“Que raro suena “KFM”, parecen las siglas de un restaurante de comida rápida” dice Óscar, uno de los dos integrantes de Kids From Mars, junto a su compañero Roger. Su juventud y sus ganas de pasárselo bien se palpan en cada respuesta que nos dan. Aunque ojo, su conciencia en hacer las cosas bien y de forma profesional afloran en cada rincón de su música y de su modus operandi. Sin duda, son una promesa de la escena pop independiente. Lo tienen muy claro y van a por ello.

Parece casi obligatorio preguntar sobre vuestra edad. Unas preguntas que tal vez estáis un poco cansados de oír.
(Roger) Bueno, es lo que hay. Sabemos que es lo normal y no nos molesta.

¿Creéis que por ser tan jóvenes la gente, al menos al principio, no os tomaba muy en serio?
(Óscar) Eso pasaba, la verdad. Parece que solo les importaba nuestra edad y no como sonábamos.
(Roger) Realmente tenemos que dar muchas gracias al Vida porque el primer concierto lo hicimos en la presentación del Vida y fue como una forma de decir que somos serios y aquello iba en serio. Cuesta mucho confiar en unos niños de 15 años al principio.

¿Como vivís eso de hacer giras, gravar videoclips, etc.? De un día para otro habéis pasado de verlo por la pantalla del ordenador a estar vosotros ahí.
(Óscar) Una pasada sinceramente. Aunque en ocasiones es un pelín agotador.
(Roger) Piensa que estábamos haciendo cuarto de la ESO y teníamos que hacer exámenes y hacer conciertos a la vez. Ahora todo el fin de semana estamos fuera.

¿Y como se combina el cole y esta vida de adulto?
(Roger) Pues el año que viene lo veo muy chungo. Sinceramente te lo digo, no se como lo haré.

Ya hablando de vuestro sonido, ¿cuándo empieza todo esto? ¿En quien os fijáis?
(Roger) Antes teníamos una banda de punk. El verano pasado le envié un WhatsApp a X proponiéndole hacer algo nuevo. Estábamos escuchando grupos como Neighborhood o Twenty One Pilots y pensamos en hacer algo siguiendo esta corriente. Trabajamos todo el verano, básicamente quedamos todos los días del verano. Nuestro objetivo es avanzar. Además, ahora será cuando saquemos los temas guays, ahora viene.

“Intentamos hacer lo que nos gusta siempre que tenga una calidad que nosotros consideremos aceptable y que a la gente le pueda gustar”.

Os han definido de muchas maneras, ¿pero como os definís vosotros?
(Roger) Es raro en verdad. Depende de la persona. Para mí somos Pop. Lo que intentamos es ser una banda seria y que la gente se lo pase bien con nosotros. Por eso intentamos darlo todo en los conciertos y darle mucha caña.
(Óscar) Si pudiésemos definir Kids From Mars con una palabra seria naturalidad.

Y ahora que hablabais de profesionalidad, ¿que os diferencia de una banda amateur de gente de vuestra edad?
(Roger) Yo creo que es el compromiso y hacer algo diferente. Nosotros pensamos en el futuro y creemos que para llegar lejos tienes que ser profesional. Por ejemplo, llevar la misma estética, que hace que la gente diferencie entre nosotros y la gente a pie de calle.

A veces, en estas bandas tan jóvenes que salen como vosotros, hay propensión a que alguien desde encima les dirija. ¿Tenéis miedo a convertiros en un producto?
(Roger) Intentamos hacer lo que nos gusta siempre que tenga una calidad que nosotros consideremos aceptable y que a la gente le pueda gustar. Tenemos que pensar en algo que nos guste a nosotros pero que también guste a los demás.
(Óscar) Intentamos no vendernos, pero también gustar, está claro.

En una entrevista dijisteis que no os gusta la música que escucha la gente de vuestra edad. ¿Y que escucháis?
(Roger) ¡Ya! Bueno, ¡eso ha cambiado totalmente! Dijimos que nosotros podíamos escucharlo, pero no lo escuchábamos normalmente. Pero la verdad es que ahora si. Ahora escucho trap argentino, como por ejemplo Duki. Excepto reggaetón, por ahí no paso.
(Óscar) Tengo que decir que leí este titular y realmente no dijimos eso. Yo soy bastante diferente a los gustos musicales de Roger. Escucho indie pop indie rock, bandas como The Neigborhood, Twenty One Pilots, Mac Demarco, Boy Pablo, Gus Dapperton… También me gusta mucho el Bedroom Pop.

¿Cuál es la experiencia más increíble que os ha regalado la música?
(Roger) Tocar en el Apolo y conocer a toda la gente que había allí. Era en el Desconcert de Icat. Fue un bombazo, se acercó un hombre trajeado con un montón de cámaras detrás y nos vino a saludar. Ni idea de quien era. Y resulta que era el vicepresidente de la Generalitat. Y bueno, a muchísimos grupos y artistas.
(Óscar) Para mí conocer gente y que esta gente haya acabado siendo tan importante en mi vida.

El sueño más grande de Kids Froms Mars
(Roger) Hacer Crowd Surfing, sin ninguna duda.
(Óscar) ¡Que va tio! Si la gente te toca… Si podemos decir un sueño a lo grande, Lollapalooza en Sud América. Más cercano el Primavera Sound.

¿Cual es el próximo paso de Kids From Mars?
(Roger) Hice una apuesta. Si el año que viene tocamos en el Primavera tocaré el último tema en calzoncillos.