Sonado retorno
Entrevistas / Mötley Crüe

Sonado retorno

Redacción — 08-11-2005
Fotógrafo — Archivo

No dejan a nadie indiferente. Tras pasar por la etapa más gris de su dilatada, brillante y convulsa carrera, Mötley Crüe han vuelto a lo grande. Un recopilatorio, “Red, White & Crüe” (Universal), y una gira mágica y casi irreal a la que no le ha faltado de nada. Cámara, luces y acción: el circo más fastuoso del rock´n´roll ha llegado a nuestros hogares.

Y es que los músicos de rock, a veces, se asemejan a los superhéroes de un cómic. Sólo que al final, la realidad acaba superando a la ficción y los personajes que se cuelgan un instrumento del cuello, acabamos descubriendo que son de carne y hueso. Y es esa sensación de perplejidad la que recorre tu cuerpo, cuando tienes a menos de dos metros a esos cuatro tipos que tanto te han hecho disfrutar durante tantos años. Es como para otros llegar a la Meca, o para un alpinista subir al Everest. Y eso sucedió en Bolonia, dentro del marco del festival Gods of Metal, y también en Zaragoza, en una de las dos paradas que hicieron en suelo hispano. La primera pregunta es de obligado cumplimiento: ¿y después de esto? ¿qué? Vuelven a América, se liquidan un par de fechas en Tokio, y tras ese impasse, a pensar en un nuevo disco. ”Podemos asegurar, que si que vamos a grabar nuevas canciones. Empezamos a escribir hace unos meses, al empezar la gira, y el disco tendrá un sonido muy real, muy Mötley Crüe. Todavía se tiene que acabar de involucrar Vince Neil, ya que ese es un factor muy importante, por su voz, y su aportación creativa, pero las ideas ya van encaminadas en una dirección. ´Sick Love Song´, una de las dos canciones nuevas que hemos incluido en el recopilatorio, es un buen indicio acerca de hacía donde irán las canciones del álbum”.

“La gente nos pedía que volviésemos. Querían volver a vivir la verdadera experiencia que suscita presenciar un buen show de rock´n´roll”

Falta por saber en que estado estará Mick Mars en un futuro más o menos cercano, por culpa de su grave enfermedad degenerativa, de como le irá a Tommy Lee en el reality show (“Tommy Lee va a la universidad”) en el que se va a ver envuelto en breve, que va a pasar con Brides of Destruction, el prometedor proyecto que inició Nikki Sixx hace dos años, y también, como va funcionar el tercer largo de Vince Neil, que como él mismo asegura, será más pop, y más mucho suave que la música de Mötley Crüe. ”Esta banda es la prioridad de todos nosotros, aunque eso no es obstáculo para estar también ocupados con nuestros asuntos personales y todas nuestras historias paralelas que tenemos puestas en marcha. Todo es compatible, pero el objetivo es reflotar a la banda, aunque tras esta gira, ya está otra vez la maquinaria a pleno rendimiento, y el objetivo marcado al principio ya se ha cumplido. Tras muchos titubeos, estamos de vuelta, e implicados al cien por cien en Mötley Crüe”. Otro apartado que nos tiene en ciernes, es la adaptación cinematográfica de la biografía oficial de la banda, “The Dirt”. ”Todo sigue su curso. La productora va con el proyecto adelante, y todo está firmado hace ya bastante tiempo. Hay ciertos aspectos que hay que aclarar, y hay que ser cautelosos con la información que se pueda dar acerca de algunos detalles que son muy particulares, sobretodo a nivel de actores, pero este es otro proyecto con el que estamos ilusionados. Va a ser muy excitante, y esperamos que no defrauda a nadie”. Todos nos preguntamos porqué, tras tanto tira y afloja, han decidido reunirse para protagonizar uno de los retornos más sonados de los últimos años. ”La gente nos pedía que volviésemos. Querían volver a vivir la verdadera experiencia que suscita presenciar un buen show de rock´n´roll. Actualmente hay mucha basura por ahí, y el negocio del rock n´roll necesitaba de nuestra puesta en escena.Y la gente, y los fans, lo necesitaban todavía mucho más. Nos hemos dado cuenta en la gira, por las ganas y la ilusión que observábamos en la gente, por la expectación general, y por los continuos sold-out en todas las fechas, que éste era el momento en el que debían volver Mötley Crüe. Ha sido emocionante y reconfortante. Este era el momento para tirar esto para adelante”. Bandas como The Gliteratti, Hurricane Party o Robin Black, han regenerado a pequeña escala el olvidado y vilipendiado hard- rock ochentero. ”Hay buenos grupos circulando por ahí, que van a aparecer con mucha fuerza. Lo único que habrá que esperar, es que se les sepa dar un poco de tiempo. Tower of London son un buen ejemplo de lo que os estamos hablando”. En esta gira han decidido casi de manera cronológica, repasar su extensa carrera, un hecho que llama un poco la atención. ”No tiene mucho sentido, ya que no fue algo premeditado. Simplemente se tratar de tocar nuestra música, y tampoco tiene mucha importancia el orden en el que las toquemos”. Bienvenidos.

Lo siento, debes estar para publicar un comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.