"Nunca he estado contento del todo con ningún disco”
Entrevistas / Joan Colomo

"Nunca he estado contento del todo con ningún disco”

Luis Benavides — 11-04-2016
Fotógrafo — Iván Casterblog

Joan Colomo publica “Sistema” (B-Core, 16), una muy variopinta colección de canciones en castellano y catalán unidas por un sutil hilo conductor. Aunque dejemos que sea el propio artista quien nos descubra las claves de la inspiración para este quinto trabajo.

“La definición de sistema, como conjunto de cosas que relacionadas contribuyen a un determinado objeto, me gustaba. Todo lo que nos rodea forma parte de sistemas, todas las cosas tiene sentido al lado de otras cosas”. Este nuevo disco de pop inspiradísimo, a veces más intimista, otros más bailable, empieza con “Nada” y acaba con “Todo”. “Son dos conceptos con mucha trascendencia, pero hay otras canciones con aproximaciones a temas profundos. Eso sí, siempre desde mi perspectiva de inculto total”. Para muchos Colomo, sin embargo, es algo así como un cantautor genial, un punk erudito con una visión de la realidad única e inimitable, como un niño grande, siempre despierto y curioso. “La filosofía no es más que darle vueltas a cosas que aparentemente no tienen nada. Cada vez me cuesta más buscar temas diferentes, y por eso acabé escribiendo un homenaje a los objetos en ‘Les coses’. Nadie reivindica sus derechos”. En esta línea entre naïf y surrealista, el catalán de raíces navarras dedica una canción al aguacate en “Fruit Tropical”. ¿Quién dijo que este disco sería el de la madurez? “Me sabe mal porque no es un producto de proximidad y se consume mucho petróleo para traerlo hasta aquí, pero me vuelven loco”.

Grabado entre Cal Pau y Ultramarinos Costa Brava, “Sistema” cuenta con la participación de músicos habituales como Pablo de The Unfinished Sympathy, Xavi de Zeidun y Guillem de Surfing Sirles, así como las percusiones de Marc Clos y unos preciosos coros de Inés, bajista de La Célula Durmiente. También han colaborado gente de Biscuit, de Les Sueques… Y Santi Garcia, el buen amigo y productor de confianza, se ha encargado de homogeneizar el sonido de este rompecabezas hecho disco. “Son temas muy distintos, con muy diferentes instrumentaciones, pero se nota que forman parte de la misma grabación. Grabarlos durante un tiempo limitado, unos cinco días, ayuda mucho a darle coherencia”. Buen ritmo, el de Colomo. “Ya van cinco discos en seis años, y me gustaría que fuera el último de una etapa. Los cinco tienen el mismo rollo, como escupidos, porque no he parado en ningún momento para pensar, y eso es algo que me gustaría cambiar en los próximos discos. He hecho cosas que han quedado bien, porque a veces suena la flauta, pero nunca he estado contento del todo con ningún disco”. Lo dicho, genio y figura.

Lo siento, debes estar para publicar un comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.