"No quiero acabar siendo la eterna promesa perpetua"
Entrevistas / Sau Poler

"No quiero acabar siendo la eterna promesa perpetua"

Fernando Fuentes — 18-05-2016
Fotógrafo — Albert Jodar

El considerado “nuevo secreto mejor guardado de la electrónica nacional" ya no lo quiere ser. Basta ya. Ahora Sau Poler prefiere que todo sea más real, abandonar para siempre la etiqueta de eterna promesa, para saltar a la primera plana de la palestra electrónica de aquí y de allá. Para ayudar a ello nos asombra con un nuevo EP titulado "Memorabilia", en el sello holandés Atomnation, en el que se muestra en plena forma sonora; más pinchable, sincero, original y, por ello, feliz que nunca.

Sabemos que acabas de estrenar un programa mensual en la radio underground inglesa Bloop, ¿cómo has llegado hasta ahí? ¿Por qué nadie, en su sano juicio, se debería de perder dicho espacio?
Dean, uno de los chicos que lleva la radio, me escribió y me hizo la propuesta. Era una idea interesante así que acepté. Haremos unos meses de prueba para ver como fluye y si me siento cómodo. Es un programa básicamente centrado en mis influencias a lo largo de los años, discos y artistas que me inspiraron o me inspiran, rareties, unreleased tracks, nuevas cosas que voy descubriendo, etcétera. Todo ello sin centrarme en ningún género o estilo musical concreto, sólo con la premisa de poner música que merece ser escuchada.

Desde aquel “A Soundless Echo EP” del 2013 hasta ahora mismo... ¿cómo calificas tu propia progresión sonora?
Quizá mi sonido ha ido madurando de algún modo. Del “A Soundless Echo” hay temas que me encantan pero a la vez hay otros que dudo que vuelva hacer. Lo mismo con “Paradoxes Of Progress”. Ahora sé con más exactitud lo que no quiero en mis canciones y eso hace sentirte con más confianza y libertad. Imagino que es una progresión natural, pero a medida que más gente te va escuchando, más presión puedes sentir por querer gustar al público, y ese es quizá el error más grande en el que puedes caer. El otro día hablando con una amiga me decía: “tienes que hacer música cómo si nadie te escuchara”, y es cierto al cien por cien. Es la única manera para que hagas cosas sinceras, originales y de las que realmente tú te sientas feliz. Creo que, al final, eso se transmite en la música.

Ahora presentas “Memorabilia”, ¿por qué este bello título? ¿Es por su rollo atemporal y ciertos homenajes a sonidos anteriores y hasta retros?
Pese a ser una palabra bastante mítica y empleada por otros artistas, la verdad es que le di un verdadero valor recientemente y de una forma un tanto absurda. Estaba buscando por eBay la camiseta de la tercera equipación de la selección inglesa de fútbol del Mundial de Italia 90, y en los tags de búsqueda me salió “memorabilia”. Mi mente me pegó un flashback de mi hermano mediano poniendo ese tema de Nine Inch Nails hace muchos años y pensé en lo muy bonita que es esa palabra, en la conexión que tiene con el pasado y el presente. Encajaba a la perfección con la música que estaba haciendo, así que decidí bautizar el disco de esa manera.

Entre otros temas, contiene uno llamado "Esperits" que, al menos en su comienzo, presenta una estructura menos convencional de lo habitual... ¿te gusta hacer cosas que no se asimilen tanto al sonido más propiamente de Sau Poler? ¿Es la experimentación una obligación para ti?
Bueno tampoco sabría definirte exactamente cuál es el sonido de Sau Poler, lo que sí puedo decirte es que creo que, con cada release nuevo que sacas, debes intentar superarte, ofrecer algo un poco distinto a lo que venías haciendo, primero por la gente que te sigue y segundo por ti mismo. Creo que como productor es sumamente aburrido estar haciendo el mismo tipo de sonido siempre, hay muchos caminos por explorar, todos buscamos retos, mejorar, evolucionar, y eso es lo realmente excitante del viaje. Yo sólo busco mantener la motivación y que de forma natural me lleve a sitios. En esa línea va “Esperits”.

¿Cómo fue lo de tocar, en algunos temas del EP, a tiempo real la mayoría de las capas de sintetizador y los arpegios con Arp Odyssey y Aalto, ¿eso le aporta una fluidez mucho más natural?
Creo que sí, y a la vez es mucho más divertido. Grabas pistas a audio, improvisaciones, bellos errores que solamente surgen de tocar y probar cosas en directo y que luego pueden ser interesantes. Te olvidas un poco de las mil posibilidades que te ofrece la automatización del midi y los softwares, aportas ese feeling más humano que hace que todo fluya más natural. Luego recortas las partes que más te gusten y las montas en el tema.

Y ello lo sinergias a la perfección cuando tocas tu piano Fender Rhodes, ¿cómo logras ensamblarlo de esa forma tan natural y vibrante?
Creo que eso es más mérito de quién inventó el Rhodes que mío. Tiene un sonido tan cautivador que queda bien en prácticamente cualquier tema de cualquier estilo de música. No soy ningún virtuoso tocando, así que luego me toca hacer bastante cut & paste. El Rhodes es un instrumento que se ha utilizado en muchísimas distintas épocas y géneros así que he intentado reproducir algunas cadenas de efectos que muchos artistas emplearon en su momento. Puedes generar texturas geniales pasando su sonido a través de phasers, tremolos, flangers, etcétera. Todo eso sumándole la suciedad y carácter especial que le da la salida final del amplificador.

Antes tu sonido era muy digital, con mucho software; muchos samples y plugins vst frente a relativamente poca instrumentación real. Pero eso en este EP parece que ha cambiado...
Bueno discrepo un poco en que mi sonido fuera muy digital, básicamente porque siempre he empleado samples de discos antiguos en mis producciones, y creo que eso siempre puede aportar un punto de calidez a los temas. Si bien es cierto que ahora utilizo más hardware, mi sonido creo que siempre ha intentado mantenerse en ese balance entre lo analógico y lo digital. Para este álbum he dejado de banda el troceo de voces, me cansé un poco de utilizar ese recurso de esa forma, lo que te invita a llenar esos huecos con más arreglos de instrumentos, armonías, detalles…

Una curiosidad, ¿sigues partiendo de un sampler a la hora de componer?
Depende, muchas veces sí, otras creo alguna melodía con el Rhodes, con algún sinte, construyo algún patrón rítmico, etcétera. Depende un poco de como surja en ese momento.

“Jaffe House” desprende un rollazo house-electrónico-krautrock, cálido, ensoñador y hasta algo lisérgico, con ese toque retro de guitarra wah-wah, absolutamente encantador. ¿Mover y conmover es su objetivo?
Creo que "Jaffe House" es el tema que engloba más pinceladas del sonido que te vas a encontrar a lo largo del disco, de ahí que sea la apertura del álbum. No suelo hacer canciones buscando un objetivo concreto o intentando conmover a quién lo escuche, sólo intento dejar fluir las ideas que me vienen a lo largo del proceso de creación, eso es a veces, por no decir siempre, muy aleatorio, me refiero a que seguramente esta canción no se habría montado de la misma forma en el pasado o en el futuro. Todo va bastante ligado al tipo de influencias musicales que tenga en ese momento y en ese orden que tiene el azar para llevarte inconscientemente a desarrollar tus canciones.

“Signes” es nu-disco-house acelerado, muy urbano y analógico, tocado como si fuera por una banda en directo; casi frenético, hasta ravero... ¿busca la pista, sobre todo? Me recuerda a Prins Thomas...
Sí, desde luego es un tema que tiene una clara reminiscencia disco, algunos de los samples que montan el esqueleto de la canción son sacados de ese género, lo que le da ese toque característico y añejo. A su vez tiene esas capas de sintetizadores más mentales que le hacen acercarse un poco más al club o a la experimentación. Decididamente es uno de los temas más enfocados a la pista de baile del EP.

"Jnane" tras unos segundos, a modo de intro, es pura pista, electrónica-jazzy y mental apoyada sobre 4/4, melodía quirúrgica lopeada hasta el infinito, sobre percusión ¿real? y capas sintetizadas... ¿es para ti el tema más pinchable del EP?
No sé si es el más pinchable pero si que diría que es el más estresante del disco, deliberadamente creado para hacerte sentir un poco de alivio cuando se termina. Mi intención era hacer un tema más relajado, oscuro y jazzero, pero entonces monté el break del medio, le sumé la línea de bajo del Odyssey y ya no había vuelta atrás, el tema pedía más ritmo y violencia, así que desarrollé el resto de minutos de una forma más visceral y agresiva. Las percusiones son una mezcla entre samples troceados y partes tocadas con el MPC en directo.

Para terminar "Gone" es un delicioso pasaje de electrónica escapista, en la onda hip-hop-abstracto y jazzy de Floating Points, ¿es junto a Four Tet uno de los artistas que más te inspiran?¿Son dos referencias claras?
"Gone" es un tema muy inspirado en el avant-garde y ambient que artistas como Alvin Curran, Craig Kupka, Deuter, Orquesta De Las Nubes o David Borden (por nombrar algunos) practicaban en los setenta. Escucho mucha música de ese estilo y época, es realmente sorprendente lo genuinamente originales y frescas que siguen sonando esas piezas. Quise preservar esa ausencia de percusión en la mayoría de la canción para así poder reversionarla en directo en los conciertos y hacerla más bailable. Y sí, Floating Points y Four Tet son dos artistas que admiro desde hace mucho tiempo, por sus producciones, por sus dj sets, por tener unos gustos sonoros en común y por su aparente humildad y honestidad en lo que hacen.

Va mójate, ¿cuál de los temas es tu favorito y por qué?
Diría que “Esperits”. Es un tema especial, le tengo bastante cariño, básicamente porque te hace viajar a distintos espacios y sensaciones, cada uno distinto y a la vez similar. Es de las pocas canciones en las que he tenido la rara certeza de que la podría haber seguir montando hasta llegar a los quince minutos (por decir algo) sin cansarme de ella.

Sigues publicando tu música en el sello Atomnation de Ámsterdam, ¿qué tiene dicho label que tan a gusto te sientes en él?
Pues la total libertad creativa que me han brindado desde el primer día. Siempre han sido pacientes conmigo, sinceros, honestos y ambiciosos. Apostando fuerte desde el minuto uno. Además con los años hemos ido generando unos vínculos de amistad sinceros con Pascal y Guido, siempre dispuestos a ayudar de cualquier forma para que el proyecto crezca. Me gusta la idea de saber que hemos ido creciendo juntos y creo que a día de hoy. Atomnation es uno de los sellos a tener más en cuenta en el panorama europeo.

Tu nombre suele ir unido al de John Talabot y al de Pional, ¿te gusta, te molesta o te da igual? ¿Podemos considerarlos como tus "padrinos"?
No me molesta para nada, son amigos, admiro su trabajo y donde están. Creo que nuestro sonido es bastante distinto como para que nos comparen, pero siempre es agradable que te asocien a artistas así.

Te gusta eso de que te sigan considerando "el nuevo secreto mejor guardado de la electrónica nacional" o prefieres no ser ya tan secreto y que cada vez más gente vaya accediendo a tu sonido?
Hombre, no quiero acabar siendo la eterna promesa perpetua. No me molesta que me pongan esa etiqueta, pero preferiría que todo empezara a ser más real.

¿Ya te ganas la vida con la música o todavía no?
Sí, ya hace cosa de un año que estoy centrado al cien por cien en la música y viviendo de esta bonita profesión. Tiene sus momentos difíciles pero realmente somos unos privilegiados de poder dedicarnos a lo que nos gusta, poder viajar por todo el mundo y poder conocer a muchísima gente nueva por el camino. Realmente es genial.

Lo de "electrónica con alma" no te gusta mucho, lo entiendo... ¿cómo calificarías tú mismo tu sonido?
Bueno, no me gusta encasillarme dentro de géneros o estilos, porque creo que tengo influencias de muchos de ellos. Sólo intento hacer música con la que me sienta identificado y que me salga de forma honesta. Hasta la fecha siempre he intentado mantener un balance entre el sampling e instrumentación electrónica y acústica.

¿Y cómo lo pasas mejor: pinchando o con los lives?
Son dos conceptos distintos y cada uno tiene sus pros y sus contras. La verdad que disfruto haciendo ambos de la misma manera. En los dj sets tienes total libertad para poner lo que quieras, te permite disfrutar quizá un pelín más de la noche, en los lives tienes que estar un poco más concentrado para que no fallen cosas, pero a la vez estás mostrando tu música y puedes experimentar más con ella. Hay veces que te apetece hacer más una cosa que otra pero por lo general no tengo ningún tipo de preferencia, me lo paso bien de todas formas.

Para terminar Pau, ¿planes de futuro más o menos inmediatos respecto a este 2016?
Pues ahora estoy redireccionando un poco mi directo, trabajando en temas nuevos para un próximo maxi, remixes, el programa de radio.. La cuestión es no parar y estar lo máximo activo posible siempre.

Lo siento, debes estar para publicar un comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.