The Young Gods se han convertido en una leyenda viva. Este trío suizo ha sabido explorar los aspectos más recónditos y vistosos del sonido, ofreciéndonos una colección discográfica mutable pero siempre interesante en la que han pasado por todos y cada uno de los estados del llamado sonido industrial. En abril volverán de gira para presentar su nuevo trabajo, “Data Mirage Tangram” (Two Gentlemen, 19).

FechaCiudadRecintoHoraPrecio
viernes 12/04/19BarcelonaRazzmatazz 221:0024€
sábado 13/04/19MadridCaracol21:0024€

En vuestros casi cuarenta años de existencia, habéis sido codificados como una banda de música industrial; sin embargo, el sonido de The Young Goods es demasiado complejo como para ser encasillado en una única categorización. ¿Cómo definiríais vuestro estilo?
Muy simple: “rock electrónico”. Y este disco, “rock psicodélico-electrónico downtempo”.

The Young Gods es también el nombre de uno de los EPs más trituradores de Swans. No cabe duda de que vuestro primer disco homónimo se encarga de certificar esta inexcusable referencia. ¿Cómo nació The Young Gods?
Tomé el nombre de Swans. Estaba trabajando en un club en Suiza y nos trajimos a tocar a los Swans. Creo que fue en 1982. Estaba limpiando el escenario el día después del concierto y encontré su setlist. La canción “Young God” estaba ahí escrita. Guardé este setlist como recuerdo, y tres años después, mirándolo de nuevo, pensé que era el nombre correcto para nuestra banda.

“Everybody Knows” (2010) marca un punto de inflexión en vuestro ya de por sí ecléctico sonido. En él predominan ritmos mucho más minimalistas y experimentales, supurando ritmos brillantes y elegancia. ¿Qué os llevó a ello?
Siempre tenemos curiosidad por explorar nuevas formas de crear sonidos, nuevos equipos y aprender sobre la composición de canciones. En “Everybody Knows” éramos cinco músicos: Al, Bernard, yo -Franz-, Vincent Hänni y Roli Mosimann. Esto fue importante para el sonido del disco. Vincent Hänni es asistente informático y un muy buen guitarrista. Roli Mosimann aportó muchas ideas sobre sus habilidades de producción. Este disco es el resultado de nuestros diferentes gustos en música y nuestras distintas personalidades.

¿Cómo entra en el cuerpo el saber que habéis influido a David Bowie?
Nos sentimos muy halagados cuando nuestro sonido da un impulso inspirador a las personas, especialmente a las personas con esa clase.

“Data Mirage Tangram”, vuestro último trabajo, acaba de pisar el mercado; y la verdad es que el disco es una obra maestra cargada de introspección, temas magnéticos y mucha profesionalidad. ¿Cómo llegáis a poneros de acuerdo para generar atmósferas tan variadas y personales?
Es difícil decirlo. Probablemente se deba a una gran complicidad entre nosotros, mucho trabajo y bastante tiempo.

Me he percatado de que salvo “Figure Sans Nom”, la gran mayoría de temas que vertebran el disco están marcados por una parsimonia rítmica e hipnótica, algo cercano en esencia a los últimos trabajos que Coil editase en vida, pero mucho más complejo en estructura y ejecución. ¿Buscabais desde el principio estos esquemas, o fue algo que salió sobre la marcha?
Creo que vino sobre la marcha, pero cuando empezamos a improvisar nuevas ideas, a veces usábamos música de otras personas de fondo. Por ejemplo, “Figure sans nom”, “All my Skin Standing” y “You Gave Me A Name” fueron coescritas con artistas que nos gustan.

¿Qué le pedís a un álbum para que sea perfecto? ¿ Creéis que “Data Mirage Tangram” cumple los requisitos necesarios para serlo?
Tratar de alcanzar la perfección es una carga, nunca llegarás allí y te frustrarás muy pronto ya que nadie puede decir exactamente qué es. ¿Conoces la canción de Grace Jones “I’m not perfect, but I’m perfect for you”?

Vuestros directos son una experiencia inefable. ¿Qué es lo que más os gusta de interactuar con el público?
Me encantan los conciertos. Es el momento en que la euforia y la magia pueden pasar. En vivo, la música extiende sus alas. También puede suceder cuando escuchas un disco, pero los conciertos están en otro nivel: las personas pueden compartir este momento con nosotros.

¿Cómo veis el futuro de The Young Gods?
Definitivamente, vamos a pasar este año de gira. Estamos ansiosos por compartir nuestra nueva colección de temas con la gente, y ver cómo serán recibidos. Probablemente haremos lo mismo en 2020. Si no, tendremos algo de tiempo para escribir nuevas canciones.