"Nos gustan las dos palabras juntas: emo y punk"
Entrevistas / Llacuna

"Nos gustan las dos palabras juntas: emo y punk"

Luis Benavides — 11-05-2018
Fotógrafo — Archivo Llacuna

El revival emo tiene en Llacuna uno de sus máximos exponentes a nivel nacional. Son jóvenes y cuentan con un EP, “Llacuna” (Saltamarges, 17), pero les avala su buen hacer en otras bandas como Hurricäde o Turnstile –no confundir con los estadounidenses-. y su activismo musical a prueba de bombas. Albert, guitarra y cantante, responde nuestras preguntas. En las próximas semanas actuarán en festivales como The Fiest VI (Madrid, 18 mayo) y Actitud Fest (Vidreres, 27 julio)

Los cuatro miembros estáis repartidos por la geografía catalana. ¿Cómo lleváis la distancia?
Eric (bajista) y Eloi (batería) son de Manlleu, Gerard (guitarra) de Cassà de la Selva y yo estoy entre Viladamat y Barcelona. Decimos que somos de Sarrià de Ter (Girona) para ponerlo fácil cuando la gente nos quiere ubicar en una localidad. Tampoco es que esto sea algo tan raro, ahora mismo me viene a la cabeza un grupo como The New Year (ex-Bedhead), en el que sus miembros viven dispersados en varias ciudades de Estados Unidos y hasta componen los temas pasándose pistas de audio por Internet. Nosotros no hemos llegado a ese punto (risas).

Ensayáis en la mítica ATV de Sarrià de Ter...
Exacto. Nuestro punto de encuentro es la ATV. Ahí están nuestro local de ensayo, nuestros instrumentos y también parte de nuestros corazones. Algunas veces también ensayamos en un local que Eric y Eloi comparten con otros colegas a las afueras de Vic.

Contadnos un poco qué significa la ATV para vosotros y para la escena más alternativa.
Hace ya veinticinco años que en Sarrià de Ter, un pueblo pegado a Girona, existe un colectivo, la Asociación Cultural Apaga la Tele (ATV) y su centro social autogestionado, que es el verdadero promotor de la música alternativa y en vivo de la zona. Girona es una ciudad un poco aburrida, tirando a aburguesada y demasiado de postal -el Barri Vell hace décadas que no es un barrio canalla en el que haya una auténtica vida de barrio y pasen cosas en la calle-. Suerte que existe el ATV y su asamblea, que dan vida a la zona a nivel musical desde la autogestión. Un tesoro a preservar. Nosotros también hemos empezado a participar en la asamblea y queremos sumar y echar una mano a mantener viva la actividad del ATV y su espíritu.

¿Por qué Llacuna?¿Qué os evoca o creéis que puede evocar?
Pues es la típica historia en la que se tiene que decidir el nombre del grupo, se hace un listado de propuestas y al final sale un nombre ganador. En este caso, Gerard es quien se lo sacó de la manga. Nos gustó cómo sonaba, también por la estética de la palabra escrita y por sus significados. Llacuna -laguna en castellano- significa vacío, olvido, defecto... Pega mucho con nosotros (risas).

Los cuatro habéis tocado en grupos variopintos, desde el hardcore melódico al post-hardcore, pero aquí hacéis algo bastante diferente: emo punk.
Sí, normalmente los grupos se resisten a ser etiquetados por un género o estilo, pero la verdad es que en nuestro caso no nos molesta en absoluto que nos digan que somos un grupo de "emo punk" porque al final nos sentimos identificados con grupos que han sido encasillados bajo esta etiqueta también. En el minuto cero de montar este grupo no estaba claro qué saldría exactamente pero sí teníamos la premisa que queríamos hacer algo dentro del punk y ya hablábamos de grupos como Sport o Crash Of Rhinos.

Quizá lo que más se asemeja de todo lo que habéis hecho previamente es Turnstile, ¿no? Tenía su punto emo, en catalán...
Seguramente, por ser un grupo que también potenció la emotividad melódica podríamos decir que Llacuna se parece a Turnstile en este sentido. Y al fin y al cabo la base rítmica de Llacuna es la misma que en Turnstile y esto se nota. Y se le sumas que también cantamos en catalán, pues la comparación es irremediable. Y, oye, con mucha honra.

La formación ha sufrido algunos cambios desde sus inicios. Eso es algo que quizá no todo el mundo conoce...
La primerísima formación, desde julio del 2015 hasta noviembre del 2016, justo antes de ir a grabar el EP de debut, era con Oskar (Hurricäde, Tano!) a la guitarra y más tarde al bajo, y Eric todavía no estaba. Todas las líneas de bajo del disco están creadas y grabadas por él. Al final Oskar sale de la banda por un tema de motivación artística, porque la verdad es que nos queremos mucho entre nosotros. Hay mucho amor, sin penetración, pero mucho amor (risas).

Albert, tú eres la gran sorpresa del grupo.
¡Y menuda sorpresita! (risas) Bueno, soy el único de los cuatro que no está asociado a ninguna banda anterior más o menos conocida, así que en este sentido sí. He tenido varios grupos, pero Llacuna es el primero más o menos serio y conocido en el sentido de sacar un disco, ensayar y tocar con regularidad, montar giras, etc.

Un día me contaste que tocas las guitarra desde muy pequeño.
Sí, con siete u ocho años ya tenía interés en rockear y rasguear el instrumento. Mis padres nunca han sido muy melómanos a nivel musical -tampoco es que pudieran permitírselo cuando eran jóvenes, la verdad- pero aun así por casa corría algún que otro disco rockero interesante gracias a mi madre (mi padre es más de sardanes y boleros... Joder... ¡Gracias mamá!) como el "Rust Never Sleeps" de Neil Young, "The Wall" de Pink Floyd o “Dirty Deeds Done Dirt Cheap” de AC/DC. Bueno, el último era de mi tío, lo vi en su casa y me lo regaló. Estos discos me marcaron profundamente cuando los descubrí. También Raimon, que es lo que ponían habitualmente mis padres en casa y en el coche. De ahí a incordiar hasta que mi madre me apuntó a clases de guitarra con nueve años. La putada es que el profesor me obligó primero a tocar la guitarra española cuando yo sólo tenía ojos para la guitarra eléctrica, que llegó más tarde, con once o doce años. En fin, y volviendo a Llacuna, estoy muy contento de tener un grupo pro-activo de verdad, con ganas, y sobre todo del hecho de compartirlo con Gerard, Eloi y Eric.

Volviendo a las etiquetas, ¿qué es para vosotros el emo punk? ¿Una versión más destripada del emo, una versión más visceral?
Nos gustan las dos palabras juntas: "emo punk", igual más que "emo core", sí. Y si quieres acortarlo aún más, al fin y al cabo creo que todo se reduce en que somos un grupo de punk. Tocamos y comunicamos más con actitud que con pulcritud, somos un grupo que funciona a lo "Juan Palomo, yo me lo guiso, yo me lo como" y, en general, vamos a nuestra bola en la mayoría de aspectos. No sabría decirte qué es emo punk y qué no exactamente, pero intuyo lo que dices por las canciones que hemos sacado y te doy la razón.

En “Pumba” tenéis una trompeta heredera de American Football, pero el resto del disco tiene otros referentes. ¿Qué bandas han influenciado la formación de Llacuna? Citabas antes a Sport y Crash Of Rhinos.
La lista es interminable pero si se puede resumir de alguna manera te diría justamente Sport y Crash Of Rhinos, pues son los dos grupos que más hemos tenido presentes los cuatro hasta la fecha en relación con Llacuna. Dos grupos muy distintos, hay que decirlo. Los primeros más directos y los segundos más complicados. Y aquí hay que sumar las fuertes señas de identidad de cada uno que vienen de serie a la hora de tocar. Sinceramente, creo que Eloi y Eric tienen mucho de Hot Water Music dentro, Gerard del screamo en general, y yo de Aina y del indie-rock americano de los noventa, en general. Esto es así.

Y del llamado nuevo emo o emo revival, ¿qué bandas escucháis y nos recomendáis?
No pararíamos... Personalmente, y no sé si son estrictamente "emo revival", últimamente estoy escuchando Øjne (más en la órbita screamo), Bayoné, Del Paxton o Remo Drive. También dentro de la órbita emo, Wild Animals. Ah, y Eloi hace poco nos ha enseñado algún vídeo casero de Holding Patterns, el nuevo grupo que han montado algunos miembros de Crash Of Rhinos.

El mastering de vuestro primer trabajo se lo habéis confiado a un 'pope' de este subgénero, el responsable del acabado de discos de Hop Along, Sport...
Conocíamos a Ryan Schwabe porque había trabajado con estas bandas que comentas y recurrimos a él porque en Ultramarinos iban muy liados para hacer el master y no podíamos tenerlo para las fechas que queríamos. Estamos contentos con el resultado de Ryan, y por su rapidez y buen feeling.

Después de pegaros algunas escapadas por España, ¿para cuando Europa?
Ganas e ideas no faltan, y medio habladas con algunos grupos amigos, pero para una primera gira europea esperaremos a sacar un segundo disco, que ya estaremos más rodados.

Para acabar, en la línea de las dos anteriores, ¿planes de futuro a corto o medio plazo con la banda?
Ahora mismo, presentar el EP donde podamos, tanto en Catalunya como por la península, hasta verano. Luego, seguro que paramos para acabar de cocer algo nuevo y poder salir otra vez con ganas y con cosas nuevas a contar. También creo que nos hemos sorprendido a nosotros mismo de meternos en el reto de adaptar el repertorio con guitarras acústicas, un ukebass y un mini-set de batería. Hemos tenido la oportunidad de tocar así en Ultra-Local Records y en las D9Ràdio Live Sessions y no descartamos seguir haciéndolo en el futuro.

Lo siento, debes estar para publicar un comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.