“Nunca he sido muy purista”
Entrevistas / Steven Munar

“Nunca he sido muy purista”

Eduardo Izquierdo — 11-05-2021
Fotógrafo — Mundo Aséptico

Una de las grandes mentes del pop-rock underground de este país, Steven Munar, regresaba a finales de enero con el sucesor de “Violet Koski” (17), disco que ya obtuvo excelentes críticas. Y son incluso mejores las que está generando “The Fish And The Net” (Autoeditado, 21), probablemente su disco más eléctrico y directo desde los tiempos en los que lideraba a los míticos Tea Servants.

Munar presentará oficialmente en directo este “The Fish And The Net” con un concierto junto a The Miracle Band al completo el próximo 4 de junio en la Sala Barts de Barcelona. Las entradas están disponibles aquí.

“The Fish And The Net” es un álbum actual, contemporáneo, en el que Munar se deja llevar a sonoridades que prácticamente nunca habíamos encontrado en su repertorio. Con la libertad que le da al creador el no tener que rendir cuentas a nadie. Nuestro compañero Carlos Perez de Ziriza escribía en esta misma web: “¿El tópico de la segunda juventud? Tal vez. En cualquier caso, un chute de energía en tiempos tan aciagos, sin por ello desechar unos textos que proponen un vitalismo nada pazguato, porque también se prestan a la disección ácida de los tiempos grises que nos está tocando vivir”. Cedo la palabra a Steven Munar.

Para empezar, hablemos de la producción ¿qué buscabas al hacerla a cuatro manos con Román Gil?
Hace tiempo que conozco a Román Gil, de hecho, ya había colaborado como músico en mis dos discos anteriores, “Violet Koski” y “Time Traveller”, aparte de tocar con nosotros en directo en varias ocasiones. Es un músico y productor de un exquisito gusto, y tenía muchas ganas de trabajar con él. Un grande.

En contra de lo que suele pasar con los músicos conforme van haciéndose más veteranos, tu apuestas por darle más energía a tu propuesta y la prueba es este disco ¿qué te lleva a ello?
Con “Violet Koski” ya habíamos empezado a electrificarnos y a darle mucha más energía al directo. Supongo que ha sido una evolución lógica, ganas de pasarlo bien sobre el escenario y recuperar viejas referencias que siempre habían estado allí, pero había dejado de lado.

Ya que lo dices, salvando las distancias, ¿es tu disco en solitario que más se parece a lo que hacías junto a The Tea Servants?
Es cierto que hay algunos temas o algunos momentos, como el single “Trust” o la estrofa de “Brasil”, que tienen reminiscencias de esa etapa, pero vista desde otro prisma, con otra edad, con otros músicos, pero es en momentos puntuales.

Parece que te has puesto pocas barreras. Hay temas aquí que son casi indie-rock y otros que a poco que los dejes los puedes bailar en una discoteca. ¿Cómo has llegado hasta ahí?
Nunca he sido muy purista. Siempre me ha gustado buscar lo que he creído era mejor para la canción intentando no ponerme barreras a mí mismo… Me viene a la cabeza ahora mismo el tema “Orient In Mallorca” que cerraba “Time Traveller” y que dentro del registro folk buscaba sonoridades más orientales, más eclécticas y no tenía nada que ver, en apariencia, con el resto del disco. También influye la gente con la que tocas, sus influencias, sus gustos.

“Sigo siendo un romántico y pienso que el tiempo lo pone todo en su sitio”

También te atreves incluso con ritmos que aparentemente están muy alejados de tu paleta. Un ejemplo sería “Brasil”. Supongo que has llegado a ese punto de tu carrera en que poco o nada te da miedo, ¿no?
“Brasil” es un claro ejemplo de canción nacida de una jam con el grupo, donde la improvisación nos llevó a ese terreno y no te pones ningún tipo de barreras. Tengo, como es lógico, mis preferencias, lugares a los que no creo que vaya, pero intento estar lo más abierto posible a todo e impregnarme de aquello que me llama la atención.

¿Cómo se conjuga para que suene homogéneo toda esa lista de sonidos tan variadas?
Las canciones del disco fueron compuestas, a excepción de la mencionada “Brasil”, en un período de tres o cuatro meses. Una vez presentadas a la banda fueron trabajadas por todos a conciencia en el local de ensayo y luego con Román Gil. Eso creo que da la homogeneidad que comentas.

Ya sabes de que pie cojeo yo. A los que nos gusta mucho el Steven Munar más “Americana”, ¿lo hemos perdido para siempre?
Estoy muy orgulloso de esa etapa, creo que discos como “The Language Of The Birds” o “Break The Rules” están entre lo mejor que he hecho. También creo que canciones como “Peach” o “The Sun And The Moon” no hubieran desentonado para nada en esos álbumes. Ese sonido y esas referencias están ahí, seguro algún día vuelven.

Sacar un disco tal y como estamos es de valientes. ¿No temes que se muera demasiado rápido al no poder presentarlo con normalidad?
Desde luego es uno de los riesgos que se corren en los tiempos actuales, todo es tan rápido y efímero, pero supongo que sigo siendo un romántico y pienso que el tiempo lo pone todo en su sitio. Por otro lado, la intención es presentarlo en directo y girar por ahí a la mínima que se pueda.


Lo siento, debes estar para publicar un comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.