Su tercera entrega no sólo sigue la estela de sus anteriores trabajos, forzados a un eclecticismo recalcitrante que quiere definirse como marca definitoria y distinguible de la banda, sino que parece cada vez más y más integrado en un discurso que no duda en pasar del pop al rock, post-punk, folk, country o techno-pop. Acaba de publicar “Miente” (Bcore, 08).

“La verdad es que no pensamos demasiado en como va a ser el disco en general. Vamos tema por tema y eso hace que el conjunto no sea demasiado homogéneo. Lo único que forzamos es al batería para que no le dé demasiado al doble bombo”.

“En este disco nos hemos dedicado a mentir musicalmente”

Una ironía surgida de la mente perversa de Joan Colomo, personaje que, acompañado por Narcís (batería) e Inés (bajo), vuelve a facturar un disco donde la multitud de ideas no se traduce en exceso, sino en creatividad. “Realmente todos ponemos de nuestra parte. Esta vez el tema letras ha estado repartido y musicalmente cada uno de nosotros ha condicionado de una manera muy concreta las canciones”. Una influencia que se muestra muy de acuerdo con las diferentes tendencias de la coyuntura actual. “Creo que es muy difícil no tener influencias de la actualidad musical, a pesar de que no somos grandes consumidores de esta. La mayoría de novedades son remakes de cosas que se hicieron hace treinta años”. Puede que por eso el título acabe siendo tan revelador. “En este disco nos hemos dedicado a mentir musicalmente, haciéndonos pasar por cosas que realmente no somos”.