El segoviano Santi Campos, nómada nacido musicalmente en Castellón, fué allí donde puso en circulación sus primeras composiciones con Neumáticos, a principios de los noventa. Tras su paso por bandas como Malconsejo o Amigos Imaginarios (aunque casi desde siempre simultaneando la edición de trabajos en solitario con los entregados formando parte de estas bandas), decidió salir con “Cojones” (Rock Indiana, 2016), que presentará en directo el jueves 15 en el Loco Club de Valencia. La gira cuenta también con Xarim Aresté completando un doble cartel que pasa también por Barcelona (16 junio, Euskal Etxea) y Madrid (17 junio, El Sol). Además, hoy mismo estrenamos el vídeo de “Arder”, que encontrarás en esta misma entrevista.

En 2012, tras el último disco de Amigos Imaginarios, anunciaste un parón musical del que saliste para grabar y editar “Cojones”. ¿Cuáles fueron los motivos o razones para hacer esta parada, en primer lugar y en segundo, por qué decidiste volver a la actividad, precisamente, con “Cojones”?
Ahora me parece muy lejano y un poco ridículo, pero cuando decidí hacer ese parón, la verdad es que mi intención era dejarlo definitivamente. Era una época en la que me parecía que mi vida estaba suficientemente llena de cosas bonitas, y en la que la música, en vez de hacerme disfrutar, se convertía habitualmente en una fuente de frustración. Frustración motivada, en primer lugar, por lo que yo creía que era mi incapacidad de hacer canciones que me sorprendieran y me llevaran por nuevos caminos, y en segundo lugar por esa sensación de estar siempre luchando por ganarme una audiencia suficiente.
El caso es que durante ese retiro nunca dejé de hacer canciones, y llegó un momento en el que hice unas cuantas –las que después formarían parte de “Cojones”- que me parecieron distintas, y que me abrían nuevas puertas. Eso, junto con el placer que siento al subirme a un escenario, fueron las razones de volver a grabar y tocar.

En la presentación del Verkami de “Cojones” decías “Soy Santi Campos, y acabo de grabar el disco de mi vida.” Esta rotunda afirmación, se refiere a un disco que lleva ya más de un año en circulación y sobre el que ya tienes una perspectiva. ¿Se mantiene al pie de la letra la afirmación?
Sí que se mantiene, en la medida de que es el disco en el que por fin he encontrado mi voz. Ya sé que llevo muchos años tocando y haciendo discos, y que decir esto es un poco minusvalorar mi trabajo anterior, pero es la vez que hay menos diferencia entre que lo que hago y lo que soy. No digo –espero que sí- que no vaya a haber evolución en el futuro, pero este disco me ha servido para saber cómo realmente canto, qué quiero decir en las letras y cómo quiero decirlo. Y a liberarme de ciertas ataduras estéticas que me tenían muy aburrido.

Nunca lo es, pero en este disco creemos que menos aún, título y portada son elementos elegidos al azar. Nos gustaría que nos resumieras el origen de esa imagen de Noemí Llantada que pasó a ser portada del disco y el motivo de ese contundente título para el disco.
En el pasado, un par de años antes del parón, tuve una época muy oscura, una depresión nada original. De manual, vamos. Noemí me regaló el corazón que ilustra la portada cuando estaba saliendo de eso, y lo colgué en el pasillo de mi casa. Poco a poco me di cuenta de que, cada vez que me levantaba y lo veía ahí colgado, se me escapaba una sonrisa y empezaba el día así: riendo. Supongo que el corazón ejercía un efecto en mí parecido al que los muy devotos deben sentir cuando ven una imagen de un santo bondadoso, o cuando los mitómanos ven una de Neil Young o de Michael Jordan. Tal vez esté exagerando, pero en retrospectiva creo que me ayudó tanto como la terapia o ir a nadar.
Luego llegaron las canciones y después el disco. Lo de la portada cayó por su propio peso.

 Voluntad expresa tuya, salió única y exclusivamente, en formato vinilo de 180 gramos (con el mismo disco en formato CD dentro). ¿Por qué?
Porque no tengo lector de cedés, y mudanza tras mudanza he ido perdiendo discos por el camino. Cuando llegó el momento de reiniciar mi colección de discos, me di cuenta de que solo compraba vinilos, no por el sonido, que también me gusta más, sino porque la parte estética de un álbum es importante para mi y, como me pasa con los libros, también lo es el olor. Lo de incluir un CD dentro fue una concesión comercial, jeje.

Tienes editado un libro de poemas, los textos tienen un peso específico más que importante en tus canciones, y te hemos leído decir: “Hace muchos años que empiezo la canción por la letra”. Al margen de la dimensión alcanzada en cada faceta, ¿te consideras un creador literario que pone música a sus textos, un cantante que música sus relatos, una mezcla de todo eso, ninguna de las anteriores…?
En 2011 edité un libro de poemas, “El Hombre Cometa y la Mujer Curvada” (Bandaàparte), que era una especie de diario de esa época oscura de la que hablaba antes. Me siento orgulloso del estilo y las metáforas de algunos de esos poemas, pero no me gusta la persona que los escribe, todo el rato flagelándose y creyéndose más viejo de lo que es, hablando desde la perspectiva de una vida acabada.
Contestando a la pregunta, el otro día me decía un amigo que me quiere mucho que últimamente estaba escribiendo los mejores textos de mi vida, pero daba la sensación de que la música no me importaba. No creo que esto sea cierto, pero reconozco que ahora la música de mis canciones es un vehículo y no un fin. Le pongo mucha atención a la música -más a nivel rítmico que melódico o de acordes-, pero siempre al servicio de lo que estoy contando.

 Tras simultanear ambas formas de sacar adelante un proyecto musical (en formato banda, y en solitario con tu nombre y apellido), optas por esta última para tu vuelta a la actividad creadora. ¿Acertamos si creemos que Santi ve como lejanos los tiempos en los que se sometía a la disciplina de una banda, y más lejana aún la posibilidad de volver a crear una banda (no un equipo de músicos para directo y estudio) en un futuro…?
No lo sé. No me gusta cerrar puertas. Por un lado creo que tengo las ideas muy claras y me encanta trabajar y maquetar las canciones en casa, pero por otro me resulta confortable ser parte de un grupo. De hecho, ahora mismo, mi forma de trabajo con Herederos tiene mucho de trabajo de banda, todos aportamos arreglos, aunque sea yo el que tome la decisión final. Incluso el nuevo single está coproducido con JJ Extremera, el teclista de la banda, y por mí. Lo que sí que veo difícil es que en el futuro quite mi nombre en discos en los que yo aporte las canciones y la voz, como hice en el pasado con Amigos Imaginarios.
Por otro lado, me encantaría formar parte de una banda en la que yo no fuera el que llevara las canciones ni cantara.

Preguntado en una entrevista sobre artistas que tú mismo recomendarías, citaste (además de a Xoel López) a Xarim Aresté que va a ser quien, precisamente, te acompañe en la presentación del disco en Valencia. ¿Por qué esta elección?
Me encanta compartir escenario con artistas a los que admiro, siempre suelen ocurrir cosas bonitas. Recuerdo con especial cariño cuando lo he hecho con Santos, Carlos Cros o Jero Romero, y me encantaría que ocurriera en el futuro con Xoel, Mucho, Tulsa, Josele, Alfaro, Egon Soda, Alberto&García, El Petit de Cal Eril, TGYC o León Benavente. Hagas la música que hagas, hay determinadas formas de enseñarla que anteponen la pasión y un discurso claro a cualquier otro concepto. Esos son los grupos que me gustan, y claramente Xarim es uno de ellos. Fui yo el que propuso a Xarim hacer esta minigira juntos, porque, además de ser un tipo estupendo, siempre me deja anonadado en sus discos, y en directo son una arrebatadora y preciosa máquina imperfecta.

¿Quienes tienes previsto que te acompañen en Valencia para la presentación?
Desde hace algo más de un año tengo una banda fija: Herederos. Son Juan Carlos Luque y David Martínez (Maika Makovski, Mery Lemon), JJ Extremera (Cosmopolitants, Petit Cabroin) y Joel García (Midnight Travellers, Freewheelin Tornados, Suzy & los Quattro). Con ellos todo en directo y he grabado el último single, y ellos serán los que me acompañen en directo hasta que se cansen de mí.

¿Sonará “Cojones” entero, habrá sitio para clásicos del repertorio de Santi Campos en todas sus facetas… cómo se plantea este directo en El Loco?
Peco de ser demasiado poco nostálgico. El repertorio se basará en “Cojones”-que sonará casi entero- y en el último single “Arder”, aunque puede que suene alguna canción vieja revisada. De todas formas, espero que esto no tire para atrás a los que hubieran querido que fuera de otra manera, prometo que van a disfrutar mucho incluso los que no comulguen con mis últimas canciones. Ya sabes que en directo pasan cosas que en disco se escapan, y posiblemente el sector crítico se vaya a casa con una sonrisa en la cara.