Los catalanes Nowayout todavía tienen tirón. Mucho tirón. Tanto como vender 400 entradas en solo 8 días. Cabe decir que el concierto será muy especial: un concierto homenaje a su disco más querido y añorado, “Bipolar” (que cumple diez años), y con los mismos miembros que se encargaron de presentarlo en su momento. Será el próximo 18 de diciembre, en la sala Razzmatazz 2.

Después de vender todas las entradas para la Apolo 2, el grupo decidió cambiar a una sala con mayor capacidad para no dejar a nadie fuera. La fiebre NWO, la nostalgia, se ha disparado. Otra vez. ¿Podrían hacer más fechas fuera de su ciudad? ¿Esto es el principio de algo? Los rumores en la red se han disparado pero solo el cuarteto tiene las respuestas. Hablamos con Oxi (batería), Noel (cantante y guitarra), Txosse (cantante y guitarra) y Félix (bajo) poco después de anunciar la nueva ubicación para el concierto tributo a “Bipolar”.

En primer lugar, enhorabuena. Ahora, ¡a por el segundo sold out!
¡Es una locura! Hemos conseguido vender todas en 8 días, a falta de un mes y algo para el concierto.

¿Esperábais este recibimiento?
No esperábamos para nada el apoyo y mensajes de cariño que estamos recibiendo en las redes sociales.

En vista del éxito, ¿os habéis planteado seguir haciendo más conciertos juntos? ¿Podría ser un regreso en toda regla?
Lo del regreso es un tema que ni siquiera nos hemos planteado. La verdad es que algunos de nosotros llevábamos mucho tiempo sin contacto y parece que el aniversario del disco ha sido como un imán para juntarnos y revivir la que posiblemente sea la mejor época de nuestras vidas.

¿Os estáis planteando tocar en alguna otra ciudad? ¿Madrid?
La idea es hacer un concierto único. Oxi vuelve a Estados Unidos en poco tiempo y esa es la principal razón por la que solo podemos plantearnos el concierto de Barcelona.

Lo de haber marcado a una generación de chavales y grupos es algo que nos dicen mucho. Pero nosotros creemos que no es para tanto…

¿Cuando fue la última vez que os pasó algo así con NWO, que sentíais tanto y tanto cariño por parte de la gente?
Ha habido muchos momentos emotivos a lo largo de tantos años, que han hecho que todo valga la pena. Pero me quedaría con todas las personas que conocimos durante toda la gira Bipolar y, muy especialmente, los amigos que hicimos girando por Japón. También fue enorme el apoyo que tuvimos cuando teloneamos a Simple Plan. Tocábamos delante de 5.000 personas, pero nos sentíamos tan arropados que la sensación era la de hacer un concierto para tus amigos.

Hablando de cariño… ¿Y entre vosotros? ¿Cómo están las cosas? Se dijeron muchas cosas sobre la banda… Si había algún malentendido, quizás fruto de vuestra juventud, imagino que ya está arreglado.
Tener un grupo de música es una de las mejores cosas que te pueden pasar en la vida. Las experiencias que vives con amigos girando, pasándolo mal a veces y bien muchas más, es algo que te curte y te transforma. Todos tenemos nuestra forma peculiar de entender la vida y la música, y como bien dices, la juventud puede jugar malas pasadas y al final hacer que cada uno elija caminos distintos. Este concierto y su preparación nos está uniendo día a día, ensayo a ensayo.

¿Cuando decidís juntaros para tocar juntos otra vez? Supongo que tener a Oxi de visita por aquí ayudó…
Era algo que todos hablábamos de vez en cuando, que estaría bien juntarnos para celebrarlo. Este verano coincidieron Txosse y Félix en Almería, donde se volvió a sacar el tema. Decidimos quedar los cuatro para hablarlo nada más llegar de vacaciones. ¡Y así lo hicimos!

¿Cómo lleváis los ensayos? ¿Cuantos creéis que necesitáis para volver a tocar juntos en la Razz 2?
Esa era la misma pregunta que nos hacíamos nosotros. En tres ensayos hemos preparado el repertorio completo y hemos visto que estamos más en forma de lo que nos pensábamos. Son canciones que tocamos mucho en su día, y muy cerradas a nivel de composición e interpretación. Creemos llevarlo muy bien, pero es el público quien nos debe juzgar.

Tocaréis el “Bipolar” de cabo a rabo, ¿verdad? ¿Algún tema se atravesó?
La verdad es que había que hacer memoria y recurrir a escuchar el disco afinando bien el oído.

¿Habéis tirado de videos para recordar cómo tocábais alguna parte complicada?
Sí, hemos mirado videos nuestros antiguos durante la grabación del disco y conciertos para recordar quien hacía según que riff, voces, etc.

También podríais haber buscado videos de chavales tocando vuestras canciones. ¡Hay muchos! ¿Érais conscientes de la importancia que tuvo ese disco y vuestra banda?
Lo de haber marcado a una generación de chavales y grupos es algo que nos dicen mucho. Pero nosotros creemos que no es para tanto… En cualquier caso es un orgullo ver a alguna banda tocando una cover tuya, ver que les has influenciado o que te admiran. Llegar a ese punto es lo máximo que puede pedir un músico.

¿Algún tema que ahora os guste más que nunca? alguna que os planteárais dejar en el tintero porque ya no os gusta como antes?
En el concierto del 18 de diciembre ninguna canción se va a quedar fuera del repertorio. Todos los temas tienen algo especial, por contenido o por simple diversión al tocar.

¿Pero estáis orgullosos de alguna canción en especial? Si tuvierais que escoger una…
Si hay que decir un tema, nos quedaríamos con “Welcome to Japan”, letra que refleja el espíritu de este concierto. Queremos que sea un homenaje a todos los amigos que hemos hecho gracias al grupo y nos han dado tanto todos estos años. Esperamos ver a muchos de ellos en el concierto.