“He querido recordar cómo era ser joven, inocente y muy poderoso al mismo tiempo”
Entrevistas / Metronomy

“He querido recordar cómo era ser joven, inocente y muy poderoso al mismo tiempo”

Beatriz H. Viloria — 05-07-2016
Fotógrafo — Archivo

Joseph Mount, líder y creador de Metronomy, es ahora un padre de familia con pocas ganas de salir, pero muchas de seguir creando recuerdos nuevos con su proyecto mientras nos hace bailar al resto. Con su quinto trabajo, “Summer 08” (Because Music), heredero directo de su celebrado “Nights Out” (2008), ha intentado recuperar los recuerdos de un verano perdido. Con la lluvia parisina de telón de fondo (Joseph vive en la capital francesa con su pareja y sus dos hijos), el británico nos atiende al teléfono.


Has estado investigando distintos estilos de música de baile a lo largo de los años con Metronomy. Entonces, ¿por qué volver ahora a “Nights Out”? Has descrito “Summer 08” como la continuación de ese segundo disco…
Sí, algo así. “Nights Out” fue la primera introducción a Metronomy para mucha gente, para la gente que estaba interesada. Ese álbum es muy significativo porque fue el primero, con el que verdaderamente empezó mi carrera. Todo lo que ha ocurrido entre ese lanzamiento y ahora, empezó con ese álbum. Por eso siempre ha sido muy importante para mí, y me gusta muchísimo. Sentía que era un buen momento para demostrar lo mucho que significa para mí y lo ligado que aún me siento a ese sonido.

¿Y en aquel momento ya te planteaste el volver a ese disco en el futuro?
Sí, se me ocurrió inmediatamente después. El verano de 2008 fue el primero que salimos de gira, y desde entonces no hemos tenido ni un verano libre. Después de publicar “Nights Out”, tenía ganas de sacar otro titulado “2008” que tratase sobre ese verano perdido, el verano que podríamos haber tenido de no haber estado de gira. Me parecía una buena idea, pero nunca lo hice, me preocupé de otros asuntos y grabé “The English Riviera” (2011) y luego “Love Letters” (2014).

¿Cómo fue retomar el espíritu de “Nights Out” diez años más tarde?
El tema es que para mí es algo natural, me resulta natural hacer música. Todo lo que he hecho después lo he grabado de la misma manera. Es un disco natural y fácil, suena a lo que hago sin pensar en nada en particular.

¿Cuál es el mayor cambio que has experimentado desde la grabación de ese álbum?
La principal diferencia es que ahora tengo hijos y no tengo tiempo para nada (risas). Con los dos primeros discos, cuando tenía veintipocos años, me podía pasar toda la noche delante del ordenador, me daba ese gusto. Ahora no puedo hacer eso, aunque con “Summer 08” tuve dos semanas para grabar en las que no me tuve que ocupar de mis hijos y pude relajarme y entregarme a la música. Sin embargo, aun no teniendo tanto tiempo como antes, he trabajado de la misma manera. Todo ha cambiado y nada ha cambiado.

Si pudieras volver a 2008 y darle un consejo al Joseph veinteañero, ¿qué le dirías?
(Risas) Tiene gracia, porque mi actitud es la misma. Ya en 2008 me sentía confiado en cuanto a mi carrera, sentía que llegaría a este punto. Simplemente le diría, “No te preocupes, todo está bien, sigue haciendo lo que haces”.

¿Qué recuerdos tienes de esas salidas nocturnas? ¿O son todos difusos?
Mi experiencia está muy ligada a la banda y tengo cientos de recuerdos increíbles. Nunca me ha ido mucho lo de ir a bailar a discotecas y tomar drogas, pero me gusta escuchar música a un volumen muy alto. Tengo muy buenos recuerdos.

“Resulta interesante ver cómo todos esos pensamientos inocentes de la juventud se han transformado en lo que te ha convertido en una persona de éxito”

¿Y qué pinta tienen esos recuerdos desde la perspectiva de la experiencia?
Siento que tengo suerte porque, al estar en una banda, puedes ir a conciertos sin sentirte demasiado mayor. Sin embargo, en mi vida privada, estoy mayor para salir. Echo la vista atrás, y bueno… A nivel profesional todavía puedo ir a sitios y crear nuevos recuerdos.

Entonces, ¿cuándo fue la última que saliste?
Probablemente en 2008 (risas). No, a ver, cuando salimos de gira nos gusta buscar una discoteca indie donde suenen The Smiths o Phoenix. Creo que la última vez fue en Munich, el año pasado.

¿Y encontrasteis alguna en España?
Una de las últimas veces que estuvimos allí fue en el Primavera Sound, era una de las primeras fechas de la gira de “Love Letters”, y fue un concierto increíble, tocamos a las tres de la mañana. Lo que pasa es que cuando damos conciertos no solemos tener mucho tiempo para dar una vuelta, lo cual es una pena, y acabamos quedándonos en el hotel. Sin embargo, la última vez que estuvimos en España -en el Festival SOS 4.8 de Murcia de 2015- llegamos un día antes, pero la mujer de Gbenga (Adelekan, bajista) se puso de parto el día de nuestra actuación y tuvo que volver a Inglaterra. Tocamos sin él, y, de hecho, no llegó al nacimiento de su hijo. Fue una locura. Por ese motivo, España siempre va a ser importante.

¿Están inspiradas estas canciones en cómo ves ahora a tu versión más joven o en situaciones actuales?
Es una mezcla. Creo que estaba intentando recordar cómo me sentía entonces. Cuando tenía unos 25 años, tenía una idea muy definida por mi edad sobre el mundo de la música, el mundo en el que vivía y las otras bandas que existían. Por tanto, ahora resulta interesante el haber tenido éxito y ver cómo todos esos pensamientos inocentes se han transformado en lo que te ha convertido en una persona de éxito. Mi “yo" joven tenía el control sobre mi “yo" actual, y esa era una responsabilidad muy grande para esa edad. Intentaba echar la vista atrás y ver lo que sentía en un momento en el que no sabía lo que iba a pasar ni en qué me iba a convertir. Recordar cómo era ser joven e inocente, pero muy poderoso al mismo tiempo, sin saberlo.

¿Te ha invadido la nostalgia?
En cierto modo, pero creo que tengo la suerte de seguir haciendo lo que hacía antes, así que es una nostalgia diferente, pues no hay nada que eche de menos.

“Trabajar con Mix Master Mike ha sido un sueño. Mi yo adolescente estaba obsesionado con él”

Con “Love Letters” te pasaste a un proceso de trabajo más artesanal. ¿Has vuelto al ordenador?
Si escuchas el disco, es como los primeros de Metronomy, tiene elementos de todos los anteriores. Recuperé la actitud que tenía al principio, pero creo que este disco no podía existir si no hubiera hecho los anteriores. Es artesanal pero también he trabajado con ordenadores. Es mucho más relajado que los otros trabajos.

Vuelve a colarse una voz femenina en uno de tus temas. Este caso, la de Robyn en “Hang Me Out To Dry”.
Sí, en “The English Riviera” conté con Roxanne Clifford de Veronica Falls para “Everything Goes My Way". Pero es la primera vez que lo hago con alguien famoso, y creo que la gente tiene ganas de escuchar la canción porque canta Robyn (risas). Es la primera vez que uso a otra persona para ayudarme a promocionarme a mí mismo.

¿Surgió esta colaboración a raíz del tema que hicisteis juntos para la película “Partisan”?
Sí, porque de hecho la colaboración tuvo lugar no hace mucho. Durante un tiempo yo cantaba el tema entero, y luego empecé a pensar que necesitaba una voz femenina.

¿Y describe una situación real de 2008?
No literalmente (risas), no, pero se supone que trata sobre una pareja de novios que llevan juntos desde la adolescencia, es una canción muy romántica.

¿Cómo fue trabajar con un colaborador de Beastie Boys?
Un sueño. Mi “yo" adolescente estaba obsesionado con Mix Master Mike. Y creo que esto es lo que pasa cuando estás en una banda y te sientes cómodo, te va bien y estás feliz. Piensas, “Voy a meter a un dj para que haga scratching y voy a contactar con el tipo que me obsesionaba, a ver qué pasa”. He vivido mi sueño adolescente. Fue perfecto.

¿Sigues considerando Metronomy como un hobby?
Sí, por supuesto. Lo es todo para mí. Es mi hobby, mi medio de vida y con lo que doy de comer a mi familia, pero no deja de ser lo más divertido que hago.

Más apariciones estelares: todo el mundo pareció emocionado al ver a un actor de "Juego de Tronos" en el videoclip de “Old Skool”. ¿Sigues la serie?
Tiene gracia, porque está el actor de Juego de Tronos y también aparece una actriz irlandesa famosa, Sharon Horgan, de la serie "Catastrophe". Cuando me mandaron el vídeo, reconocí al tipo, pero no fue hasta que se lanzó que me di cuenta de quién era. Vi las primeras temporadas, pero hace tiempo que la dejé. Sin embargo, los chicos del rodaje están obsesionados con la serie, y más aún con la Guardia de la Noche. Me gusta, pero no soy muy fan y no voy al día.

¿Y qué te parecería hacer un cameo como ya hicieron Coldplay o Sigur Ròs?
(Risas) Claro, ¿por qué no?

Lo siento, debes estar para publicar un comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.