“Nunca he escuchado post-rock”
Entrevistas / Modelo De Respuesta Polar

“Nunca he escuchado post-rock”

Jorge Obón — hace 6 años
Fotógrafo — Archivo

“El cariño” puede ser una terapia o un exorcismo, no importa. Lo grande es que las canciones de Modelo de Respuesta Polar se han sobrepuesto a la experimentación sonora de la generación de Borja Mompó bajo la batuta de Suso Saiz, y como resultado las canciones han florecido con una simpleza desarmante, y esto es solo un segundo álbum en el que se relatan las diferentes fases de una ruptura amorosa.

– Cada vez que escucho “El cariño”, me parece que habéis cambiado completamente, que este grupo no tiene nada que ver con el de “Así pasen cinco años”, pero luego repaso vuestro primer disco y me doy cuenta de que no hay tanta distancia. Aparte del productor, ¿qué diríais que os puede hacer tan distintos en este nuevo trabajo?

Borja Mompó (voz y guitarra): Hay dos años de viajar, de salir, de conocer gente, y con todo eso, es complicado que un grupo de personas haga lo mismo después de haber vivido todo eso.

– Y la gente ha dicho cosas muy bonitas de vosotros. ¿Qué se siente después de oír todo eso al volver a grabar?
B: Mola mucho. No tengo problema en decir que yo me leo todo y lo espero con ansia. Lo espero porque nos lo hemos currado un montón y luego mola ver lo que dice la gente, ver si lo dicen con fundamento, o si el tío este se ha hecho la crítica y se lo habrá escuchado una sola vez, el cabrón… a mí me gusta leerlo.

 – También es que ha habido pocos palos, y cuando hay un palo, ¿cómo sienta?

B: Sienta mal, claro que sienta mal.

 – Pero, ¿te lo lees y miras a ver por qué lo habrá dicho?

B: Sí, me lo leo y si tiene fundamento, lo encajo bien, pero vamos, es mi historia y estoy supertranquilo.

– Una cosa que está muy bien es que con este disco dejarán de asociar el nombre de Modelo de Respuesta Polar con el post-rock, ¿cómo sienta eso?

B: Es que no sé cómo en su día… bueno, lo puedo entender, pero nunca he escuchado post-rock. Si que entiendo que la cadencia es un poco más pesada en algunos temas, por lo que llevaba ahí, pero lo que hace el grupo, en seguida te saca de ahí.

– Entre otras cosas, en el nuevo álbum habéis preferido o tolerado que se entienda mucho más lo que decís, ¿por qué?

B: Creo que es porque estoy mucho más cómodo, porque las canciones se han hecho, no tanto en el local, y más en mi casa, entonces, las canciones han crecido mucho más por mi cuenta porque yo vivo en Madrid y el grupo vive en Valencia. No es lo típico que haces una canción y por la tarde tienes ensayo, sino que tienes una canción y al mes siguiente ensayas. Las canciones han tenido mucho recorrido por mi cuenta.

– Lo que me quieres decir es que en el disco anterior las canciones surgieron más con el grupo, ¿y entonces estas son canciones de Borja y las otras eran canciones del grupo?

B: Se han desarrollado por caminos distintos. Suena un poco a tópico pero es así, las ideas han ido macerando más por mi cuenta, pero lo veo completamente compatible y los del grupo están encantados.

– El disco empieza de una manera muy fuerte con “Toda la vida”, el orden de las canciones ha sido determinante para el acabado de un disco así. No sé si te has comido mucho el coco con eso…

B: Ha sido un desastre. A mí me costó muchísimo e hice una cosa que no me gusta nada hacer que es dar por saco a varios colegas pidiéndoles una visión completamente objetiva.

– ¿Y al final te quedaste con un orden tuyo o de los colegas?

B: Curramos bastante conjuntamente, pero nos costó un montón.

– Claro, lo que mucho cuesta, así de bien ha quedado. Aunque no sea así, parece que el disco te está contando una historia aunque las canciones pudieran venir cada una de un lugar diferente, porque no es un disco que cuenta una sola historia, ¿o sí?

B: Bueno, es la historia de mi vida, o sea que sí, igual es una sola, pero cuenta bastantes momentos a pesar de desarrollarse en un periodo de tiempo bastante corto, o sea que sí, cuenta bastantes historias.

 – ¿Qué os parece que el cambio de sonido entre un disco y otro se entienda como maduración, es algo muy apresurado?

B: Yo tengo 30 años ya, eh. Bueno, llevamos todos tocando toda la vida, y maduración con respecto al disco anterior, sí, pero más bien es evolución más que maduración.

 – Recuerdo una conversación entre Fernando Alfaro y Enric Montefusco en la que venían a decir algo así como, menos mal que cumplimos treinta años y pudimos empezar a usar menos pedales, ¿qué te parece una afirmación así?

B: Yo no los he pasado todavía, pero me he ventilado cuatro pedales, y estoy muy contento. Ahora me tengo que quitar de las afinaciones raras.

– También lo decían ellos, que en buena hora me puse a afinar la guitarra así para componer esta canción, que luego en directo hay que cambiar la guitarra…

B: Mira, sí que me cuesta una barbaridad hacer el setlist en base a las afinaciones, eso es un desastre, o sea que a lo mejor un día me quito de eso también.

– O sea, que nos tenemos que hacer millonarios para tener a un tío esperando con siete guitarras con afinaciones diferentes.

B: Pero aún así corta el rollo.

– Lo que sí está claro es que parece que se cumple casi siempre la regla de, a menos ruido, más confianza en las canciones, ¿hay algo de esto en el nuevo disco?

B: Hombre, ha habido mucho curro también por parte de Suso Saiz, y sí que era una premisa hacerlo muy sencillito, pero todo lo que hay está pensado, y no es esa sencillez de primera etapa sino la sencillez de que vas y vuelves, o sea que no se note lo que vamos haciendo.

– Como los buenos maquilladores, que se maquille a la modelo sin que parezca que está maquillada.
B: Puede que vaya un poco por ahí. Esa sencillez es algo que me ha gustado siempre de los artistas que he escuchado por ahí.

– Hombre, lo más difícil del mundo es poder contar una historia, escribir un libro o hacer una película que sean simples y que encima sea eterno, pero cuando ahora os enfrentáis al repaso de “Así pasen cinco años”, ¿qué sentís, regrabaríais algo, o lo mezclaríais de un modo distinto?

B: Hace tiempo que no lo escucho, no sabría decirte, pero sí es cierto que para meter esas canciones en el setlist actual, ha habido que cambiar cositas para que encajen bien.

– Que un grupo más o menos nuevo se alíe con alguien con tanta experiencia como Suso Saiz, como mínimo sorprende, ¿por qué y qué aprendisteis de él?

B: Realmente lo que buscábamos con Suso no era un productor de estudio de estos que con el rec puesto empieza a proponerte locuras. Sabiamos que trabajaba muy lento, y yo lo que quería era trabajar con él mano a mano, y trabajar las canciones desde la base para ver qué podíamos hacer para dejarlas sencillas, pero desde el principio, desde que hay solo guitarra y voz. Esa fue la decisión que nos hizo contactar con Suso. Es una persona increíble. Ahora tiene 60 casi, y lleva una animalada de años haciendo esto, lleva toda la vida, y aprendes mucho con él. ¿Qué ha aportado Suso a “El cariño”?
Al disco un montón, pero a la banda le ha aportado una barbaridad.

– Creo que ha sido en una entrevista de “El País”, que he leído que os ibais a hablar, a nadar, a pasear… aquello parecía un anuncio de tampones, pero lo que era grabar, no llegaba nunca.

B: Si nos vieras con el chándal, ya te digo yo que no lo parecía.

– Claro, pero aquello no llegaba, él te estaba preparando un poco el coco para grabar.

B: Sí, y luego entramos en el estudio, nos tiramos una semana, y de pronto nos dimos cuenta de que estaba todo grabado, Todo lo que queríamos estaba, y es flipante cómo de rentable puede salir hacer una preproducción larga. Entras al estudio con todo clarísimo y no hay duda.

– Casi siempre termino preguntando por el momento de ceder ante un productor o un ingeniero a cargo del disco, porque entiendo que no es fácil, ¿cómo fueron esos momentos de aceptar que había que cortar aquí o resaltar allá?

B: Hace años, con el primer disco y lo demás, nunca creí que iba a trabajar con un productor porque pensaba que lo mío lo tenía muy claro. Con este disco me di cuenta de que tenía una oportunidad, y no sabía cuándo la volvería a tener, gracias a Limbo Starr, que me han dado la oportunidad de trabajar con alguien del que aprender, y dije, claro, vamos a hacerlo, y ya que lo hacía, tuve claro que iba a ceder y no pelearnos nada.

– Tiene muchas papeletas para que haya sido la primera pero no la última, ojala y sea así… La temática de las canciones no ha variado mucho entre vuestro primer álbum y este, pero al limpiar un poco más el sonido, casi parecería que este es un disco conceptual, por no decir que parece que sois un grupo que se dedica casi exclusivamente a hacer canciones que rondan la ruptura amorosa, ¿qué os parece oír cosas así?

B: No sé. Con este disco me está pasando que la gente me está preguntando qué se siente al estar completamente desnudo, y uf, me estoy empezando a dar cuenta de que aquí hay otra cosa, pero no lo entiendo de otra manera.

– Mañana tocáis en el Teatro del Arte.

B: No me metas más presión entonces.

– No te pregunto más, creo que todo el mundo habrá entendido perfectamente la respuesta.

B: Lo único que sé es que hasta ahora no me había pasado y tengo un montón de ganas. Antes tenía más nervios, pero ahora tengo más ganas. No sé en qué va a acabar eso, pero sí, hay ganas.

– Os gusta jugar con las palabras, a veces casi como una cuestión matemática, como cuando primero decís en “Miedo” que “No creo que aparezca de nuevo algo mejor. No quiero que aparezca de nuevo algo mejor”. Aunque normalmente me parece irrelevante para el público cómo componen las canciones los músicos, ¿cuándo vienen las letras y cuándo o cómo vienen las músicas de vuestras canciones?

B: Han venido realmente por una persona en particular, y creo que no puedo explicar mucho más sobre eso. Modelo de Respuesta Polar nació mientras que yo estaba en una relación, y ha venido todo por aquello. No sé si mi forma de escribir ha empezado ahí, y no sé en qué momento estoy yo.

– Entonces, el día que encuentres la felicidad amorosa, das portazo al grupo y a otra cosa.

B: Bueno, será otro disco, no sé si será otro proyecto pero será otro disco.

– Estos días se ha hablado mucho de Nacho Vegas y su nueva etapa, y hay algo que me recuerda a sus inicios, y es que todos los que lo conocían entonces, coincidían en decir que había tomado un camino “jodido” porque estaba contando cosas que le ocurrían a él. A mí se me ocurriría decir algo parecido sobre vuestras canciones. Entonces, cuando los demás te recuerdan lo jodido que es lo que haces, ¿sigues teniendo ganas o te planteas ponerte a escribir ficción?

B: Todavía no lo sé, pero de momento ni lo he intentado, y no me veo hablando en tercera persona, porque siempre busco que me coja cuando estoy tocando. No sé si hablando en tercera persona o de otras historias o de temas sociales, me va a poner tanto esto. De momento, no.

– He escuchado el disco ya muchas veces, y me he dado cuenta de que la escucha en solitario impresiona y hasta estremece, mientras que la escucha colectiva del disco impresiona mucho menos, casi como si desvelaras un secreto un poco obsceno o demasiado íntimo, ¿os sentís cómodos escuchando algo así?

B: Me ha pasado igual. Algunos amigos me dijeron en su día, bueno, ¿cuándo escuchamos el disco? Igual estábamos en mi casa, y yo les decía no, te envío algo. Tiene un punto de pudor que no mola compartir. A mí me pasa porque es mi música, aunque no sé si a otros les pasa también con lo suyo.

– En cualquier caso, tiene una escucha individual muy placentera, vamos a quedarnos con eso… En otro orden de cosas, ya habéis empezado a dar conciertos con el nuevo disco y estás a punto de empezar a meterte carretera y manta con muchas ganas, y claro, en lo que no vas a pensar en absoluto es en lo que vas a hacer después, pero claro, después de haber parido algo así, a uno se le ocurre que con lógica, cualquier cosa que venga después, para que sea interesante, ha de ser un cambio, ¿no?

B: Espero que sea un cambio porque no considero que sea posible hacer exactamente lo mismo. Espero que la gira de “El cariño” sea larga, pasen unos años, y será imposible hacer lo mismo.

2 comentarios
  1. Disco del año, grupazo!

  2. Me gustó más el anterior, la verdad. Aunque este sea mucho más limpio y depurado la temática me parece repetitiva. El otro, sin embargo, abarcaba más espectros.
    A ver si para el siguiente todo se soluciona Borja.

    Ánimo modelos!

Lo siento, debes estar para publicar un comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Utilizamos cookies para mejorar nuestro sitio web y su experiencia al usarlo. Las cookies utilizadas para el funcionamiento esencial de este sitio ya se han establecido. Para obtener más información sobre las cookies que utilizamos y cómo eliminarlas, ver nuestra Política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies