"Volver con este disco ha sido como empezar de nuevo"
Entrevistas / Proud'z

"Volver con este disco ha sido como empezar de nuevo"

Enrique Gijón — 05-12-2021
Fotógrafo — Archivo

Veteranos de la escena hardcore, Proud'z han vuelto a la actualidad con un disco rotundo que recupera la esencia del género canción por canción. Su título Cuando todo esté perdido (HFMN Crew, 21), y sobre él hablamos con la banda.

El regreso de Proud’z se produce en mitad de una pandemia. Imagino que esta vuelta estaba programada antes de la aparición de toda esta nueva situación, ¿verdad? ¿Cómo fue el germen de esta vuelta?
Efectivamente, nosotros anunciamos que volvíamos en 2019 pero no íbamos a empezar a tocar y a grabar hasta 2020. Nuestro vocalista (Rana) estaba viviendo en el extranjero desde hacia seis años y volvía pero a una ciudad nueva (Barcelona), y a un nuevo trabajo, por lo que nos pidió que, aunque le apetecía mucho volver con la banda, fuésemos despacio. Con los años hemos aprendido que cuando un miembro del grupo necesita aire, es mejor no forzar la maquina. Nunca hemos sido una banda con unos pilares muy sólidos la verdad, así que merece la pena a veces ir lentamente y que todo fluya solo. El germen siempre ha estado ahí realmente. Hace unos años, en 2015, Rana vino unos días e improvisamos un concierto en Madrid en una sala pequeña. Cuando nos dijo en 2019 que volvía para quedarse, todos sabíamos realmente que Proud’z volvían.

"Lo que está claro es que queríamos hacer algo distinto. Con personalidad, pero que siguiese teniendo el sello de la banda".

El regreso de bandas de hardcore como lo sois vosotros es algo que jamás se ha visto en nuestro país prácticamente. Hay un estigma en la escena de las reuniones de bandas o la vuelta a la actividad de proyectos. ¿Por qué creéis que ocurre? ¿Habéis pasado completamente de estos, a priori, impedimentos?
Creo que el principal problema es la edad y la carga de responsabilidades. Las prioridades cambian, también los gustos personales… Hace poco me encontré a Andrés de Like Peter At Home y no quería saber nada de hardcore ni sucedáneos. Es un tío inteligente [risas]… Para nosotros evidentemente es más que un hobbie y queríamos hacerlo bien. Quizás no podamos hacer todo lo que nos gustaría pero lo poco que podamos será suficiente para nosotros y espero que la gente que nos sigue lo sepa apreciar.

El disco lo habéis presentado con varios singles: “En la noche más oscura”, “Jauría” y “Elegidos para la gloria”, tres de los mejores temas que jamás habéis facturado. A la vez se pueden entender nuevas influencias o un uso diferente de estas. ¿Es algo intencionado? ¿Qué retos estrictamente musicales habéis tenido en este nuevo disco?
Lo que está claro es que queríamos hacer algo distinto. Con personalidad, pero que siguiese teniendo el sello de la banda. Que no fuese un refrito de nuestros anteriores discos. En un estilo tan cerrado y con tan poco margen a veces ese es el mayor reto. Creo que en nuestro anterior disco, “Dulce Miseria”, ya tratamos de jugar con otras influencias no tan hardcore, pero al final quedó como algo más anecdótico, en plan “Oh, este tema suena a Entombed o este riff suena a Mastodon”… Sin embargo creo que en este está todo más diluido. Es Proud’z pero tiene algo más. El reto era ese y que sonase todo muy orgánico. Que la batería sonase como una batería en una sala y no como un montón de plugins disparados y ultra producidos. A veces creo que el panorama hardcore/metal actual peca mucho de eso… Otro reto fue renunciar a lo que siempre consideramos como “La Biblia” a la hora de grabar guitarras y probamos muchos amplificadores, guitarras y pedales que no son a lo mejor habituales en un disco así y creo que al final le da más dinámica y personalidad.

Estrenasteis en julio el tema “Jauría” con el que sorprendisteis a todos con vuestra vuelta aunque quizás sea un tema más cercano a vuestras anteriores referencias. La canción es puro hardcore en lo musical. ¿Necesitabais hacer un tema de un minuto y medio? ¿Como sigue existiendo esa devoción por la intensidad, la rapidez y basar vuestra propuesta en poner en valor lo elemental de tener una banda?
“Jauria” seguramente sea el tema que menos define el disco y en parte dudamos a la hora de sacarlo como single, pero también funcionaba muy bien como “pildorita”, en plan “eh, seguimos siendo rápidos, intensos y directos a la yugular” y eso también ayudaba al pre-order [risas]. Al final, y sobre todo en directo, Proud'z es muy primario. Son temas cortos, furiosos y prácticamente empalmados unos de otros… “Jauria” sigue la estela de temas como “El Arte de la Guerra”, “El Duro Adiós”… Siempre va a haber hueco para temas así en un disco de Proud’z. Es parte de nuestra esencia.

Volviendo a “Jauría”, la letra es pura mala hostia. ¿Cuáles son las cabezas que van en picas? Contadme un poco más sobre la letra de esta canción ya que creo que la elección como primer adelanto fue algo muy intencionado.
Las cabezas por supuesto ¡son las nuestras! [risas]… “Jauria” es una denuncia a la actualmente denominada “cultura de la cancelación”. Una masa hambrienta que devora todo sin importarle la verdad. Solo quiere sangre y disfrutar del espectáculo… pero también hay una parte de nosotros que forma parte de esa horda y hay un conflicto constante y más de eso en el disco. “Somos luces y sombras” en cierto modo también habla de eso…

"Ahora mismo nuestros planes son decirle a todo el mundo que hemos vuelto y que tenemos un disco nuevo" 

No puedo obviar que las letras de este disco son jodidas. Hay dolor, hay un poco de limpieza interior en cada letra que decís. ¿Habéis vuelto porque estabais en una situación en la que no queríais estar?Creo que no habríamos vuelto, o yo al menos no habría podido escribir estas letras si no hubiésemos pasado por este letargo. Durante este tiempo que Proud’z estuvo aparcado hemos ganado y hemos perdido muchas cosas en el camino. He sido padre, pero también he perdido amigos y perdí el interés en cosas que eran indispensables en mi vida, como la música… Al final todo ha desembocado en un proceso en el que necesitaba encontrarme a mi mismo y, de alguna manera, Proud'z estaba al final del viaje. Quizás en estas letras haya mas dolor que nunca, pero también hay liberación.

En “La noche más oscura” decís “Seré el guardián de mi hermano” ¿Sois los guardianes de los otros tres miembros de la banda? Esta canción me ha recordado directamente a “Fall Back Down” de Rancid en la que se habla exactamente de lo mismo… de “The Darkest Night” y de cómo levantar al hermano. Ese disco se hizo en una época jodida de Tim, su cantante. No quiero preguntaros por vuestra vida personal pero, ¿habéis vuelto a tocar juntos para volver a estar mejor?
“En la noche más oscura” habla de una noche real y sí, en este caso, David (el batería del grupo) fue “el faro que me iluminó en la tempestad”. Mucha gente nos ha preguntado porque no continuamos con la banda con otro cantante cuando Rana se fue al extranjero y la respuesta es que no queremos ser otros ni tocar con otros. Aparte de que sería un chiste, hay un vinculo cuando llevas tantos años juntos que es imposible reemplazar ni volver a construir. Aunque no estuviésemos tocando, esa amistad ha continuado. Para mí volver con este disco ha sido como empezar de nuevo la banda y por supuesto es una vía de escape y una terapia.

¿Cuáles son las sensaciones que tuvisteis cuando volvisteis a juntaros en el local?
Al principio miedo. Después del último concierto en 2015 no habíamos vuelto a ensayar y aunque ese concierto fue muy divertido, no salimos con buen sabor de boca. No tuvimos casi tiempo para prepararlo y técnicamente fue un caos. Así que casi cinco años después te vuelves a meter en el local y simplemente intentas disfrutar y olvidarte de que siempre puedes hacerlo mejor. Luego ya, a medida que nos reencontramos, nos empezamos a exigir. Seguramente este es el disco en el que más nos hemos exigido y desde aquí tengo que decir que el trabajo de Koke Diez como co-productor ha sido excelente. Discutimos mucho y nos costó mucho entendernos, pero nos exigió hasta niveles extremos y creo que hay una “furia” en el disco fruto de esa exigencia.

¿Cómo ha sido volver a editar un disco después de tantos años en los que todo ha cambiado tanto?
Por una parte ha sido como volver a estar en casa y por otra como si nunca hubiésemos sacado un disco. La forma en la que se consume música ahora, en la que te comunicas con el público, como los demás se fijan en ti en base a tus seguidores en Instagram u oyentes en Spotify… en parte me da asco porque no me parece real. Todo ese mundo me parece una fachada, pero es una parte indispensable que, aunque intento comprenderlo, para mí carece totalmente de romanticismo… Y luego esta la otra parte de la balanza; las ediciones que hemos preparado para el lanzamiento junto a HFMN, la edición de Backside Records, que fue nuestro primer sello participando también en esto… Tiene su parte bonita, la que es real para mí, y por supuesto, la que de verdad nos importa, la de la gira cuando podamos salir a presentarlo.

¿Cuáles son vuestros planes? ¿Hasta cuándo hay Proud’z? ¿Hay para rato?
Ahora mismo nuestros planes son decirle a todo el mundo que hemos vuelto y que tenemos un disco nuevo… Y por supuesto presentarlo en directo sin ningún tipo de restricciones. Necesitamos que la gente no esté encadenada en nuestros conciertos y podamos darlo todo con ellos. Eso es el hardcore. ¿Hasta cuándo habrá Proud’z? No lo sé, la verdad. Sabemos que todo tiene fecha de caducidad así que hasta entonces esperemos poder disfrutar, tocar y grabar más discos. Todo lo que podamos.

Lo siento, debes estar para publicar un comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.