Mala hierba nunca muere. Y si se alimenta de los sonidos de Jamaica y Trinidad y Tobago, ya es indestructible. Lord Xèriff i els Calip6 nacen de las cenizas de los recientemente desaparecidos Dr. Calypso, cuando su carismático colíder Sergi Monlleó y el guitarra y miembro fundador Jordi Manyà deciden montar una banda para llenar los escenarios de mento y calypso, dos géneros caribeños para hacernos mover el culo. Publican el EP “Bacanal” (Achilisound, 19), que presentarán este viernes en Barcelona (24 mayo, Sala Upload; Jump In The Line Weekender).

En la entrevista de despedida de Dr. Calypso me dijisteis que teníais un proyecto nuevo entre manos…
(Sergi Monlleó, Xèriff) Ya está en marcha. En Dr. Calypso se tomó la decisión de dejarlo y nosotros, como músicos, teníamos ganas de continuar haciendo música. Como era algo que nos rondaba por la cabeza desde hacía tiempo, decidimos poner en marcha todo esto.

¿Cuándo, por qué y quién pone esto a funcionar?
(Jordi Manyà) Quizás la raíz de todo fue que fuimos a ver un concierto de Cadipsonians, un grupo de Cádiz que hacen calypso y mento. Fue un poco la chispa de todo. Nos juntamos dos o tres y lo planteamos.
(Xèriff) De hecho, yo ya tenía intención de hacer algo así cuando todavía estaba con Dr. Calypso, pero mi idea era hacerlo en pequeño comité, para pasar el rato y tal. Pero cuando se tomó la decisión de dejarlo, y coincidiendo con que fuimos a ver esta gente de Cádiz, nos animamos a probarlo.

Os presentáis como una banda que recupera el sonido calypso y el mento. ¿Qué son y de dónde vienen? ¿Cuál es la diferencia?
(Xèriff) Bien, de hecho no es que haya mucha diferencia musicalmente… Originariamente el calypso es la música popular de la isla de Trinidad y Tobago y el mento es lo mismo pero de Jamaica. A nivel sonoro son bastante iguales.

Pero hoy en día todavía ahora hay la confusión esta de creer que los dos géneros vienen de Jamaica. ¿A qué se debe?
(Manyà) En algún momento, cuando el calypso se puso de moda, muchos jamaicanos lo cogieron.
(Xèriff) Sobre todo fue por Harry Belafonte, que fue quién popularizó a nivel mundial el calypso, pero era jamaicano. Supongo que de ahí la confusión.
(Manyà) Sí. Los dos son músicas populares, el folk de allá. El mento es, en línea directa, uno de los padres del ska.

Cuando se mezcla con el rhythm & blues…
(Manyà) Exacto, cuando se fusiona con el rhythm and blues, pero a nivel de letras el mento es un poco el padre.

Pero, a nivel pagano, para todos aquellos que no son expertos, es normal decir calypso o mento indistintamente, ¿no? Tienes que tener el oído muy entrenado para diferenciarlos…
(Xèriff) Sí. Es que en el fondo, yo siempre lo digo, son muy similares. Incluso el son cubano, aunque se diferencie porque las letras son en castellano, también es bastante parecido; el tipo de instrumentos, la forma en que se toca, las armonías… Podríamos decir que todas las músicas del Caribe son primas hermanas. Cada una tiene sus características dependiendo también de las influencias que ha tenido; Trinidad tenía influencia francófona, Cuba, española, Jamaica era colonia inglesa…

“Nosotros, como siempre dice el Xèriff, somos blanquitos y de aquí… Tampoco podemos pretender ser lo que no somos”

¿Y renováis un poco el calypso o más bien recuperáis su sonido clásico?
(Manyà) El más clásico es un género que siempre nos ha gustado al Xèriff y a mí.
(Xèriff) Hemos intentado ir a la raíz. La instrumentación que hay es bastante calypso y/o mento. El tipo de instrumentos hace que suene más clásico.

¿Seréis puristas con este proyecto o estáis abiertos?
(Manyà) Hombre, es una música de hace casi setenta años…
(Xèriff) ¡Y más!
(Manyà) Nosotros, como siempre dice el Xèriff, somos blanquitos y de aquí… Tampoco podemos pretender ser lo que no somos.
(Xèriff) No somos ortodoxos en este sentido, porque con los temas que estamos haciendo hay alguno que tira hacia un rollo más afro, otros que tiran más a son cubano…
(Manyà) Lo que sí que lo haremos con respeto y cariño.

Ahora publicáis cuatro temas. Lo abrís con “No em demanis la lluna”, con un aire tropical…
(Manyà) Esta es la que tira más a son cubano.

Y con una letra desenfadada y un tono humorístico. ¿Es la tónica de los calypsos y los mentos?
(Xèriff) Piensa que toda esta música era música popular, música que se hacía en la calle, que hacía la gente. Esta tradición viene de cuando todavía eran esclavos y se les prohibía tener tambores, es por eso que adaptaron los instrumentos europeos que habían a su manera de hacer música. Las letras que hacían hablaban de su día a día, muchas veces de manera irónica, pero claro, hablar de su día a día era hablar de la precariedad, de la falta de alimentos, de los problemas de vivienda… De todo. Hablan de su cotidianeidad, pero es que su cotidianeidad era dura. Lo que pasa es que tenían la gracia de hacerlo con versos humorísticos, pero evidentemente también había mucha crítica.
(Manyà) Con dobles y triples sentidos. Siempre tienen este punto irónico que los permite decir verdades pero camufladas.

La sigue “Taxation”. ¿Es una versión, verdad?
(Xèriff) Sí, es una versión de Prince Buster.

¿Es la única? ¿El resto son temas vuestros?
(Manyà) No. “No em demanis la lluna” es toda nuestra. Las letras, menos la de “Taxation”, también son nuestras. La música de las otras dos canciones lo hemos adaptado de calypsos antiguos.
(Xèriff) Para “Savi” hemos adaptado la melodía de ”Ugly Woman” de Roaring Lion. La música original de “Mamar no puc” se llama “Blu-*lu-*lup” y es de Lord Fly. La cosa está en que al principio, mientras íbamos montando la banda e íbamos reclutando a la gente, hacíamos versiones, que es lo más fácil para coger el estilo. Para empezar a tener temas lo que hicimos fue coger canciones ya hechas, versionarlas y cambiarles la letra. Ahora sí que estamos ya componiendo temas nuestros.

¿Las letras son de Xèriff?
(Xèriff) Sí, en general sí. Menos la de “Mamar no puc”, que es de Jaume Cuadrada (Mr. Freak), guitarra dels Cabrians. Era el bajista, pero ya no está con nosotros.
(Manyà) Por problemas de tiempo y horarios…

¿El próximo paso será sacar un álbum de temas propios?
(Ambos) Sí, en principio sí. Pero todavía queda lejos.

¿Antes giraréis un poco, no?
(Xèriff) Claro, y de ahí el EP, para no salir con las manos en los bolsillos, sino con material. A ver qué tal va este año de contratación, porque salimos con el tiempo un poco justo para llegar al verano.

La formación suele ser vosotros dos, Sergi Monlleó “Xèriff” (Dr. Calypso) a la voz y en Jordi Manyà (Dr. Calypso, Skatalà) al banjo y a la guitarra, Jordi Casas (The Slingshots, Sr. Canario) a la percusión, Pablo Loyal (Cadipsonyans) al ukelele, Pau Cullell al clarinete, Oriol Tonietti a la percusión y Tomas Pujol al bajo. ¿Es correcto?
(Xèriff) Sí. Los músicos que giraremos son los mismos que aparecemos en el disco. A la larga quizás añadiremos algún instrumento más, una trompeta… haría gracia un steel drum, que es un instrumento de percusión muy típico del Caribe, que es como un bidón.

“La idea también era poder reducir un poco la banda y hacerlo algo más suave y más acuerdo con nuestra edad… Y no tanto saltar todo el rato”

La presentación de “Bacanal” será el 24 de mayo a la Sala Upload dentro del festival Jump In The Line Weekend, pero ya habéis hecho un pequeño adelanto hace unas semanas tocando de teloneros de The Skatalites. ¿Cómo fue? ¿Qué tal el recibimiento?
(Manyà) Muy bien. La gente estuvo muy receptiva y parece que les gustó.

¿Con qué repertorio?
(Manyà) Ya tenemos un repertorio extenso, entre temas nuestros, versiones y adaptaciones.
(Xèriff) Sí, incluso tocamos algunos temas nuevos.

Ser una de las pocas bandas que practican este estilo en nuestro país, ¿os parece un handicap o una ventaja?
(Manyà) En el resto de España sí que hay algún grupo más, pero en Cataluña somos los únicos.
(Xèriff) Eso es lo guapo, que es un estilo no muy habitual. Hay un millón de grupos que hacen ska o rumba, pero calypso y mento no hay nadie.
(Manyà) Yo creo que es una ventaja.
(Xèriff) ¡Espero que sí, ya lo veremos! De entrada es lo que nos gusta hacer a nosotros. Con Dr. Calypso ya hacíamos algún calypso, que es algo que siempre nos ha gustado, así que no nos viene de nuevo.
(Manyà) Y la idea también era poder reducir un poco la banda y hacerlo algo más suave y más acuerdo con nuestra edad… Y no tanto saltar todo el rato.

¡No me lo creo!
(Manyà) Aunque acabamos saltando igual (risas).
(Xèriff) La sonoridad es muy diferente. El banjo, el ukelele… no son guitarras eléctricas enchufadas. No hay vientos, hay un clarinete que es una tonalidad muy diferente.

Antes hablábamos de Harry Belafonte (y el festival Jump In The Line Weekender toma el nombre de una tema suyo). ¿Es un referente para vosotros?
(Xèriff) A ver, tiene cosas buenas y es quien dio a conocer este estilo a nivel mundial. Pero quizás nos gusta más Mighty Sparrow, el ídolo de Trinidad. Yo lo había visto aquí a Barcelona y todo cuando vino a tocar hace unos años. También Lord Kitchener…