“El rock instrumental está alcanzando al gran público”
Entrevistas / Jardín De La Croix

“El rock instrumental está alcanzando al gran público”

Rubén G. Herrera — 27-12-2016
Fotógrafo — Victoria Durán

“Circadia” fue inmediatamente incluido entre los mejores discos metal de 2016 en el criterio de varios medios nacionales y alguno internacional. ¿Cómo habéis notado la recepción general de público y crítica?
La recepción ha sido cojonuda sí, y no te terminas de acostumbrar a eso. Ves gente que hace críticas y te pone por las nubes, pero que nos hace constatar que hay también un público más allá del underground; de “los de siempre”. Tras muchos años y varios discos, por fin se va viendo el camino, porque, la verdad, nosotros no somos un grupo de sacar muchos discos. Empezamos a salir del ámbito en el que estábamos, y gracias a participaciones como la del Resurrection Fest 2015, se nos están abriendo puertas al público más general. El salir del país a actuar también es otro rollo, ves cómo funciona todo en Europa a nivel de ventas, de público, de organización… En otros países, el público es algo fijo; da igual el reconocimiento de la banda, siempre tendrás una audiencia media. La gente se moviliza para ir a los bolos… Nuestras expectativas eran moderadas y la realidad nos ha superado un poco.

Hay un salto cualitativo en las estructuras y en las texturas que queréis plasmar en vuestro cóctel de post-metal. Pero también hay un salto cuantitativo en la variedad que se ofrece. Hay más y mejor, pero ¿qué ha cambiado en vosotros? ¿Las influencias? ¿La experiencia?
Yo creo que siempre hemos tenido las mismas inf

Hay un salto cualitativo en las estructuras y en las texturas que queréis plasmar en vuestro cóctel de post-metal. Pero también hay un salto cuantitativo en la variedad que se ofrece. Hay más y mejor, pero ¿qué ha cambiado en vosotros? ¿Las influencias? ¿La experiencia?
Yo creo que siempre hemos tenido las mismas influencias. Quienes hemos cambiado somos nosotros como grupo; llevamos diez años y la evolución a cómo afrontamos la banda, cómo actuamos o nos relacionamos no tiene nada que ver. La llegada de Nacho también fue un cambio importante. Creo que lo que ha evolucionado es nuestra visión en conjunto de lo que queremos hacer.

Ese gran cambio se refleja en la novedosa predominancia de melodías en tonos mayores; hay un halo de positividad impregnado en vuestras nuevas canciones, que trascienden a las influencias más evidentes como Scale The Summit, Russian Circles o Pelican.
De hecho, hemos tocado Scale The Summit. Esta relación de influencias aflora y es bueno que te la reconozcan, pero no tiene porqué ser así. Este es nuestro disco más cálido, dentro de que nuestra música no es muy pegadiza… Pero no es algo a lo que le demos demasiadas vueltas, no hay pretensión, esto es pura evolución. La raíz de nuestro estilo y el de otras bandas metal puede ser la misma, pero incluso grupos de muy atrás como The Dillinger Escape Plan pueden servirnos de inspiración en determinado momento; es algo que está de trasfondo… se mantienen ciertos guiños sonoros. Siempre hemos compartido esa filosofía de la música. La banda sigue teniendo mucha densidad y experimentación; pero poco a poco vamos descubriendo nuestra propia fórmula.

“Se unifican los ritmos circadianos con los ciclos de la naturaleza. Ese es el concepto de la obra que nos ha inspirado”

En cuanto al nombre del álbum, “Circadia”, es como una apología a la circularidad como forma geométrica, que en la historia del arte se toma como la figura perfecta. Pero esto luego cuaja en canciones concretas, como “Seventeen Years To Hatch An Invasion”, donde parece que se toma como inspiración la cuestión de los ciclos de vida de algunos insectos, como la cigarra, que es un cicácido. Así que el juego de palabras os ha cuadrado a la perfección.
Efectivamente, se unifican los ritmos circadianos con los ciclos de la naturaleza. Ese es el concepto de la obra que nos ha inspirado y cada uno de los seis temas hace referencia a los ciclos en la naturaleza. Esto es algo que hasta ahora la ciencia no había estudiado o entendido del todo bien; el por qué las cigarras, que aparecen cada 17 años (y su relación con los números primos). Nuestra música tiene una esencia que es la del ritmo y de ahí nació todo esto.

El arte gráfico de la portada ya preconiza todo esto. ¿Cómo se las apaña Jardín De La Croix para escapar de la abstracción y, una vez compuestas las canciones, establecer líneas líricas, temáticas, títulos de canciones?
Efectivamente; la portada era algo que encontramos de una ilustradora británica llamada Lisa Birch, donde todo esto queda sintetizado. Pero también tenemos algo de raíz japonesa e influencia de su escena de math-rock (Ruins, Zeni Geva, Toe, Mono…) y por eso en la portada se muestran origamis. Hemos querido simplificar el sobrecargamiento de portadas anteriores con este guiño. Por otro lado, la ausencia de letras resta contenido, claro, pero igualmente, teníamos que ser muy cuidadosos. Hubo que bucear mucho en Internet en búsqueda de conceptos originales, no repetidos. Hubo lista de candidatos y esto es lo que más nos gustaba y, sobre todo, inspiraba. Al final, cuando haces un trabajo discográfico, el arte gráfico y conceptual, es un nexo vital para la música.

Tras el despliegue de riffs de corte melódica de “Seventeen years…” o “Reversion”, algo explota en “Intermareals; el tercer track aporta un cambio inesperado que nos lleva a la esencia de bandas de instrumental más oscuras como Russian Circles ¿cómo se trabaja ese tipo de estructuras?
Este fue el segundo tema que compusimos y es el que más se parecía a nuestros trabajos anteriores; más oscuro. Había ganas de sorprender al oyente con cambios bruscos, un poco de “meshuggueo” si puede decirse. Y, si nos mola, ¿por qué no incorporarlo?

El género de post-rock o rock/metal instrumental está creciendo en nuestro país desde los últimos años, cuando pensábamos que nos estábamos quedando atrás con respecto a las tendencias en el resto del mundo…
Hace diez años estábamos Hand Of Fatima, Toundra, nosotros y poco más. Ahora hay una cantidad innumerable en nuestro país de bandas instrumentales, puedes aburrirte encontrando bandas en Internet, el salto es evidente. Quizá el ”fenómeno Toundra” ha hecho que muchas bandas tiren a este rollo. Pero, pese a que es muy complicado hacer esto, hay muchas bandas buenas: Siberia, Le Temps du Loup (grupo de nuestro bajista Nacho), Exxasens

¿Creéis que los años de insistencia, la puesta en escena durante este tiempo han ayudado a generar cierta “pedagogía” al respecto?
Seguramente. Antes la gente se sorprendía por la ausencia de cantante. Si en 2009 era posible llenar una sala pequeña como Siroco, ahora es posible llenar una sala Caracol. O en el caso de Toundra, el Círculo de Bellas Artes o el Palacio de Deportes. El rock insturmental está alcanzando al gran público y a nosotros todo este empujón nos ha animado muchísimo. El rock y el metal instrumental se ha terminado de constituir en este país. Y como tal, no es cuestión de moda.

“Nos haces esta entrevista en el mejor momento de nuestra carrera”

Aún con todo, mucha gente considera el rock instrumental una especie de “música de fondo”. Esta reducción en forma de tópico no deja de percibirse, porque en parte, es verdad que afrontáis un gran riesgo al estar desposeídos de himnos, de registros vocales.
Eso nos molesta bastante cada vez que lo oímos. Es decir, tiene sentido, y puede tener esa parte negativa. Pero muy al contrario esto es positivo en la medida en que no es una música complaciente con la primera escucha. Es más a largo plazo. La nuestra es una música en la que se van descubriendo matices, que además tienen que ver con tu estado anímico. El apreciar esta música es una búsqueda a través de la escucha que al final, tiene más recompensas.

¿Qué esperáis de 2017? ¿Aceptará definitivamente el público, vamos a decir, más “mainstream” vuestro sonido?
Es una pregunta muy complicada. Creemos que sí pero también tiene que ver con eso de la memoria auditiva. Somos lo que somos, y no pretendemos escapar de nuestra música, inherentemente compleja. En cualquier caso, y pase lo que pase, tocar en Primavera Sound ya es un salto significativo. Si bien, queremos hacer una gira más escalada, más poco a poco. En este sentido, fichar por Aloud Music nos ha abierto muchas puertas, ya desde la gira europea de este año. Como cita más destacada, estaremos en Primavera Sound, pero antes que eso, el 21 de enero presentaremos en sala Caracol. Pese a lo que hemos comentado, el riesgo de la banda instrumental en una sala grande sigue ahí… Y nuestro “techo” es quizá mayor que el de otras bandas. Pero tampoco queremos estar en 40 Latino (risas).

¿Será entonces cuando sí tengáis un cantante? Esta es la pregunta “rosa”…
Muy muy al principio, tonteamos con la idea de tener un vocalista; nunca se descartó. Pero no es la idea, somos un grupo instrumental.

¿Algo que nos hayamos dejado, que recalcar?
Que nos haces esta entrevista en el mejor momento de nuestra carrera y hemos salido de la gira Europea como un grupo aún más unido y siendo todavía más colegas. Es una experiencia extenuante a nivel físico, pero a nivel anímico es un empuje sin igual. Volverá a haber fechas duras y, es un tópico decirlo, pero este tipo de experiencias, o te destruye o te hace más fuerte.

Lo siento, debes estar para publicar un comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.