Más allá de Gainsbourg
Entrevistas / Souvenir

Más allá de Gainsbourg

Redacción — 22-04-2003
Fotógrafo — Archivo

Teniendo como referente su disco de debut “Points de Suspension” (01), una colección de lienzos teñidos en tonos pastel entre la Costa Azul y el Londres más grisáceo, pasear por “Recto-Verso” nos abre una nueva ventana por la que se asoman con sigilo unos magistrales encendidos de tecno-pop taciturno y otra vez la misma esencia de la delicadeza.

Desde Pamplona con amor Jaime Cristóbal y Patricia de la Fuente se entregan vía e-mail con un servidor. Se muestran despejados, críticos, haciendo surgir con palabras la idea que transmite “Recto/Verso”, elevado por canciones como “Un Autre M´Aime”o “Chasse Le Naturel” a la altura del mejor pop internacional del momento. Una idea presente en anteriores trabajos y que se extiende como un torrente en su nueva entrega, con caudal colmado de reflexión, nostalgia y belleza. Dicen que Benjamín Biolay les encanta, yo creo que “Apartment Life” de Ivy también debió llamar su atención. Eso puede forjar la idea del disco (una parte más acústica, otra más electrónica, ambas mezcladas como un proceso natural), revirtiendo en un disco que conjuga con magia, la intimidad de canciones desnudas y tiernas, con otras llenas de pompa tecno-pop.

”Los recuerdos y las sensaciones al escuchar a The Human League, Soft Cell, Duran Duran o Pet Shop Boys son intensísimos”

Todas en francés, algo que despierta en algunos la idea de que su inspiración proviene únicamente del pop del país vecino. (Cristóbal) “Más que convencer a la gente, es a los periodistas con poca cultura musical o poco originales. Creo que cualquiera que escuche nuestros discos con un poco de atención se dará cuenta que, por ejemplo, hacer una canción country en francés no es lo más habitual allí, que debe haber una confluencia de muchas cosas para dar ese resultado”. No seré yo el que presuma de cultura musical y menos de originalidad, pero claramente en este disco se observa que una vertiente más electrónica inspirada en los ochenta va pidiendo paso a toda prisa y con inquietante tesón. (Cristóbal) “No es que simplemente nos guste ese tipo de música, es que cuanto más rebusco en la memoria más me doy cuenta de que en mi infancia me impactó profundamente la música de los ochenta y el tecno-pop. Los recuerdos y las sensaciones al escuchar a The Human League, Soft Cell o incluso los primeros singles de Duran Duran o Pet Shop Boys son intensísimos”. No sé si más o menos intensos que los que les han producido Beach Boys, The Go-Betweens o Serge Gainsbourg, iconos que les han servido para incorporar un particular universo de souvenirs en forma de versiones en sus discos, que completan en esta ocasión con “Tous Mes Petits Mots”, destacada adaptación del “All My Little Words” de Magnetic Fields. “Me apetecía hacer una versión de algo más reciente, porque parece que sólo se hacen versiones cuando una canción ha envejecido y es ya aceptada como un clásico. Una versión de una canción reciente tiene un sabor diferente. La idea de hacer siempre una versión -traducida del inglés, además- ha ido surgiendo espontáneamente, disco a disco. Tras la de ´Girl Don´t Tell Me´ del primer Ep yo quería grabar ´Spring Rain´ para el segundo… y al final el ´efecto bola de nieve´ ya estaba en marcha”. Jaime habla en primera persona porque aunque en los créditos aparecen sus habituales colaboradores (en esta ocasión incluido Paco Loco) él se encarga de la composición -cada vez más certera y elaborada-, también de los arreglos de cuerda. Pero en Souvenir hay una aportación insustituible que todos vemos clara. “La aportación de Patricia es esencial para el grupo, en todos los pasos desde la composición hasta la interpretación final, hay un constante trabajo muy sutil de comunicación, a veces consciente y a veces no, que nos hace a los dos partícipes del resultado. Soy consciente de que sin Patricia mis canciones serían bien diferentes y desde luego muchas no habrían llegado a existir… Las canciones se transforman, porque hay una interpretación más allá de lo puramente técnico. Yo hablaría más bien de una cierta dramatización”. A Patricia le daremos la oportunidad de despedirse, imaginando su sugerente voz, evaluando si es consciente de haber facturado con seriedad uno de los discos más bellos del momento. “Es un placer escuchar lo que dices, porque son cosas como éstas las que nos hacen darnos cuenta de que somos un grupo, tenemos discos en el mercado… porque nuestro día a día tiene tan poco que ver con este mundo que realmente el ochenta por ciento de los días del año ni te acuerdas de que tienes un grupo. Sueños por cumplir hay unos cuantos: tocar fuera de España, tener un presupuesto mucho mejor para grabar un disco dedicándole el tiempo y esfuerzo realmente necesarios… y a lo que aspira cualquier grupo: poder hacer de esto tu medio de vida y dedicarte al cien por cien, cosa que de momento no es posible. De todas formas esto no es lo que nos mueve, sino la ilusión de los nuevos proyectos, así que el futuro ahora mismo yo lo veo en ´Recto/Verso´ y en lo que este disco pueda dar de sí. Después, ya se verá”.

Lo siento, debes estar para publicar un comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.