Sargentos de hierro
Entrevistas / Rammstein

Sargentos de hierro

Redacción — 06-09-1999
Fotógrafo — Archivo

Rígidos y marciales, los alemanes Rammstein opositan, antes de tiempo, por una plaza en el museo de los dinosaurios del rock con un doble disco (y vídeo) en directo que muestra a la banda en plenitud de limitaciones. La entrevista mantenida con Flake Lorenz, teclista del grupo, sirve para ilustrar cualquier teoría sobre el conjunto vacío.

¡Qué le vamos a hacer! Las pretensiones son arma de doble filo. Tan malo es abusar de ellas como desdeñarlas. Rammstein son puro envoltorio, pero no es ese el núcleo de sus males. El problema es que invitan al aburrimiento, son planos como el encefalograma de un bone-head y sus ansias epatantes no provocan ni risilla cómplice. Ahora editan un doble compacto en directo -«Live Aus Berlin»- difícil de sobrellevar y sólo comprensible bajo presupuestos económicos. Lorenz, de rostro impenetrable, decir pausado y tensión arterial muy por debajo de la media justifica así dicha edición: «Lo sacamos para que la gente de todo el mundo pueda disfrutar de nuestro sonido en directo. Nos gusta más tocar y cómo sonamos sobre un escenario que en estudio».

Un sonar el suyo que remite a la tercera división de bandas siniestras, al metal de garrafón y a una imaginería grandilocuente y eminentemente teutona, principal responsable de su notoriedad. Un despliegue que enmascara su escasez discursiva, algo que el propio Lorenz no tiene reparo en admitir: «Sí, si tiene algo que ver…de alguna manera nos resulta difícil tocar las canciones sin toda nuestra parafernalia». Prefieren entretener a trascender, como Marilyn Manson al que dedican espacio en su web incluyendo un artículo firmado por el propio Brian Warner y dedicado exclusivamente a la violencia.«Creo que ese artículo es muy interesante y por eso lo hemos incluido, además pensamos igual que él acerca de la violencia».

Bien, probemos suerte y tentémosle a opinar acerca del inminente décimo aniversario de la caída del muro –les recuerdo que son de Berlín Este-.«Berlín es ahora mismo una sola ciudad, nosotros trabajamos con gente del Oeste y no tenemos ningún problema… Berlín es una ciudad unida». ¡Grrrr!…agua…a ver que opinan de sus vecinos de Digital Hardcore Recordings. «Coincidimos con ellos en Nueva York y todo fue muy bien…me parece estupenda su postura de compromiso político, aunque nuestras canciones tratan más de problemas humanos, no políticos».

Flake continúa contestando sin inmutarse, con frialdad y distancia centroeuropea. La posibilidad de deshacer tópicos es inexistente. Rammstein son alemanes hasta la médula. Hieráticos como Kraftwerk, secos como Die Krupps.«Sí, sin duda somos un grupo típicamente alemán…Kraftwerk nos gusta mucho por eso les versioneamos, aunque su música es un poco light y preferimos darle ese toque de dureza metalera». Impertérrito pero amable y educado, esboza de vez en cuando alguna sonrisa, con escasísimas ganas eso sí. A pesar de su seriedad y saber estar, el grupo tuvo algún problema en su gira americana, llegando incluso a ser detenidos por comportamiento obsceno. Termina la entrevista asegurándome que se lo pasan muy bien de gira. «Llevamos un preparador físico y entrenamos diariamente, cuando volvemos a casa después de un tour lo hacemos más en forma que cuando nos vamos». Dando color, claro que sí. Ahora sólo falta que Christopher Walken les haga coros.

Un comentario
  1. Flash96 6 4 Du solltest mal fcber Deinen Namen nnckdeahen wie we4re es mit KommNichtKlar . Es reicht schon, wenn der Staat fcber mein Geld verffcgt, mit dem Rest mf6chte ich machen was ich mf6chte und wer Vermf6gend ist, hat mit Sicherheit auch eine soziale Verantwortung, ffcr die er aber nicht einstehen muss jedoch sollte jeder erst vor seiner eigenen Haustfcre kehren

Lo siento, debes estar para publicar un comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.