El 9º Slap! Festival es el de la multiinstrumentista cubana La Dame Blanche, la diva del soul Shirley Davis, y el funk desde japón de Osaka Monaurail, pero también lo es de propuestas locales enormes como: Bigott, Los Bengala y Mamma Cool. Hablamos con estos últimos, una super-banda de funk que no puede empezar en mejor marco.

Del 6 al 8 de julio Zaragoza vuelve a ser negra. Con epicentro en su camping municipal y, principalmente, en su piscina, el Slap! Festival vitamina la ciudad del Ebro en una cita con la familia como uno de los públicos principales, con distintos conciertos y actividades para edades diversas. Además forma parte del proyecto #PorElClima de la fundación Ecología y Desarrollo como evento comprometido con la sostenibilidad medioambiental.

El Slap contará, como pide su propio código genético, con bandas internacionales de sonidos muy diferentes y grupos locales de calidad incontestable. Conversamos con Viki Lafuente, cabecilla del grupo zaragozano Mamma Cool, que se estrena ahí, y en formato de diez componentes, ni más ni menos. “Es más fácil mover proyectos más pequeños tal como está el panorama ¿pero desde cuándo dejamos al panorama decidir por nosotros? Si no arriesgamos y apostamos por lo que creemos nadie lo hará y al final nos conformaremos y creeremos que era imposible. Las bandas grandes tienen una fuerza y una energía que te lleva a otro nivel en la experiencia sensorial de la música. Tengo la gran suerte de estar rodeada de grandísimas personas; gente con la que a lo largo del tiempo he construido una buena relación musical o que, por lo que sea, siente una confianza en mí y en los proyectos que les propongo. Hay que estar un poco locatis para meterse en un tinglado así sin vacilar. Me encanta que hayan decidido saltar al vacío conmigo. Es algo extremadamente valorable para mí. Somos un equipo, un equipo de mentes locas amantes de la música”.

Una familia numerosa en toda regla que no debe ser nada sencillo reunir para ensayar. “Sin ninguna duda” (risas). “Somos adictos a los doodles; pero, aún así, hay tanta conciencia de que es necesario construir que sacamos el tiempo, hacemos equipos, encontramos la manera. Hay muchas horas en el día. E, incluso, en la noche”.

Y cada componente con una trayectoria bien distinta. “Álex Comín a la guitarra. A la batería cuento con Gigi Cano para el Slap!, aunque el titular es Israel Tubilleja. A los vientos, Jesús Gadea y Guillermo Marín. Este último será sustituido en esta ocasión por Manuel Poncela. A los coros las increíbles voces de Marta Heras, Sara Sanromán y Sara Lapiedra. Al bajo Jesús Martí, contando con Olga Pyekur para el Slap!. Claramente tanto titulares como banquillos son gente musicaza de nuestro panorama musical, personas del jazz, del rock, de lírico… Un lujo”.

Es de suponer que para Mamma Cool estrenarse en un evento del prestigio del Slap! Festival es empezar algo más que con el pie derecho. “Solo tengo buenas palabras para la organización. Poder debutar como banda en un festival como el Slap! es una maravilla. Nos demuestra la confianza que tienen en nosotros como gente de la música y nos pone en valor. Como grupo de reciente creación poder poner en nuestro recorrido un debut como el Slap! ya nos transporta a otro lugar”.

Junto a formaciones de primer nivel. “Es un cartelazo. Me encantaría ver a La Dame Blanche, y, bueno, a tantas otras bandas. Pero curro. Esto es un no parar. Sí que sé que gente de la banda irá a unos cuantos conciertos”.

Algo tiene el funk de los 60s y 70s para que haya por ahí gente que casi se deje la vida por esta música como Mamma Cool. “Cada estilo tiene su flow, cada uno es lo que es porque tiene en su justa medida lo que hay que tener. La época de los 60s y 70s fue revolucionaria en muchos aspectos: ritmo, baile, moda, temáticas, lucha, conciencia, liberación tanto sexual como mental. Nuestra misión es mantener vivo ese sentimiento. El funk marcó una época, el funk es libertad”.

El estreno va a ser a través de un repertorio de versiones de grandes clásicos de este género. “Versionar facilita los comienzos, conocerse, conocer dinámicas, gustos, caracteres. La creación está en el aire”.

Después del Slap! podremos ver a Mamma Cool en acción en lugares como las fiestas de la localidad oscense de Cerler. “Vamos poco a poco. Es el año de arrancar, de conseguir material y de rodar. Como hemos comentado al principio es complicado mover un proyecto así. Además, en el momento que Mamma Cool estaba medianamente preparada para poder ser ofrecida era ya un poco tarde para entrar en según qué programaciones. Todo tiene su momento y sí, nos han ofrecido más cosas. Para que te ocurra algo así sin haber mostrado material de directo dice mucho de nuestra formación. Por ahora espero conseguir estar presente en Pilares. No tengo prisa, las cosas saben mejor a fuego lento. Sé que voy por el buen camino, sé que se valorará la calidad, la energía, el buen rollo que transmitimos y el equipazo que somos. No podría ser de otra manera”.

Conocimos a Viki, hará algo más de década y media, en las filas de grupos como Randon Ind. Actualmente no solo tira del carro de Mamma Cool. Por si fuera poco conduce algunas que otras propuestas más. “Además de mantener el formato rentable del dúo” (risas) ”tengo varios repertorios montados a cuarteto que viajan del jazz a la música latinoamericana, pasando por sonidos como el soul. The Christmas Jazz Band, Jazz de Luxe, Alma & Soul. Tengo un proyecto sobre Frida Kahlo que estoy preparando con un montón de artistas de otras disciplinas. Todas estas propuestas las podéis investigar en mi página web: vikilafuente.com. También soy ‘dadette’ con los geniales Dadá y colaboro puntualmente en proyectos concretos. Ahora, por ejemplo, estoy preparando un tema con el rapero Manu Haller”.

Más: Slap! Festival