Luces brillantes
Entrevistas / The Lions Constellation

Luces brillantes

J. Batahola — 09-07-2009
Fotógrafo — Dani Cantó

Estar a la última no da tantas satisfacciones y es francamente agotador, aunque es verdad que ya no es tan caro como antes. Con este panorama, siempre es reconfortante descubrir un grupo con el que simplemente disfrutar y recordar que eso es realmente lo importante. Así lo demuestra un disco como “Flashing Light” (B-Core).

The Lions Costellation, catalanes con miembros de Tokyo Sex Destruction o It’s Not Not en sus filas, no necesitan esconder sus influencias ni justificarse; algo que es tan corriente que ya ha dejado hasta de tener gracia.

«Es bueno que un grupo no genere indiferencia»

Suenan a The Jesus And Mary Chain o a los primeros Primal Scream, algo que ya demostraron en la maqueta previa que les convirtió en grupo demoscópico de esta publicación. Su álbum de debut, “Flashing Light”, es un manual de ruido blanco varios puntos por encima de lo entretenido que empezó a gestarse a finales de 2007. P. Arthur (batería) no duda en dejar claro que hacen esto por diversión. “No estamos aquí para convencer a nadie. Es bueno que un grupo no genere indiferencia. Intentamos hacer canciones que nos gustan, con la que nos divertimos tocando. Hacemos temas pop que se revisten con capas de distorsión. Es una mezcla que nos encanta, buscar melodías en medio del ruido… aunque los temas funcionan igual con una guitarra acústica”. En la pasada edición del Primavera Sound despertaron más expectación de lo esperado para una banda prácticamente nueva. “A pesar de la hora a la que tocamos, fue genial, porque había mucha más gente de la que pensábamos y creo que disfrutaron del concierto tanto como nosotros”. De momento, la opinión pública y mediática está a su favor.“Tenemos muy buenas críticas dentro y fuera de España, así que ya estamos mirando la posibilidad de poder licenciar el disco fuera”. Grabado por Pedro Serrano (Alias Galor) en Grabaciones de Mentira, mezclado en Ultramarinos Costa Brava con Santi García y masterizado en Chicago por Bob Weston (Shellac), la producción ha corrido a cargo del propio grupo. “Teníamos las cosas bastante claras, aunque no hemos cerrado las puertas a ideas que al final han funcionado”.

Lo siento, debes estar para publicar un comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.