Pionero
Entrevistas / Wiley

Pionero

Alberto Comeche — 14-01-2008
Fotógrafo — Archivo

Wiley es uno de los padres fundadores de lo que hoy conocemos por grime. Es considerado por muchos como el pionero, el innovador impecable del crisol experimental que padecía la música del este de Londres. “Playtime Is Over” (Eskibeat Recordings/Pias) es su nuevo disco y posiblemente el último que edite. Un trabajo cortante, sincero y con un sonido renovado.

A lo largo de las quince pistas que lo componen, Wiley se jacta de su preeminencia. Cuenta historias de su vida y con un trasfondo que en muchas ocasiones nos revela su lado más sensitivo, que seguramente no asombrará a los que le conocen, pero es indudable que para el oyente, el sentirse cómplice de las salpicaduras de su vida, sus pensamientos y sus sentimientos, en cierto modo, es algo inaudito en una escena cuya aceptación representativa apenas cuenta con cinco años de edad. En ese sentido, uno de los cortes más comedidas es “Baby Girl”.

“Veo el grime como una fusión de mucha de la música que escuché de niño: reggae, soundsystem, drum ‘n’ bass y por supuesto, garage”

“Esta una canción que habla sobre mi hija Leah. Ella tiene casi dos años y te puedo decir que seguramente será un gran músico algún día. Ella ha cambiado mi vida y quise escribir algo diciéndole todo lo que siento por ella, para que pueda escucharla en un futuro”. Wiley marcó nuevos rumbos en el grime como miembro de Pay As U Go Cartel, posteriormente con su crew, Roll Deep Entourage y ya en solitario, refinó su propio sonido, al que él mismo apodo como eski-beat. Su primer álbum como solista, “Treddin’ On Thin Ice” fue publicado por el sello XL y valió de fuente de inspiración para el grime mundial. Extrañamente, poco después llegaron las desavenencias con la disquera, situación que le llevó a plantearse si merecía o no la pena seguir haciendo música. “Ya no solo por XL, el subsistir en la música es difícil, especialmente en la escena del grime. Si tienes éxito, todos quieren arrebatártelo como sea y conseguir un nombre para sí mismos. Esto es música de la calle, yo soy de la calle y es fastidioso y agotador estar en la calle. Big Dada me hizo una oferta interesante y la realidad es que no puedo parar de hacer música. Es lo que hago y la única cosa que sé hacer”. Pese aquella nube negra que le envolvía, Wiley decidió grabar una demo independiente llamada “2nd Phaze”, que curiosamente y a pesar de contar con una distribución anecdótica, vendió miles de copias. “Playtime Is Over” “contiene tres canciones de aquella cinta, que el propio artista ha considerado que merecen ser oídas por un espectro más amplio. “Gangsters” es una de ellas. “Quise escribir algo acerca de los gángsteres del Reino Unido. Es un himno y una advertencia a la vez. Una canción que habla acerca de ellos, de lo que hacen y quise que quedará constancia de que aquí también existen”. Chistes acerca de las rivalidades internas de la propia escena, exhortaciones que aconsejan que ha llegado la hora de ponerse serio o narrativas que exponen la problemática que subsiste en las calles londinenses, son algunas de las temáticas formuladas por Wiley. “Ando por East London y veo a una buena cantidad de niños problemáticos. Niños que son fríos y que tienen el corazón cargado de ira. Pero por otro lado, también veo una buena cantidad de talento y chicos geniales que intentan hacer algo grande para la música. Esto último me da esperanza”. La mayor parte de la música de “Playtime Is Over” ha sido engendrada por él mismo, y es que su pasado, su presente y seguramente su futuro, le ensalza como uno de los beatmakers más demandados de la cultura grime. Melódicamente el disco cuenta con un toque novedoso y creativo, que se aleja cada vez más de los estereotipos americanos, para centrarse en las raíces del sonido de las Islas Británicas. “Veo el grime como una fusión de mucha de la música que escuché de niño: reggae, soundsystem, drum ‘n’ bass y por supuesto, garage”. El tercer álbum de Wiley bien podría ser el último, o por lo menos así lo dejo caer el propio cantante en una reciente publicación inglesa, aunque es cierto que a nosotros nos ha reconocido que es poco probable que esto suceda. Mientras tanto, el mundo del grime sigue disfrutando de las historias y el sonido de una de las leyendas que han constituido el género. Ha llegado el momento de dejar a un lado las cosas de niños, hacer una música impactante y dar una vuelta de tuerca en la industria.

Lo siento, debes estar para publicar un comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.