Mon Laferte se encuentra a punto comenzar la primera gira en su carrera que la llevará por varias capitales europeas y su comunidad de fanáticos crece a pasos descontrolados. Dicen de ella que es una artista real, humana, apasionada, fuerte, coherente con lo que dice, y por lo que me cuenta no me queda la menor duda. Durante el rato que estuvimos al teléfono me cuenta sobre su próximo disco, las nominaciones en los Grammy o lo poco que se fija en las reproducciones de sus vídeos. Y es que por paradojas del destino, ella se encontraba en Madrid -siendo yo español- y yo en Santiago de Chile -siendo ella chilena-.


Hola Mon, ¿cómo te trata Madrid?
Me encanta Madrid, quisiera venir con más tiempo y menos jet lag para disfrutar de la ciudad que es tan bonita.

Ya actuaste en España el año anterior pero esta gira es la primera con parada en Londres, Berlín y Paris. ¿Estás emocionada?
Estoy muy contenta, me tiene muy ilusionada. Las primeras siempre veces son emocionantes. También me gusta no saber qué público me voy a encontrar, seguramente sitios pequeños donde van latinos a oír música en español. La verdad es que me emociona un montón.

“La verdad me la pasé muy bien en el estudio con Omar. Confié plenamente en su trabajo”. 

Hace pocos meses pasaste por Capitol Studios en Hollywood para grabar tu último disco, ¿ya tiene nombre?
Sí, se llamará “Norma” y estará disponible a partir del nueve de noviembre.

¿Por qué decidiste grabarlo a la antigua, en una sola toma?
Tenía ganas desde hace tiempo. Precisamente me encontré muchos vinilos en Hollywood de mambo, salsa y de orquestas que se grababan así, en vivo. Entonces escuchando esa música me picó el bichito y quise probar. Siento que me di un gusto, un lujo. También hay una cuestión de decir: aquí se pueden hacer las cosas de otra manera, tratando de llevar la contraria al reino de autotune. Decidí irme al extremo opuesto y hacer que la música suene humana, suelta y real; me encantó la experiencia.

Lo has producido con Omar Rodríguez-López (The Mars Volta). ¿Cómo fue el tiempo en el estudio?
Casi que el trabajo fue de él. Yo compuse las canciones y se las mandé solo a guitarra y voz, a parte le di referencias que quería con respecto a los arreglos. Le entregué las canciones para que él -bajo su criterio- las vistiera con sus ideas. La verdad me la pasé muy bien en el estudio con Omar. Confié plenamente en su trabajo y estoy muy contenta, hicimos una linda amistad. De eso se trata finalmente, de tener onda con la gente con la trabajas y saber que estas en un mismo canal.

Con tu álbum anterior “La Trenza” (Universal, 2017), conseguiste tu primer premio Grammy y este año vuelves a estar nominada…
Sí, este año nuevamente nominada con “Antes de ti”, que no está en ningún álbum. Es una canción suelta que fue un regalo para los fans más fans. Sinceramente, una no hace música para recibir un premio pero obviamente se agradece.

Algunos artistas de la nueva escena española también tienen varias nominaciones como es el caso de Rosalía.
Sí, me parece super lindo lo que hace, canta muy bonito. La conocí el año pasado y es muy linda. 

Me pregunto si sabes algo sobre la polémica que hubo en redes por el número de reproducciones en tus vídeos de Youtube: se hablaba de boqueo y manipulación.
No creo; para ser honesta trato de concentrarme en hacer buena música y pasármela bien tocando, no en las reproducciones. Siento que hoy están demasiado valorados los números. Me volvería loca si estuviese pendiente de cuantas reproducciones tiene mi música.

Hace algunos meses le pregunté a tu compatriota Camila Moreno si pensaba que estábamos avanzando algo en materia de igualdad de géneros y me dijo que quería pensar que sí, ¿qué contestas tú?
Desde mi posición privilegiada en la música digo que sí avanzamos, pero si miramos el mundo en general estamos muy lentos. Todavía existen mujeres a las que les cortan el clítoris, y otras tienen que estar todas tapadas. Depende de hacia dónde mires; el mundo no ha avanzado mucho, estamos lejos.