"Siempre hemos buscado que una letra te transmita y te haga reflexionar"
Entrevistas / Los Enemigos

"Siempre hemos buscado que una letra te transmita y te haga reflexionar"

Javier Pérez — 30-05-2022
Fotógrafo — Óscar Carriqui

Tan traumática para su legión de seguidores fue la noticia de que Los Enemigos lo dejaban en lo más alto, como celebrada fue su vuelta a los ruedos. Y pese a que anunciaran que todo iba a limitarse a una gira cerrada de conciertos, "el buen feeling entre nosotros y la buena respuesta de los seguidores nos animó a trabajar juntos en canciones nuevas", nos dice Fino Oyonarte.

Los Enemigos estarán actuando en la sala Moon de València el viernes 10 de junio y el viernes 15 de junio en las noches del botánico en Madrid.

Con él hablamos de la nueva alineación enemiga, de sus dos últimos discos, de la intención (tan necesaria) de que las letras de sus canciones muevan a la reflexión... Y de lo que ha supuesto pasar de vender en el Bar Velarde el "Ferpectamente" por mil pesetas con caña de cerveza y tapa de chorizo a ser número uno en ventas en toda España. Por si quedaba alguna duda, "Bestieza" trae de nuevo al presente la mejor cara de Los Enemigos, y demuestra que aún les quedan muchas cosas por contar.

La primera pregunta, que sea a la vez, una celebración: por primera vez en la historia enemiga... ¡sois número uno en ventas! Qué lejos queda ese "Ferpectamente" que se vendía con una tapa de chorizo en los bares más castizos de la capital... ¿no?
No cabe duda que nos dio un subidón en su momento, pero esa alegría se nos cortó en seco a raíz de la pandemia y el confinamiento. Como todo el mundo sabe, el sector cultural – y en especial, el musical – fue de los primeros afectados, cancelando y aplazando actuaciones. A día de hoy estamos celebrando nuestro reencuentro con los conciertos y nuestros seguidores. "Ferpectamente" sí que queda lejos. Lo de la tapa fue el bar Velarde, frente a La vía láctea. Aquella fue de las mejores campañas de marketing que han hecho Los Enemigos, jajaja

"Para nosotros fue vital coger fuerza, enfrentarnos al presente en un momento delicado con cambios internos tras la salida de Manolo"

Varias décadas de trayectoria dan para todos los peajes obligados en bandas de largo recorrido: discos recopilatorios, en directo, de rarezas, variaciones en la alineación... y un par de lugares comunes como son la interrupción temporal (pese a que no se anunciara como tal...) de la convivencia y la publicación de discos de miembros de la banda en proyectos al margen de esta. ¿Fueron estas dos últimas circunstancias citadas las que han permitido que la vuelta de Los Enemigos sea algo más que un fugaz reencuentro? ¿Vive la banda con esta impresión, la de estar viviendo una... segunda juventud?
Cuando nos separamos no pensábamos que nos juntaríamos de nuevo. Al haber seguido tocando y escribiendo canciones, hemos encontrado nuevas motivaciones que nos han hecho aprender más como músicos. Nos juntamos para un concierto muy bien pagado y no imaginábamos una continuación a largo plazo, pero una cosa nos llevó a otra. Sobre todo, el buen feeling entre nosotros y la buena respuesta de los seguidores nos animó a trabajar juntos en canciones nuevas, aunque sigamos compaginándolo con otros proyectos. Los Enemigos siempre tenemos algo que contar porque si no, nos aburriríamos y eso no es buena señal para nosotros – ni para nadie. Llámalo segunda juventud, vida, oportunidad de hacer los que más nos gusta: grabar discos y tocar en directo, entre otras cosas.

Vamos con el disco: Se han dicho muchas cosas de “Bestieza”, se ha hablado de su frescura, de su rabia, de su inmediatez... Discrepo con lo que alguien ha dicho de que parece una vuelta a los orígenes, yo más bien veo la impronta del menos es más, como si hubierais soltado lastre para volar con más libertad...
Es evidente que tiene una energía que puede recordar a primeros discos donde prima la transmisión de la misma, pero hay un trabajo maduro y elaborado y se trataba de captar ese momento. Para nosotros fue vital coger fuerza, enfrentarnos al presente en un momento delicado con cambios internos tras la salida de Manolo. Teníamos claro que queríamos hacer algo juntos, había actitud y canciones, además la entrada de David también aportó que esa energía fuera aún más refrescante.

También hay quien habla de la, digamos, distancia que separa a "Vida inteligente" de "Bestieza". Nuestra opinión no es relevante, nos interesa más la de la banda: ¿estáis de acuerdo en que hay un salto que separa vuestro último disco del anterior?
Sí; Bestieza es mucho más concreto y refleja un momento muy determinado, aunque las canciones mantienen cierto componente atemporal. Después de todos los discos que habíamos grabado, plantearnos un disco después de tantos años era un reto muy importante con lo cual en Vida inteligente quizá pecamos de querer abarcar demasiado y el disco quedó algo difuminado. Y, aun así, tiene grandes canciones.

Por cierto, el salto ha tardado en darse seis años... ¿Por alguna razón en particular?
Compaginamos Los Enemigos con nuestros proyectos en solitario. Josele publicó “Transilvania”, yo “Sueños y tormentas” y Chema en sus tropecientos musicales. También hubo algunos temas de salud que hubo que arreglar…pero básicamente hasta que no tuvimos las canciones para Bestieza y el compromiso de implicarnos a tope, no nos lo planteamos. Después todo fue bastante rodado.

"Las canciones de Los Enemigos siempre tienen un trasfondo que te hace reflexionar"

Dos nombres propios aparecen ya como nuevos puntales de la banda; vamos con cada uno por separado: Carlos Hernández. ¿En qué medida ha contribuido a que “Bestieza” sea lo que es y suene como suena?
Carlos es un gran técnico y productor, además de buen amigo. Habíamos trabajado juntos prácticamente cuando estaba empezando como técnico de sonido de directo a mediados de los 90. También grabó las maquetas de Nada, donde curiosamente quedó pendiente una canción sin letra que retomamos para este disco convirtiéndose nada menos que en “Siete mil canciones”. Cerramos el círculo. Ha canalizado nuestra energía y la ha plasmado con mucha frescura potenciando su esencia.

Y por otro lado, está David Krahe, de Los Coronas. Siendo como es un segundo guitarra o un guitarra de apoyo, su función y peso específico dentro de la banda va ya algo más allá... ¿Es así, no?
Me ha sorprendido mucho la aportación de David tanto artísticamente como personalmente. Es un gran guitarrista, con personalidad y muy versátil. Ha hecho un trabajo excelente y ha aportado nuevos matices al sonido del grupo. Da gusto trabajar con él por su cercanía, simpatía y cariño, cosa que nos ha transmitido a todos.

Una vez presentados ambos dos, se me ocurre pensar cómo lleva un productor (Fino) el hecho de que alguien haya producido las canciones de “Bestieza”, y cómo lleva un guitarrista (Josele) el hecho de haber incorporado el saber hacer de otro como es Krahe...
Yo encantado. Carlos es muy buen amigo y uno de los productores en los que más confío. No concibo ningún tipo de tensión en ese sentido. Ya trabajamos juntos cuando mezcló “Mundo” de Clovis. Me he sentido muy relajado sabiendo que él estaba a los mandos; pendiente de nosotros, dirigiendo y aportando. Si algo no te gusta lo dices y ya está. Creo que él también se ha sentido libre. Estamos muy en sintonía. Para mí ha sido muy especial que haya producido este disco y lo hemos pasado muy bien. Con respecto a Josele creo que está muy cómodo con David, no hay más que verlo e directo.

Vayamos con las letras. Se observa también, no sabemos si una natural evolución a llamar a las cosas por su nombre, o es que lo de quitar lastre, también ha afectado a las letras de las canciones. Se mantiene -cosa que es de agradecer y mucho- que las canciones sigan moviendo a la reflexión, pero parece que ahora se hace sin dar tantos rodeos, ¿no?
Las canciones de Los Enemigos siempre tienen un trasfondo que te hace reflexionar. Estas canciones requerían textos más directos con su componente poético. Josele siempre tiene algo que contar y eso es lo importante. Que nos siga sorprendiendo tanto en la forma, el enfoque como en el contenido es algo de agradecer.

Algo que se mantiene intacto en las letras -gracias a dios- es la presencia de pensamientos y/o reflexiones de hondo calado, lanzados sin el más mínimo ápice de afectación, y de una forma tan cruda como desafiante... Habida cuenta la degradación galopante de la dimensión crítica y conceptual de las canciones de consumo masivo actual, ¿seguís creyendo en el carácter agitador de las letras de las canciones, no?
Que una canción te remueva por dentro, aparte de crearte sensaciones, nos importa. De siempre Los Enemigos hemos buscado que una letra te transmita, y te haga reflexionar. También es verdad que hay canciones que nos emocionan sin entender la letra, y no por ello pierden su magia.

Y por último: Participasteis en 2018 en el concierto homenaje a Rafa Fustes, responsable de la mítica sala Flamingo de Malasaña y lo recordáis en los créditos del disco...
Si, fue un día muy especial en su recuerdo. Le añoramos. Rafa fue un gran amigo, pasamos muchas horas juntos y nos conocía muy bien. Nos llegó al alma que quedó herida al irse antes de tiempo.

Lo siento, debes estar para publicar un comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.