudarme a mí mismo, en hacer algo que a mí me aporte satisfacción artística. Me preocupo por no sacar una canción sin más o que no diga nada y creo que lo he conseguido. Por supuesto, según iba escribiendo a veces pensaba: “Esto puede hacerle gracia a la gente” o “Cuidado con esto a ver cómo se interpreta”. Pero cuando algo de lo que escribo me encanta, se mete en mi cabeza como un parásito y no puedo hacer otra cosa que no sea publicarlo independientemente del qué dirán.

¿Cómo dirías que es “el personaje” de Confeti de Odio? Tu puesta de escena es muy teatral y algo ambigua. En Ansiedad (Has vuelto a mí) cantas: “Salgo por la noche medio arreglado en el cuerpo raro que me ha tocado”. De este verso podría hacerse una lectura en clave de identidad de género.
El personaje evoluciona según yo crezco y aprendo. Puede que lo del personaje se vea como un mecanismo de defensa y coraza ante la crítica, pero es todo lo contrario, es una liberación y una manera de expresar todo lo que siento, por exagerado que sea. Esa frase en concreto creo que está abierta a muchas interpretaciones. ¡Que cada uno la vea como quiera!

¿Por qué decidiste editar el disco con Snap! Clap! Club?
Fueron los primeros en dar un duro por mí y no tenía sentido hacerlo con alguien diferente. Aprovecho esto para mandar un abrazo a Dani de Snap, a mi manager Adrián de Movidas Ardilla y al equipo de Las Amigas. Creo que estoy rodeado de un equipo estupendo que cree en esto tanto como lo hago yo.

Tenías programado tu concierto de presentación el 13 de mayo en la sala El Sol. ¿Temes que dada la situación del COVID-19 el disco pase desapercibido?
La situación da mucho miedo porque actualmente los conciertos son mi fuente de ingresos principal. Si la situación persiste durante mucho tiempo, tendré que ver qué hago con mi vida. El concierto iba a ser muy especial, pero lo será independientemente de cuándo sea. En cuanto al disco, creo que la gente va a hacerle el mismo caso o incluso más, ya que está todo el mundo en casa. Estamos en un momento difícil y nuevo para todos y no queda otra que esperar y cuidarse mucho y muy fuerte.

Lo siento, debes estar para publicar un comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.